Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General Mariscal de Campo Hajime Sugiyama

Hajime Sugiyama

Hajime Sugiyama nació el 01 de enero de 1880 en el seno de una familia de samurais de Kokura, hoy parte de la ciudad de Kitakyushu en la Prefectura de Fukuoka. Sugiyama fue comisionado como teniente de infantería en 1901 después de graduarse en la 12ª Clase de la Academia del Ejército Imperial Japonés.

En 1910 se graduó en la 22ª Clase de la Academia de Estado Mayor del Ejército y fue asignado al Estado Mayor del Ejército y luego enviado como Agregado Militar a Filipinas y después a Singapur en 1912.

Fue ascendido a Mayor en 1913 y durante la Primera Guerra Mundial en 1915 fue nombrado Agregado Militar en la Embajada de Japón en la India.

A su regreso a Japón, Sugiyama fue ascendido a Teniente Coronel y nombrado comandante del 2º Batallón Aéreo en diciembre de 1918. Era un ferviente partidario de la aviación militar, y después de su ascenso a Coronel en 1921, se convirtió en el primer jefe del Servicio Aéreo del Ejército Imperial en 1922.

En mayo de 1925, Sugiyama fue ascendido a Mayor General y en junio de 1930 fue nombrado Vice Ministro de Guerra encargado. En agosto, fue ratificado como Vice Ministro de Guerra y ascendido a Teniente General. En marzo de 1933 fue nombrado Comandante en Jefe del modernizado Servicio Aéreo del Ejército Imperial Japonés. En noviembre de 1936 fue ascendido a General.

Aunque nunca fue designado para un cargo político, excepto cuando fue titular del Ministerio de Guerra, pero cuya función era más militar que política, a Sugiyama se le considera un político nacionalista. Empezó en la facción Toseiha, liderada por Kazushige Ugaki, Koiso Kuniaki, Yoshijiro Umezu, Tetsuzan Nagata y Hideki Tojo. Ellos se ponían a la facción radical Kodaha de Sadao Araki. Pero posteriormente ambas facciones se combinaron en el movimiento Facción Imperial, y Sugiyama se convirtió en uno de los ideólogos del movimiento.

Poco después del Incidente del 26 de febrero, Sugiyama fue nombrado Ministro de Guerra. Bajo su dirección, la situación entre las fuerzas japonesas en Manchukuo y la resistencia China se hizo más severa, desembocando en el Incidente del Puente Marco Polo y la invasión de la provincia de Shanxi.

Por corto tiempo, Sugiyama aceptó un comando de campo como Comandante General de la Guarnición del Ejército de la Zona Norte de China y Mongolia, cargo que ocupa en diciembre de 1938.

A su regreso a Japón, en 1939 Sugiyama fue nombrado Jefe del Santuario de Yasukuni en Tokio, cargo que ocupó por corto tiempo. El 03 de octubre de 1940, sucede al príncipe Kan'In Kotohito como Jefe del Estado Mayor Imperial del Ejército. Desde tan importante cargo fue uno de los altos oficiales del Ejército que ejercían presión para responder con acciones bélicas las represalias políticas de las potencias occidentales. Sin embargo, el 05 de septiembre de 1941, al borde de la guerra contra los Estados Unidos y Gran Bretaña, Sugiyama fue severamente reprendido por el Emperador Hirohito cuando desafió a los demás oficiales del Alto Mando asegurando que podría obtener una victoria rápida sobre las potencias occidentales, el Emperador le recordó que en 1937 predijo que China sería totalmente ocupada en tres meses, pero luego se encontró con una fiera resistencia que parecía interminable.

El 21 de junio de 1943, Sugiyama fue honrado con el título de Gensui Rikugun Taishō , Mariscal del Ejército. Pero a medida que los frentes de guerra se derrumbaban, Sugiyama fue relevado de su cargo de Jefe del Estado Mayor General el 21 de febrero de 1944, siendo reemplazado por el General Hideki Tojo, quien continuó sirviendo al mismo tiempo como Primer Ministro.

Entonces, Sugiyama fue nombrado Inspector General de Entrenamiento Militar, que seguía siendo uno de los más prestigiosos puestos en el ejército. Pero, tras el derrocamiento de Tojo en 1944, Sugiyama otra vez fue nombrado Ministro de Guerra. En julio de 1945, se le pidió que asumiera el mando del Primer Ejército, con la responsabilidad de dirigir las defensas del territorio japonés contra la esperada invasión aliada. Sus preparativos fueron inútiles pues luego del lanzamientos de las bombas atómicas el Emperador decidió ordenar deponer las armas.

El día 12 de setiembre de 1945, diez días después de la capitulación de Japón y luego de terminados los preparativos para la disolución del Ejército Imperial Japonés, Sugiyama cometió suicidio disparándose cuatro veces en el pecho con su revólver mientras está sentado en el escritorio de su oficina. En su casa, su esposa también se suicidó.

Hajime Sugiyama fue enterrado en el cementerio de Tama, en Fuchu, Tokyo.

Hajime Sugiyama nació el 01 de enero de 1880 en el seno de una familia de samurais de Kokura, hoy parte de la ciudad de Kitakyushu en la Prefectura de Fukuoka. Sugiyama fue comisionado como teniente de infantería en 1901 después de graduarse en la 12ª Clase de la Academia del Ejército Imperial Japonés.

En 1910 se graduó en la 22ª Clase de la Academia de Estado Mayor del Ejército y fue asignado al Estado Mayor del Ejército y luego enviado como Agregado Militar a Filipinas y después a Singapur en 1912.

Fue ascendido a Mayor en 1913 y durante la Primera Guerra Mundial en 1915 fue nombrado Agregado Militar en la Embajada de Japón en la India.

A su regreso a Japón, Sugiyama fue ascendido a Teniente Coronel y nombrado comandante del 2º Batallón Aéreo en diciembre de 1918. Era un ferviente partidario de la aviación militar, y después de su ascenso a Coronel en 1921, se convirtió en el primer jefe del Servicio Aéreo del Ejército Imperial en 1922.

En mayo de 1925, Sugiyama fue ascendido a Mayor General y en junio de 1930 fue nombrado Vice Ministro de Guerra encargado. En agosto, fue ratificado como Vice Ministro de Guerra y ascendido a Teniente General. En marzo de 1933 fue nombrado Comandante en Jefe del modernizado Servicio Aéreo del Ejército Imperial Japonés. En noviembre de 1936 fue ascendido a General.

Aunque nunca fue designado para un cargo político, excepto cuando fue titular del Ministerio de Guerra, pero cuya función era más militar que política, a Sugiyama se le considera un político nacionalista. Empezó en la facción Toseiha, liderada por Kazushige Ugaki, Koiso Kuniaki, Yoshijiro Umezu, Tetsuzan Nagata y Hideki Tojo. Ellos se ponían a la facción radical Kodaha de Sadao Araki. Pero posteriormente ambas facciones se combinaron en el movimiento Facción Imperial, y Sugiyama se convirtió en uno de los ideólogos del movimiento.

Poco después del Incidente del 26 de febrero, Sugiyama fue nombrado Ministro de Guerra. Bajo su dirección, la situación entre las fuerzas japonesas en Manchukuo y la resistencia China se hizo más severa, desembocando en el Incidente del Puente Marco Polo y la invasión de la provincia de Shanxi.

Por corto tiempo, Sugiyama aceptó un comando de campo como Comandante General de la Guarnición del Ejército de la Zona Norte de China y Mongolia, cargo que ocupa en diciembre de 1938.

A su regreso a Japón, en 1939 Sugiyama fue nombrado Jefe del Santuario de Yasukuni en Tokio, cargo que ocupó por corto tiempo. El 03 de octubre de 1940, sucede al príncipe Kan'In Kotohito como Jefe del Estado Mayor Imperial del Ejército. Desde tan importante cargo fue uno de los altos oficiales del Ejército que ejercían presión para responder con acciones bélicas las represalias políticas de las potencias occidentales. Sin embargo, el 05 de septiembre de 1941, al borde de la guerra contra los Estados Unidos y Gran Bretaña, Sugiyama fue severamente reprendido por el Emperador Hirohito cuando desafió a los demás oficiales del Alto Mando asegurando que podría obtener una victoria rápida sobre las potencias occidentales, el Emperador le recordó que en 1937 predijo que China sería totalmente ocupada en tres meses, pero luego se encontró con una fiera resistencia que parecía interminable.

Sugiyama recibió el rango honorario de Mariscal de Campo en 1943. Pero a medida que los frentes de guerra se derrumbaban, Sugiyama fue relevado de su cargo de Jefe del Estado Mayor General el 21 de febrero de 1944, siendo reemplazado por el General Hideki Tojo, quien continuó sirviendo al mismo tiempo como Primer Ministro.

Entonces, Sugiyama fue nombrado Inspector General de Entrenamiento Militar, que seguía siendo uno de los más prestigiosos puestos en el ejército. Pero, tras el derrocamiento de Tojo en 1944, Sugiyama otra vez fue nombrado Ministro de Guerra. En julio de 1945, se le pidió que asumiera el mando del Primer Ejército, con la responsabilidad de dirigir las defensas del territorio japonés contra la esperada invasión aliada. Sus preparativos fueron inútiles pues luego del lanzamientos de las bombas atómicas el Emperador decidió ordenar deponer las armas.

El día 12 de setiembre de 1945, diez días después de la capitulación de Japón y luego de terminados los preparativos para la disolución del Ejército Imperial Japonés, Sugiyama cometió suicidio disparándose cuatro veces en el pecho con su revólver mientras está sentado en el escritorio de su oficina. En su casa, su esposa también se suicidó.

Hajime Sugiyama fue enterrado en el cementerio de Tama, en Fuchu, Tokyo.


Publicado: 07 mayo/2014