Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Almirante Raymond Spruance

Raymond Spruance

Raymond Arnes Spruance, nació el 3 de julio de 1886 en Baltimore, Maryland, EEUU.   Se graduó en la Academia Naval de Annapolis en 1907.

Durante la Primera Guerra mundial fue oficial ejecutivo en un buque de transporte de tropas. Después de la guerra, Spruance estudió y se especializó en ingeniería eléctrica, trabajando en la General Electric Company.   Después de la Primera Guerra Mundial, fue comandante de destructores y entre 1926 y 1927 asistió a la Escuela de Guerra Naval.

En 1938, recibió el mando del acorazado USS Mississippi y dos años después se convirtió a la cabeza del 10º Distrito Naval con base en San Juan.  Fue ascendido a vice almirante en diciembre de 1940 y en 1941 después del ataque a Pearl Harbor, fue nombrado comandante de una división de cruceros en el Pacífico.

Después de la entrada de Estados Unidos en la guerra, Spruance sirvió bajo el mando del Almirante Halsey, comandante del 16º Grupo de Tarea.  A comienzos de 1942, apoyó el desplazamiento de portaaviones como escolta, incluyendo el bombardeo de Wotje, Maloejap, Wake y las islas Marcus.  Luego comandó la escolta del portaaviones que llevó a Doolittle para el bombardeo de Tokio.

Spruance era un hombre tranquilo e introvertido, pero muy inteligente y con cualidades profesionales ideales para manejar a la armada en el Pacifico Central.   Sin embargo, tuvo algunos problemas -tal vez por celos- con la aviación naval, cuando fue puesto al mando de toda una flota de portaaviones, pese a tener sólo experiencia con cruceros.

Eso osucrrió, al regresar de la misión, el Almirante Halsey se enfermó y desde el hospital, recomendó a Spruance para ocupar su puesto dirigiendo la 16º Fuerza de Tarea con los portaaviones Enterprise y Hornet, que obtuvo la victoria ante la flota japonesa en Midway.  La forma brillante como Spruance dirigió las operaciones hizo desvanecer las dudas que tenían algunos sobre su capacidad para dirigir una fuerza de portaaviones.

Cuando Halsey regresó al servicio en junio de 1942, Spruance se convirtió en Jefe de Estado Mayor del Almirante Chester Nimitz, Comandante de la Flota del Pacífico.  Al año siguiente Spruance fue promovido a vice almirante.   Trabajando al lado de Nimitz jugó un papel preponderante en la planificación de las operaciones navales en la guerra en el pacífico.

En setiembre de 1943, Spruance fue nombrado comandante de la 5ª Flota.  Dirigió las operaciones del asalto a las Islas Gilbert el 20 de noviembre de 1943, la invasión de las islas Marshall el 31 de enero de 1944 y luego las Marianas.   Sin embargo al mando de la flota de portaaviones tomó las decisiones correctas para ganar las batallas de manera magistral.   Si algo se le critica es no haber perseguido a la derrotada flota japonesa, después de derrotarla en la Batalla del Mar de Filipinas, pero esa fue su decisión basada en la preservación de su propia flota y de la protección de la flota de invasión.  En febrero de ese año fue ascendido a almirante.

El Almirante Spruance recibió el encargo de planificar el asalto de Iwo Jima y Okinawa.  Después de esas operaciones exitosas Spruance comenzó a organizar la invasión de Japón.  Diseñó los planes de la Operación Olympic para invadir Kyushu y la Operación Coronet para invadir Honshu, que finalmente no se llevaron a cabo debido a la rendición japonesa producida después del lanzamiento de las bombas atómicas.

Entre 1946 y 1948 Spruance fue nombrado presidente de la Escuela de Guerra Naval.  En 1948 pasó al retiro y sirvió como embajador en las Filipinas entre 1952 y 1955.  Lamentablemente Spruance no quiso escribir sus memorias, pese a las invitaciones que recibió para hacerlo.

Raymond Spruance, falleció a la edad de 83 años en Pebble Beach, California, el 13 de diciembre de 1969.


Publicado: 19 julio/2004