Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Coronel Claus von Stauffenberg

Claus Graf Schenk von Stauffenberg

Coronel Claus Philipp Maria Schenk Graf von Stauffenberg.
Deutsches Historisches Museum, Berlin

Claus Philipp Maria Schenk Graf von Stauffenberg, nació en 1907 el menor de tres hermanos de una familia de nobles de ancestros muy antiguos.  Se crió en un castillo renacentista que fue la cuna de condes y duques.  Desde muy niño fue educado en los principios cristianos, la responsabilidad y la obligación.

Cuando joven, Claus demostró habilidades artísticas, escribió poesía, fue miembro del Grupo Stephan George y tocó el violoncelo.  Desarrolló una pasión por los caballos lo que le permitió adquirir habilidades ecuestres que le dieron un lugar en el equipo olímpico alemán con su caballo 'Schwabenherzog'.   Adquirió conocimientos en lenguas y habló griego y latín.

Cuando niño se pensó que sería músico, pero luego mostró inclinaciones por la arquitectura y pensó que esa podía ser su carrera, pero atendiendo a la tradición familiar decidió seguir la carrera de las armas a los 19 años.  Como cadete, el futuro se le presentaba promisorio pues mostró gran habilidad en los estudios castrenses.

En 1930 conoció a Nina von Lerchenfeld de 17 años descendiente de la nobleza bávara.   Se casaron en 1933.  Al año siguiente nació su primer hijo.

En 1936 ingresó a la Academia de Guerra de Berlín y dio muestras de tener cualidades para ser un brillante oficial.  Al igual que muchos militares de carrera, se mostró entusiasmado cuando Hitler tomó el poder, ansiando que terminara la caótica situación planteada por la República de Weimar.   Sin embargo se manifestó políticamente como monárquico, pero según él no por la monarquía en sí, sino por tener una mejor constitución que la de Weimar.

Durante la campaña de Polonia y Francia mostró habilidades en el Sexta División Panzer.  En Junio de 1940 fue transferido al Alto Mando del Ejército.   Durante la Operación Barbarossa pasó la mayor parte del tiempo en las estepas rusas.

Se mostró contrariado cuando se enteró de algunas acciones perpetradas por las SS Generales en la URSS.  El desastre de Stalingrado fue crucial para Stauffenberg, quien consideró que fue un sacrificio innecesario.  Cuando cayo Stalingrado, pidió su traslado, pero a su vez comenzó a manifestarle a sus superiores que hicieran algo al respecto.  Obviamente sus amigos oficiales superiores no pensaban que era una buen idea, pero la semilla estaba sembrada.   La decisión de sus superiores fue trasladarlo a África asignándolo a la 10 División Panzer en Túnez, justo para participar en la batalla del Paso de Kasserine.

En 1943 resultó gravemente herido por una mina, perdió el ojo izquierdo, le amputaron la mano derecha y parte del brazo, dos dedos de la mano izquierda, tuvo lesiones en el oído izquierdo y la rodilla.  Al salir del hospital, fue a su casa para recuperarse.  Antes, mientras estuvo en el hospital en Munich, logró acercarse a grupos disidentes que formaban la Resistencia.  En vez de retirarse, pidió permanecer en el servicio.  En el verano de 1943, decidió tomar la responsabilidad para salvar a Alemania, tenía para entonces el rango de Teniente Coronel y fue asignado al Estado Mayor del Ejército.

Tomó el control de los conspiradores.  Forjaron varios atentados contra Hitler, pero todos fracasaron por diversas causas.  El más inconcebible fue el atentado del avión donde colocaron una bomba en una caja de champagne, pero la bomba no explotó.

Hizo muchos planes para asesinar a Hitler con la ayuda de oficiales inferiores, generalmente en servicio en el Frente del este.  Su plan era eliminar al Fuehrer y tomar el poder, inmovilizando a las SS, abriendo los campos de prisioneros políticos y buscando la paz con los aliados occidentales.  Hubo varios oficiales superiores involucrados en el atentado, incluyendo a von Manstein y Rommel.

En Julio fue ascendido a Coronel y fue desigando Jefe del Estado Mayor del Ejército de Reemplazo, bajo las órdenes del Coronel General Friedrich "Fritz" Fromm.  En tal posición podía tener acceso al entorno del Fuehrer.  El 20 de Julio de 1944, puso la bomba bajo la mesa donde se realizaba una reunión de Estado Mayor en la Guarida del Lobo, con la presencia de los máximos jefes.  Enseguida salió del local y se dirigió a Bendlerstrasse para impulsar la consumación del golpe de estado.

Hitler sobrevivió y el golpe fue desbaratado.  Capturado después de un intento a resistirse, fue encarcelado.  Por orden del General Fromm se le hizo un juicio sumario y fue ejecutado esa misma noche del 20 de Julio de 1944 a la edad de 36 años, junto a los principales cabecillas del intento de Golpe de Estado.


Publicado: 08 julio/2001 - Actualizado: 21 agosto/2014