Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General der Infanterie Friedrich Olbricht

Friedrich Olbricht

Friedrich Olbricht nació en Leisnig, Sajonia el 4 Octubre de 1888, hijo de Emil Olbricht un profesor doctorado en física. A diferencia de otros oficiales, Friedrich no postuló a una academia militar, sino que se presentó voluntario en el 106º Regimiento de Infantería en Leipzig después de terminar sus estudios secundarios y el pre-universitario en 1907.

Como alférez participó en la Primera Guerra Mundial alcanzando el grado de capitán. Cuando por el Tratado de Versalles Alemania tuvo que reducir su ejército a los límites impuestos por el tratado, Olbricht postuló y fue aceptado en el Reichswehr. En 1926 fue transferido al Ministerio de Guerra asignado a la oficina de Ejércitos Extranjeros.

Después de 1933 fue nombrado Jefe de Estado Mayor de la División Dresdner y en 1935 fue asignado al Cuarto Cuerpo de Ejércitos en Dresden.

Desde noviembre de 1938 a marzo de 1940 fue Comandante de la 24ª División de Infantería y después designado Jefe de la Wehrmacht en el OKW.

Friedrich Olbricht contrajo matrimonio con Eva Koeppel con quien tuvo un hijo y una hija.

Desde 1940 hasta 1943 Olbricht ejerció el cargo de Jefe de Estado Mayor y Jefe de la Sección de Suministros del Ejército de Reemplazo bajo las órdenes del General Friedrich Fromm. Hizo cambios sutiles en el Plan Walküre que aprobado por Himmler para develar cualquier intento de alzamiento civil en el Reich, con el propósito de utilizarlo para realizar un Golpe de Estado que se llevaría a cabo después de asesinar a Hitler.

El 20 de julio de 1944, cuando la bomba de von Stauffenberg explotó en el cuartel general de Hitler en Rastenburg, el General Olbricht estaba encargado de organizar el Golpe de Estado en Blenderstrasse en Berlín, pero retrasó la operación hasta que von Stauffenberg llegó a la capital. Eventualmente fue dada la Orden Walküre que Fromm se negó a firmar y por ello los conspiradores lo arrestaron.

Los conspiradores estaban confundidos y perdieron mucho tiempo hasta que se difundió la noticia de que Hitler estaba vivo y los mandos militares restablecieron el control de la situación gracias a la oportuna intervención del Mayor Remer quien con otros oficiales leales desbarataron el complot. Fromm fue liberado e inmediatamente ordenó la detención de Olbricht, von Stauffenberg ordenando que fueran fusilados de inmediato por insubordinación.

Friedrich Olbricht tenía 56 años de edad al momento de su muerte.


Publicado: 04 setiembre/2014