Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Sturmbahnnführer Otto Skorzeny

Otto Skorzeny

Otto Skorzeny, nació el 12 de junio de 1908 en Viena, Austria.  Su hogar fue el de una típica familia vienesa de clase media.  Fue estudiante de ingeniería en la Universidad de Viena, donde destacó también en deportes.  Como muchos otros estudiantes, era muy aficionado a las competencias cuerpo a cuerpo y se afilió a la sociedad de duelistas "Schlagende Verbindungen " donde tuvo 15 duelos con sable.  En uno de esos duelos recibió un enorme corte en la cara que le dejó una cicatriz permanente en la mejilla izquierda.

Ingresó al Partido Nacionalsocialista Austriaco en 1930, convirtiéndose en un defensor y promotor de la unión de Austria con Alemania.  Después del Anschluss trabajó bajo las órdenes de Ernst Kaltenbrunner.   Como era un hombre corpulento, muy atlético y con una estatura de 1,90m fue nombrado miembro del equipo de guardaespaldas de Hitler.

En febrero de 1940, se presentó como voluntario en la Waffen-SS desarrollando una fulgurante carrera militar que de soldado raso lo llevó rápidamente a suboficial y luego a la escuela militar para postular a oficial.  Fue subteniente de artillería durante la Campaña de Francia y los Países Bajos, fue ascendido a Teniente y enviado a la Campaña de los Balcanes.  También participó en la Operación Barbarossa resultando herido a fines de 1941 y enviado a casa para recuperarse de las heridas.

De regreso al servicio, volvió a destacar notablemente y en abril de 1942, fue condecorado con la Cruz de Hierro.  El 18 de abril de 1943 fue ascendido a SS-Hauptsturmführer der Reserve y nombrado comandante de las Friedenthaler Jagdverbande (Grupo de Cazadores Friedenthaler) y "Jefe de las Fuerzas Especiales, Existentes o a Ser Creadas en el Futuro", cargo que pronto desempeñaría bajo las órdenes directas del Führer.

El 29 de julio de 1943, el SS-Hauptsturmführer Skorzeny, fue llamado al Cuartel General de Hitler quien le encomendó el rescate de Mussolini, que se encontraba bajo custodia después de ser despedido por el Rey, al caer en desgracia con motivo de la Invasión de Sicilia.  Cumpliendo las órdenes para la ejecución de la Operación Eiche, que estaba al mando del General Student.  Student ordenó un rastreo por toda Italia y encontró al Duce retenido en el hotel-refugio Campo Imperatore en el Gran Sasso de los Montes Apeninos.  El 8 de setiembre, los alemanes interceptaron un mensaje por radio que confirmó las sospechas y prepararon la operación.  El 13 de setiembre Skorzeny dirigió el comando de la Friedenthaler que aterrizaron en planeadores cerca al hotel donde Mussolini se encontraba prisionero.  Una vez rescatado, el Duce y Skorzeny volaron en un Fieseler-Storch a Pratica di Mare, donde los esperaba un Heinkel He-111 para llevarlos a Viena.  Por esa hazaña, recibió la Cruz de Caballero para su Cruz de Hierro y fue ascendido a Sturmbannführer.

La siguiente misión fue más compleja.  En noviembre de 1943, Josip Broz Tito, estableció un gobierno en Yugoslavia y Hitler envió a Skorzeny en febrero de 1944 a Bosnia, para que ejecutara la Operación Panzerfaust cuyo objetivo era matar a Tito, pero el dirigente guerrillero logró escapar.  En octubre de 1944, Hitler le encomendó la Operación Panzerfaust que tenía como objeto arrestar al Almirante Niklos Horthy, jefe del Gobierno Húngaro, quien pretendía rendirse al Ejército Rojo.  Skorzeny cumplió su misión capturando a Horthy a quien envolvió en una alfombra y lo llevó fuera del palacio, pero Horthly no reaccionó como los lemaanes esperaban.  Ante un micrófono y contra lo esperado Horthy dijo que Hungría se había rendido a los rusos y que Alemania había perdido la guerra.  Seguidamente la 22 División de Voluntarios de Caballería-SS "Maria Theresa", ocupó Budapest y desarmó al Ejército Húngaro, nombrando un nuevo gobierno.  Horthy fue llevado por Skorzeny a Berlín.  Los Aliados lo calificaron como "el hombre más peligroso de Europa" y montaron una cacería para capturarlo.   La siguiente asignación de Skorzeny fue dirigir a 2000 alemanes, que hablaban inglés, para penetrar detrás de las líneas enemigas durante la Ofensiva de las Ardenas.  No logró lo que esperaban los alemanes, pero mantuvo a los estadounidenses en zozobra durante un tiempo.

Al finalizar la guerra, los Aliados comenzaron la cacería de Otto Skorzeny quien, el 15 de mayo de 1945, finalmente se entregó a las tropas estadounidenses.   Lo enjuiciaron por crímenes de guerra, aunque no había cometido ninguno, y a la larga fue absuelto en setiembre de 1947.  Fue enviado a las autoridades alemanas para el proceso de "desnazificación", pero logró escapar del cautiverio de manera espectacular el 27 de julio de 1948.  Se dirigió primero a Austria y luego a España donde recibió la protección del gobierno de Franco y luego se dirigió a Argentina para trabajar con el gobierno de Juan D. Perón, reorganizando la policía y ayudando a inmigrar a ex-combatientes alemanes.

Fue fundador de Odessa, la organización secreta para ayudar a escapar a los alemanes acusados por crímenes de guerra.  También, fue contratado como asesor por Gamal Abdel Naser, pasando una temporada en Egipto desde 1953 a 1960.  Recientemente se divulgaron hechos relacionados con una supuesta correspondencia extraoficial intercambiada entre Churchill y Mussolini que Il Duce tenía consigo en el Gran Sasso y que Skorzeny guardó celosamente.  Con esas cartas y las pruebas de la participación de la Inteligencia Británica en el asesinato de Mussolini, Skorzeny se habría entrevistado con Churchill en Viena, para negociar la libertad de alemanes buscados por crímenes de guerra.

Pasó el resto de sus días en Madrid como consultor de ingeniería y ayudando a ex-miembros de las SS que trataban de eludir la cacería de rusos y judíos.  Falleció el 5 de julio de 1975.


Publicado: 24 marzo/2004