Sha Reza Pahlavi

Sha de Irán

Mohammad Reza Pahlavi, nació en Teherán, Persia, hoy Irán, el 26 de octubre de 1919.  Fue hijo del Rezha Pahlavi Aryamehr quien fue Primer Ministro y luego coronado Sha por la asamblea en 1925.  El Sha Reza fue depuesto durante la Segunda Guerra Mundial, después de la invasión de Gran Bretaña y la URSS quienes temían que se alineara con Alemania y porque los aliados necesitaban poder controlar el petróleo iraní.  El Sha Reza fue obligado a abdicar el trono en favor de su joven hijo Mohammad, cuando el joven príncipe tenía 22 años.  Su madre fue la segunda esposa del Sha, Tadj ol-Molouk.

Mohammad Reza Pahlavi se casó en 1939 con la Princesa Fawna de Egipto, una agraciada hija del Rey Fuad I y hermana del Rey Farouk I de Egipto.  Su única hija Shahnaz Pahlavi, nació el 27 de octubre de 1940.  En 1948, después de un infeliz matrimonio, ensombrecido por la imposibilidad de tener más hijos, en especial un varón que fuera el heredero al trono, Fawzia lo abandonó y regresó a Egipto.

Reina Fawna

Reina Fawna

En 1944 el Sha Reza Pahlavi apareció en la película documental "Una pulgada para la victoria" en la que compartió momentos felices con los aliados del momento, Lord Halifax, Vladimir Ilyich Lenin, Maxim Litvinov, Franklin Delano Roosevelt, T.V. Soong, Josef Stalin, Edward R. Stettinius, Semyon Timoshenko y Henry Wallace, todos interpretándose a ellos mismos, y disfrutando de la victoria que estaba ya prácticamente asegurada.

El Sha Reza Pahlavi se casó nuevamente en 1951 con Soraya Esfandiari Bakhtiari, hija de Khalil Esfandiari Bakhtiari, embajador de Irán en la República Federal Alemana.  En esos momentos cuando la guerra fría estaba en plena ebullición tal cargo en la dividida capital alemana era extremadamente importante.  El Sha y Soraya se divorciaron cuando ya se hizo evidente que no podían tener hijos.  Después del divorcio Soraya se convirtió en actriz de cine debutando en la película "Ella" donde interpretó un papel secundario como una bailarina de cabaret.  Luego, apareció en la película de tres segmentos "Las tres caras de una mujer" de Michelangelo Antonioni.  Después, se convirtió en amante del director italiano Franco Indovina, con quien vivió hasta su muerte, e interrumpió una carrera cinematográfica que parecía prometedora.  Soraya, falleció el 25 de octubre de 2001 en su departamento de París, a los 69 años de edad.  No se dio a conocer la causa de su fallecimiento.

Reina Soraya

Reina Soraya

Después de la guerra, la situación política de Irán se caldeó y en 1953 el Primer Ministro Mohammed Mossadegh de marcada tendencia socialista, forzó al Sha a huir del país, pero una operación militar conjunta de la CIA de EEUU y el MI5 de Gran Bretaña lo repuso en el trono.  Las potencias occidentales no podían dejar que Irán cambiara de gobierno, menos por un gobierno fundamentalista musulmán que no podrían controlar y sobre todo, debido a la creciente influencia soviética en la región y el riesgo de perder su acceso al petróleo barato.

El tercer matrimonio del Sha fue con Farah Diba, hija de Sohrab Diba Capitán Imperial del Ejército Iraní y su esposa Faredeh Gothbi.  Se casaron en 1959 y Farah fue ungida como Shahbanu o Emperatriz, un título creado especialmente para ella.  Las anteriores esposas habían sido declaradas Malika o Reina.  Tuvieron cuatro hijos, Reza Pahlavi II, Príncipe de la Corona (31-10-1960), Farahnaz (12-3-1963), Ali-Reza Pahlavi (28-4-1966) y Leila Pahlavi (27-3-1970).

Farah Diba

Emperatriz Farah Diba

Con la riqueza petrolera de Irán y el apoyo de EEUU e Inglaterra, el Sha de convirtió en el más preeminente líder del Oriente Medio y radicalizó su política de mano dura.  En esa época, Irán era el país más fuertemente armado de Oriente Medio, con equipo estadounidense de la más alta tecnología y sin duda el principal aliado de Estados Unidos en la región.  El Sha, abolió el sistema de gobierno multipartidista de forma que podía gobernar con absolutos poderes dictatoriales.  Durante este período, formalizó el Savak, policía secreta del estado, que desde años atrás realizaba las labores de inteligencia para reprimir a los opositores del régimen.   Pahlavi realizó cambios profundos en el sistema para reprimir a las facciones elitescas que fueron fraccionadas mediante una profunda reforma, llamada la "Revolución Blanca", que benefició a más de cuatro millones de pequeños agricultores, pero que a la larga carecerían de financiamiento para poder producir de manera competitiva.  Adicionalmente, tomó una serie de otras medidas populistas, como otorgar el voto a las mujeres y algunas mejoras en la seguridad social.

En 1963, el Sha apareció en otra película, esta vez en la producción noruega "Lykke og krone" (La felicidad de la corona), donde compartió honores con el Rey Olav V —muy aficionado a actuar en películas cinematográficas— y una plétora de los más taquilleros actores y actrices del cine de la época: Brigitte Bardot, Gianna Maria Canale, Eddie Constantine, Gary Cooper, Joan Crawford, Vittorio De Sica, Anita Ekberg, Zsa Zsa Gabor, Mitzi Gaynor, Rita Hayworth, William Holden, Curd Jürgens, Gina Lollobrigida, Sofía Loren, Jayne Mansfield, Giulietta Messina, Victor Mature, Arthur Miller, Marilyn Monroe, Gregory Peck y Elizabeth Taylor.  Seguían los años felices del Sha siempre aplaudido y adulado por sus aliados occidentales.

Las medidas tomadas por el Sha, aunadas a la enorme ayuda brindada por EEUU llevó a irán a experimentar un enorme crecimiento durante las décadas de los 60 y 70, pero al mismo tiempo la oposición a su gobierno autócrata aumentó.  En esos años, el Sha fue diagnosticado con un linfoma, que comenzó a deteriorar su salud.  El 16 de enero de 1979, el Sha y su familia fueron nuevamente forzados a escapar del país debido a un levantamiento popular de colosales dimensiones.  Irán se sumía en el caos.  Los musulmanes más radicales liderados por el fundamentalista Ayatolá Khomeini controlaron la revuelta y tomaron el poder, aboliendo la monarquía y estableciendo una República Islámica.  Esta vez la rebelión del pueblo y las fuerzas armadas imposibilitaban cualquier intervención occidental, que hubiera desatado un conflicto de incalculables proporciones, dado el poderío militar de Irán.

El depuesto monarca, abandonado por sus ex-aliados y amigos, inició un periplo tratando de encontrar un lugar temporal donde exiliarse.  Viajó de Marruecos a México, de Texas a Panamá.  En ninguna parte le tendían la mano.  Mientras se encontraba en ese país latinoamericano, su linfoma se agravó requiriendo un tratamiento urgente.  A regañadientes, el Presidente Jimmy Carter, le permitió hacer una visita a Estados Unidos para someterse a tratamiento médico.  El nuevo gobierno iraní que ya había satanizado al Sha, lo tildó de marioneta y chupasangre de los Estados Unidos.  El Ayatolá Khomeini demandó que el ex-monarca regresara a Irán para ser enjuiciado y ejecutado por sus crímenes.   Cuando el tratamiento médico finalizó, el gobierno de EEUU inmediatamente se desembarazó de su viejo aliado y lo sacó del país.  Finalmente se dirigió a Egipto donde permaneció hasta su muerte el 27 de julio de 1980.  Sus restos descansan al lado de otro olvidado monarca de la época, el Rey Farouk.


Publicado: 10 mayo/2004






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido