Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Almirante Osami Nagano

Osami Nagano

Osami Nagano, nació en Kochi, en el seno de una distinguida familia de Samurais el 15 de junio de 1880.  Debido a su vocación por las artes del mar ingresó a la Escuela Naval graduándose en la 28ª Promoción.

El 13 de diciembre de 1900 es asignado al servicio en el destructor Hashidate, luego el 22 de agosto de 1901 fue transferido al Asahi y el 14 de marzo de 1902 al Asama.  No participó en la Guerra Ruso-Japonesa, hecho que de ningún modo afecto su brillante carrera en la Marina Imperial.

En 1913 viajó a los Estados Unidos para estudiar en la Escuela de Leyes de la Universidad de Harvard.  El 22 de diciembre de 1914 fue ascendido a Comandante y de regreso a Japón en 1915 fue asignado al crucero Nisshin, luego al Hiwate y finalmente como capitán de Navío fue puesto al mando del Hirato.

Gracias a la influencia familiar, Nagano fue llamado al Ministerio de Marina y nombrado Agregado Naval en Washington, cargo que desempeñó desde 1920 a 1923 participando en la preparación del Tratado de Desarme Naval de 1922.

Nagano regresó a Japón en noviembre de 1923 para ser ascendido al rango de Contralmirante el 01 de diciembre de ese año.  Es puesto al mando del la flota de Yan-Tse-Kiang y el 01 de febrero de 1927 fue nombrado comandante de la flota de instrucción que partió a Nueva York el 01 de febrero de 1927.  El 01 de diciembre de ese año fue ascendido a Vicealmirante.

Su rutilante carrera sigue en marcha, el 10 de diciembre de 1928 fue nombrado Director de la Escuela Naval y en 1931 representa al Japón en la Conferencia sobre el Desarme en Ginebra.  Nagano es ya un experto conocedor de los Estados Unidos, y experimentado en los temas marítimos internacionales.

El 15 de noviembre de 1933 fue nombrado Jefe del Almirantazgo en Yokosuka y miembro del Consejo de Almirantes.  Después de la Conferencia de Ginebra representa al Imperio Japonés en la Conferencia de Desarme Naval en Londres.   Se niega a reducir el número de construcciones navales de la Marina Imperial Japonesa, como desean los ingleses y estadounidenses, condición que los dos aliados indispensable para el desarme.  Decide abandonar la conferencia con estas palabras: "El Imperio Japonés no puede renunciar a su libertad de acción."

El Imperio Japonés decide construir su flota de portaaviones e inicia la construcción de varios acorazados.  El rol de Nagano en la reconstrucción de la flota japonesa será años después el motivo para acusarlo de crímenes contra la paz en el Tribunal del Lejano Oriente.

Como Almirante en 1935 ingresa al Alto Consejo de Guerra y a fines de los años 30 fue designado Ministro de Marina durante el gobierno de Hirota.  Luego fue nombrado Comandante en Jefe de la Flota Combinada.  Después sucede al Almirante Fushimi como Jefe del Estado Mayor Naval.

En opinión de sus subalternos, Nagano no era el tipo de hombre para arrastrar al país a una guerra.  En especial no creía posible que se pudiera ganar una guerra contra los Estados Unidos.  Pero, pese a su alto rango, no estaba en posición de imponerse a los acontecimientos.  Sin embargo se mostró muy decidido y persuasivo en la presentación de los planes para el ataque a Pearl Harbor, hecho que podría calificarse como un legítimo derecho profesional y autoriza finalmente el ataque al Almirante Yamamoto.

Desde 1941 hasta 1944 fue Jefe del Estado Mayor Naval y cuando estalló la guerra dirige la estrategia naval del Imperio debido a sus cualidades como organizador.  El 21 de junio de 1943, fue honrado con el título de Gensui Kaigun Taishō, Mariscal Almirante de la Flota.

Luego de las victorias en las Salomón, Fiji, Samoa y Nueva Caledonia, para aislar a Australia del resto de los países Aliados, no logra ponerse de acuerdo con Yamamoto, quien desea destruir los restos de la flota que logró salir indemne del ataque a Pearl Harbor, mientras que Nagano deseaba mantener el control del Pacífico Sur.

La Marina Imperial comienza a sufrir derrotas tras derrotas y de la ofensiva pasa a la defensiva con una notoria incapacidad para reponer el material perdido.

Luego del ataque a la base naval de Truk, donde son destruidos cerca de 300 aviones y unas 200 mil toneladas en barcos auxiliares, Nagano renuncia al cargo el 21 de febrero de 1944.

AL llegar la capitulación el 15 de agosto de 1945, los estadounidenses ocupan Japón e inician la búsqueda de criminales de guerra. Nagano es arrestado en marzo de 1946.  Nagano es juzgado y condenado por crímenes contra la paz, violación de los usos y convenciones internacionales y crímenes contra la humanidad.  A la espera de la sentencia muere en prisión el 5 de enero de 1947 a la edad de 66 años.


Publicado: 21 octubre/2002