Generalissimus Joseph Stalin

Joseph Stalin

Foto con autorización de :
Deutsches Historisches Museum, Berlin

Iosif Vissariónovich Dzhugashvil, nació en 6 de diciembre de 1878 en Goria, Gubernia de Tiflis en Rusia.  Fue Jefe de Estado de la Unión Soviética y cambió su nombre por el de Iosif Vissariónovich Stalin.  Fue el tercer hijo de Vissarión Dzhugashvili, quien trabajaba como zapatero y Yekaterina Gueladze quien ayudaba a la familia como lavandera.

En 1888 el padre de Stalin abandonó a la familia dirigiéndose a Tiflis donde se dice que murió en una pelea de borrachos en un bar de mala muerte.

En la escuela, Iósif no destacaba entre sus compañeros de estudios. Aunque todos eran georgianos fueron obligados a aprender el ruso.  Eran pues blanco de las burlas de los profesores por el acento georgiano que tenían los alumnos.

Durante su niñez, Iósif estaba fascinado con las historias que leía respecto a los montañeses georgianos que luchaban valientemente por la independencia del Imperio Ruso. Su héroe favorito en estas historias era un explorador montañés legendario de nombre Koba, años después, como revolucionario Stalin adopto ese nombre.

La relación de Stalin con el movimiento revolucionario comenzó mientras estaba en el seminario ortodoxo en Tiflin.  Fue en esos años que Stalin se unió a la organización socialdemócrata de Georgia, en la que fue instruido por el profesor Noe Zhordania en política marxista y comenzó a difundir el marxismo.  Ejerció un alto cargo en el sindicato de Georgia por 3 años y luego fue portavoz del nuevo partido marxista georgiano. Algunas fuentes afirman que Iósif abandonó el seminario en 1899 justo antes de sus exámenes finales; según otros biógrafos, fue expulsado por camorrero.

La primera mujer de Stalin fue Yekaterina Svanidze, que murió en 1907, cuatro años después de su matrimonio. Tuvieron un hijo, Yakov Dzhugashvili, con el que Stalin no tuvo contacto desde la muerte de su madre.

Yakov intentó suicidarse sin éxito, sufriendo graves heridas, se enroló en el Ejército Rojo, non aceptando ningún privilegio y fue capturado por las tropas alemanas en un episodio confuso que parece ser una rendición por cobardía.  Alemania ofreció a Stalin intercambiarlo por el general alemán Friedrich Paulus, rendido en Stalingrado, pero Stalin no accedió, arguyendo que la Unión Soviética no canjeaba soldados por mariscales de campo.  Yákov murió oficialmente abatido en una valla por los guardias que custodiaban el campo de concentración cuando intentaba escapar.   Algunas personas afirman que corrió hacia la valla para que los guardas lo matasen, cosa que parece verosímil pero que no está comprobada.

Pero Stalin continuó trabajando durante diez años con los movimientos políticos clandestinos en el Cáucaso, sufriendo repetidos arrestos y prisión en Siberia, entre 1902 y 1917.

Stalin se dejó arrastrar por la doctrina de Lenin que promovía un partido centralista fuerte, de profesionales revolucionarios.  En el período posterior a la revolución de 1905 Stalin lideró los «escuadrones de lucha» dedicados a robar bancos para reunir fondos para el partido bolchevique.  Stalin asistió al V Congreso del Partido Obrero Socialdemócrata de Rusia en Londres en 1907.  Este congreso consolidó la supremacía bolchevique de tendencia leninista y en él se debatió la estrategia para la revolución comunista en Rusia.  Sin embargo, Stalin nunca se hizo referencia alguna a su visita a Londres.

En 1912, Lenin quiso proponer la elección de Stalin al Comité Central bolchevique en la Conferencia del Partido en Praga, pero se encontró que había resistencia en el partido a tal designación. Sin embargo, después, Stalin fue sumado al Comité Central de acuerdo a algunos previstos en los estatutos, que reservaba al Comité Central el derecho nombrar integrantes que no hubieran sido electos por el Congreso del Partido.

En abril de 1917, Stalin fue vez electo por las bases del partido para formar parte del Comité Central, obteniendo la tercera más alta votación en la Conferencia de Petrogrado, incluso dejando atrás a Lenin. Luego fue nombrado secretario del Politburó del Comité Central en mayo de 1917, cargo que mantuvo de por vida.

La segunda mujer de Stalin fue Nadezhda Allilúyeva fallecida en 1932. La causa oficial de su muerte fue una grave enfermedad, pero es posible que se suicidase disparándose tras una discusión con Stalin.  Ambos tuvieron dos hijos Vasili y Svetlana.  Vasili consiguió rangos militares en la Fuerza Aérea Soviética, muriendo a causa del alcohol en 1962. Svetlana abandonó la URSS en 1967 y murió en 2011 en los Estados Unidos.

La madre de Stalin, a cuyo funeral no asistió él, murió en 1937. Se dice que Stalin le guardaba rencor a su madre por haberlo obligado a ingresar en el seminario de Tiflin.

Pero a todo esto, Stalin ejerció de manera férrea la dirección del Partido Comunista deshaciéndose de sus enemigos políticos.  Primero fue aliado de Alemania, beneficiándose del reparto de Polonia, pero luego de la Operación Barbarossa se unió a los Aliados..

Dirigió la guerra contra Alemania de una manera sanguinaria.  Creó batallones de soldados comandados por comisarios del Partido Comunista, cuya misión fue la de apostarse detrás de las líneas soviéticas para detener con las armas cualquier intento de retroceder.

Fue el único superviviente de la Conferencia de Postdam, cuando las diferencias con sus aliados se profundizaron, desembocando en la Guerra Fría que pudo causar un conflicto nuclear.   Pero, sin duda alguna Stalin fue el mejor político de todos los que lideraron las grandes potencias durante la Segunda Guerra Mundial.  Siempre logró lo que quería de Churchill y en especial de Roosevelt quien accedía a todas las exigencias del georgiano.  Tal vez, porque los occidentales sabían que sin la URSS la guerra no podía ser ganada.  De igual forma, Stalin sabía eso, pero siendo un gran político conocía los sentimientos de los dos líderes occidentales.  De cualquier forma, la desconfianza de un acuerdo unilateral con los alemanes fue la sombra que los acompañó a todos durante toda la guerra.

En 1945, ante la euforia por la victoria, Stalin negoció con sus dos aliados el orden internacional de la posguerra obteniendo que la URSS fuera reconocida como gran potencia con derecho de veto en la ONU y por tanto con un poder que le permitía dirimir cualquier conflicto de posguerra.   Los aliados tuvieron que aceptar la influencia soviética en Europa central y oriental, donde el dictador estableció una cadena de repúblicas populares controladas desde Moscú.

Stalin mantuvo un estado beligerante hasta que pudo disponer de armas atómicas. La oposición estadounidense a sus planes era el combustible para mantener viva la Guerra Fría, clima de tensión bipolar a escala mundial entre el bloque comunista y el bloque occidental capitalista, que se mantuvo hasta la desaparición de la Unión Soviética, pero que lentamente se sigue reavivando en nuestros días.

Mientras tanto y desde 1950 la salud de Stalin, que ya tenía 70 años de edad, comenzó a desmejorar. Su memoria fallaba, se agotaba fácilmente y su estado general se deterioró. Su médico personal Vladímir Vinogradov, le diagnosticó hipertensión aguda. Vinogradov propuso un tratamiento a base de pastillas o inyecciones y recomendó a Stalin que abandonase o al menos redujese sus funciones en el gobierno al mínimo. Sin embargo, el indomable Stalin se negó a tomar ningún tipo de medicamento, a dejar ninguna tarea y además despidió a Vinogradov.

Pese a las recomendaciones Stalin multiplicó sus apariciones en público, visitaba las sedes del partido, hablaba con responsables de los distintos departamentos y siempre se mostraba frío e inexpugnable.  A finales de enero de 1953 su secretario privado desapareció sin dejar rastro.  Poco después, el 15 de febrero, el jefe de sus guardaespaldas fue ejecutado sumariamente en lo que se dijo había sido una "muerte natural y prematura".  Estos casos aterrorizaron a los miembros del Politburó, sobre todo a los más veteranos, que quedaron convencidos de que una nueva purga estaba llevándose a cabo.  Luego ocurrió la muerte de Stalin, hecho que no está claro como ocurrió, aunque hay dos versiones que tratan de explicarlo.

La primera versión es la oficial que dice que la noche del sábado 28 de febrero de 1953 Stalin celebró una reunión en Kúntsevo con su círculo íntimo, formado por Beria, Malenkov, Krushchev y  Bulganin.  En esa reunión los cinco hombres vieron una película y después disfrutaron de una cena.  Los invitados se retiraron a las cuatro de la mañana y Stalin se fue a dormir.

La otra versión, defendida por algunos historiadores dice que esta reunión no tuvo nada de amistoso.  A ella habrían sido invitados también Kaganóvich y Voroshílov, que habrían discutido agriamente con Stalin exigiéndole la liberación de los médicos y otros encarcelados.  Supuestamente Stalin respondió gritándoles que eran unos traidores.  Los dos miembros del Politburó habrían roto entonces sus identificaciones del partido y Stalin, furioso, habría abandonado la reunión para encerrarse en su dormitorio.

Al día siguiente Stalin no salió de su cuarto y no llamó ni a los mayordomos ni a los guardias.  Nadie se atrevió a entrar en su habitación hasta que, sobre las diez de la noche del domingo 01 de marzo, su mayordomo abrió la puerta y lo encontró tendido en el suelo, vestido con la ropa que llevaba la noche anterior y sin apenas poder hablar.  Llamó a los miembros del Politburó, que lentamente fueron acudiendo a la casa de Stalin, pero nadie llamó a un médico.  Finalmente, pasadas 24 horas, Beria hizo venir a algunos doctores que dictaminaron que Stalin había muerto por una una apoplejía fulminante.

¿Que pasó con el hijo de Stalin, se rindió o fue capturado?

 

 






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido