Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Rachele Guidi Mussolini

Rachele Guidi Mussolini

Rachele Mussolini nació como Rachele Guidi, el 11 de abril de 1890 en Predappio, Romaña, Reino de Italia.  Fue la última de cinco hermanas, hijas de Agostino Guidi y de Anna Lombardi campesinos muy humildes de Predappio.

En un artículo de la revista Life en 1966, en la que entrevistan a Rachele, se dice que ella conoció a Benito cuando fue profesor suplente de su madre Rosa Maltoni que era maestra en la escuela donde Rachele estudiaba.

A los ocho años de edad quedó huérfana de padre y eso hizo que la familia quedara desamparada y en total pobreza.  Se mudaron a Forli donde Rachele trabajó como sirvienta en casa de familias acomodadas.

En 1909 Benito le comunicó a su padre Alessandro Mussolini y a la madre de Rachele que él y Rachele habían comenzado una relación estable y apuntándole a la joven con un revólver les dijo que estaba dispuesto a matarla y matarse él mismo si no los autorizaban a casarse.

Eventualmente en 1910, Rachele Guidi y Benito Mussolini vivieron juntos y tuvieron su primera hija, quien fue inscrita como de madre desconocida.  Sin embargo, en 1914, Mussolini se casó con su primera esposa Ida Dalser.  Aunque los registros de ese matrimonio fueron destruidos por el gobierno de Mussolini, existe un edicto de la ciudad de Milán ordenando Mussolini a reazar pagos de mantenimiento a "su esposa Ida Dalser y su hijo", pagos que no fueron realizados.  Poco antes que Ida Dalser diera a luz a su hijo Benito Albino, Rachele Guidi y Benito Mussolini se casaron en una ceremonia civil en Treviglio, Lombardía, el 17 de diciembre de 1915, cuando Benito estaba de reposo convaleciente de una herida de guerra.  En 1925, después del ascenso al poder de Mussolini, ambos renovaron sus votos en un servicio religioso.

Pese a que Benito Mussolini tenía muchas amantes, Rachele estuvo casada con él durante 30 años y le dio cinco hijos: dos mujeres, Edda (1910–1995) y Anna Maria (1929–1968) y tres varones Vittorio (1916–1997), Bruno (1918–1941) y Romano (1927–2006).

Donna Rachele era una mujer de carácter fuerte, incluso más que su marido.  Cuando hubo desavenencias en el matrimonio de Edda y Galeazzo Ciano, él dijo que el verdadero dictador estaba en la casa, refiriéndose a Rachele.

Durante el régimen fascista de Mussolini, Donna Rachele fue retratada como el modelo fascista de la perfecta ama de casa y madre.  Permaneció leal a Mussolini hasta el final.  Pero, el 28 de abril de 1945, no estaba con Mussolini cuando él y su amante Claretta Petacci, fueron capturados y ejecutados por los partisanos comunistas italianos.

Rachele Mussolini intentó huir de Italia tras la Segunda Guerra Mundial pero, en abril de 1945, fue arrestada por partisanos italianos en Como, cerca de Suiza. Ella fue entregada a los estadounidenses y retenida en la isla de Ischia, pero fue liberada después de varios meses de permanecer encarcelada. logró permanecer con sus dos menores hijos, Romano de 18 años y Anna Maria de 16, a pesar de encontrarse sin dinero y en medio de las ruinas en que quedó sumida la familia.  Sin embargo allí permanecieron exiliados hasta 1957.

Entonces también logró Rachele que el cuerpo de Mussolini fuera enviado a Predappio.  Luego ella se retiró a Villa Carpena que hoy es un museo, en la provincia de Forli donde gracias a la solidaridad del pueblo obtuvo los medios necesarios para seguir adelante.

Se las arregló para sobrevivir y en 1966 fue a Roma a solicitar una pensión, pues nunca recibió nada del Estado.  Lo que obtuvo fue cargos por impuestos, por un caballo que había muerto 18 años antes y por la vieja granja familiar.  Un total equivalente a $56 por el caballo y $96 por la granja.

Durante los últimos años de su vida, Rachele Mussolini tuvo un hotel-restaurante llamado "Le Caminate" en su pueblo natal de Predappio, cerca al castillo "Rocca delle Caminate" que construyó Mussolini cuando estuvo en el poder.  En el restaurante ella servía platos de pasta que ella misma preparaba y vegetales que ella misma cosechaba en su huerto.

Finalmente después de 1975 recibió una pensión de 600.000 liras mensuales de la República Italiana, equivalente al salario de un empleado, porque su esposo Benito Mussolini no recibió ninguna remuneración mientras estuvo en el gobierno y por tanto no tenía beneficios como contribuyente.

Donna Rachele Guidi Mussolini falleció en Forli el 30 de octubre de 1979, a los 89 años de edad.


Publicado: 04 enero/2014