Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Leo Szilard

Leo Szilard

Nació en Budapest, Hungría, el 11 de febrero de 1898, en el seno de una familia judía.   Fue hijo del ingeniero de construcción civil, de apellido Spitz y su nombre de nacimiento fue por tanto Leo Spitz, pero se lo cambiaron por Leo Szilard en 1900.

Todavía en su ciudad natal fue matriculado en la Reáliskola en 1908 hasta graduarse en 1916.   Ese mismo año ingresó a la Universidad Técnica de Budapest para estudiar ingeniería, pero fue enrolado en el Ejército Austro-Húngaro como candidato a oficial y recibió su baja honorable al finalizar la Primera Guerra Mundial.

Reanudó sus estudios universitarios pero decidió abandonar Hungría debido al creciente antisemitismo durante el gobierno de Horthy que introdujo numerosas limitaciones para los estudiantes judíos en Hungría.   Por esa razón emigró a Alemania en 1919.   En Berlín se matriculó en la Technische Hochschule de Berlin-Charlottenburg.   Entusiasmado por la calidad de los profesores de física decidió cambiarse de facultad recibiendo clases de Einstein, Planck y Max von Laue.

En 1922, recibió el reconocimiento de Einstein por su disertación sobre "Uber die thermodynamischen Schwankungserscheinungen" (Manifestación de la Fluctuación Termodinámica) recibiendo los máximos honores como estudiante destacado.

Recibió su doctorado en Física en la Universidad Humboldt de Berlín.   En 1924, fue designado asistente del profesor von Laue en el Instituto de Teoría Física de la Universidad de Berlín.   En 1927 terminó su habilitación en la Universidad de Berlín y fue nombrado Privatdozent (docente privado) en Física.

En Berlín trabajó en numerosos inventos y descubrimientos.   En 1928 solicitó la patente para el Acelerador Lineal de Partículas y en 1929 presentó la patente de su invento, el Ciclotrón y ese mismo año identificó el Bit de información.   Otro trabajo destacado fue la idea del microscopio electrónico.

Fue físico, biofísico y un científico de conciencia trabajando muy arduamente.   En 1933 después del descubrimiento de la fisión del Uranio, Szilard abandonó Alemania debido a las leyes anti-judías.

Cuando se enteró de los descubrimientos alemanes sobre la fisión nuclear, inmediatamente realizó una serie de experimentos en colaboración con Enrico Fermi, para determinar si la teoría era correcta.

En Estados Unidos trabajó con Fermi para comprobar la factibilidad de la reacción en cadena y luego formó parte del Proyecto Manhattan.  Siendo un físico de conciencia, hizo grandes esfuerzos para convencer al Presidente Truman que no usara la bomba atómica, pero no fue escuchado.   En una entrevista dijo, "Truman no entendió de qué se trata todo esto."   Según Szilard, un científico debe ser responsable de las implicaciones que puede tener su trabajo.

En 1945 firmó una petición junto con otros científicos para que no se usara la bomba atómica contra el Japón.   Pero no fueron escuchados.   Después de la guerra se sumó a los esfuerzos para controlar el armamento nuclear y debido a las negativas de los políticos abandonó su carrera para dedicarse a la Biología, algunos de cuyos escritos que fueron publicados póstumamente.

Leo Szilard falleció en 1964.


Actualizado: 02 febrero/2011