Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Generalmajor Werner Mölders

Werner "Vati" Mölders

Werner "Vati" Mölders, nació el 18 de marzo de 1913 in Gelserkirchen, Alemania.  Sus primeros vuelos fueron un fracaso pues sufría de mareos y vómitos.

Sin embargo, su exitosa carrera como piloto de caza la inició durante la Guerra Civil de España.  Ocurrió que después de trabajar durante dos años como instructor de cadetes en Wiesbaden fue ascendido a Primer Teniente en 1938 y se presentó como voluntario para formar parte de la Legión Cóndor..

LLegó a Cádiz en abril del mismo año, nada menos que para substituir a Adolf Galland, quedando al frente de la 3ª escuadrilla del grupo JG-88.  En el conflicto español derribó 14 aviones de construcción rusa.  Luego durante la Segunda Guerra Mundial su primer derribo lo realizó el 20 de setiembre de 1939, en un combate cerca a Merzig en la frontera franco-alemana contra un Curtis francés.  Así, continuó obteniendo victorias y al comenzar la ofensiva en el Frente del Oeste ya había dertribado 9 aviones enemigos.

El 5 de junio de 1940, cuando era comandante del III/JG 53, fue derribado durante un combate en Campiegne, Francia el 5 de junio de 1940 y estuvo prisionero durante tres semanas, hasta el armisticio con Francia.  El día 28 de julio de 1940, siendo ya Comodoro del JG 51, en un combate sobre el Dover con el as sudafricano Adolph Sailor Malan, fue alcanzado y herido por lo que realiza un aterrizaje de emergencia en Wissant, Francia.  Durante la Batalla de Inglaterra, seguía como comandante del JG 51 y su record, para el día 01 de diciembre, alcanzaba ya las 55 victorias al derribar un Hurricane del 253º Escuadrón británico de caza, cerca a Ashford en Inglaterra.  En los cinco meses siguientes, Mölders logró derribar 13 cazas británicos más.  Cuando fue enviado al Frente del Este, contaba con 68 victorias a su favor.

El 22 de junio de 1941, al iniciarse la invasión de la URSS, despegó a las 6:00 AM en su Bf 109 enfrentando a cuatro cazas rusos, derribando así al primer Curtiss P-40 de fabricación estadounidense.  Al terminar el combate, Mölders y su grupo regresaron a la base con tiempo justo para tomar el desayuno cuando inmediatamente sonó la alarma aérea indicando la aproximación de bombarderos rusos.  Los pilotos del JG 51 despegaron inmediatamente y Mölders derribó dos Tupolev SB-2 totalizando 71 victorias.  Antes del mediodía, nuevamente sonó la alarma aérea, esta vez se acercaban grupos de 20 bombarderos.  En esa oportunidad Mölders derribó 2 Tupolev SB-2, totalizando su escuadrilla un total de 69 aviones ese día, de los cuales cinco fueron derribados por Mölders.

Durante el primer día de la guerra la cantidad de aviones rusos derribados fue enorme.  Ese día la 2ª Luftflotte contabilizó 210 aviones enemigos derribados en combate y 528 destruidos en tierra, para un total general a favor de la Luftwaffe de 322 aviones derribados y 1489 destruidos en tierra.   Al día siguiente fueron destruidos otros 775 aviones más, la mayoría en tierra.  A partir de entonces los combates aéreos fueron escasos por falta de oposición.

El 24 de junio Vati Mölders derribó otro Tupolev SB-2 y otro más al día siguiente.  El 29 de junio en la mañana el grupo de Mölders atacó un grupo de Pietlakov Pe-2.  En dos ataques, Mölders derribó uno de ellos totalizando 76 victorias.  Esa misma tarde una formación de Polikarpov I-16, aviones que Mölders ya había enfrentado en España, se aproximó a la base alemana y Mölders derribó a uno de ellos.

El 30 de junio los cazas del JG 51 se encontraron con una formación sin escolta cerca a Minsk.  Los cazas alemanes derribaron 114 aviones rusos, que para el JG 51 significó superar el total de 100 aviones derribados en un día.  Eso era mucho más que los derribos hechos por el JG 51 en la Batalla de Inglaterra en el mes de Setiembre de 1940.  Ese día Mölders derribó 5 Tupolev SB-2 totalizando 82 victorias igualando el record del as alemán de la Primera Guerra Mundial, Manfred von Richtofen.

La supremacía aérea alemana era indiscutible, el 01 de julio solamente al norte de Minsk un grupo de 6 bombarderos Tupolev SB-2 fueron avistados y derribados en sólo dos minutos, dos de ellos fueron abatidos por Mölders, quien 5 horas más tarde derribó otros dos cazas I-18.  Cuatro días más tarde, en un sólo combate derribó otros dos Curtis P-40 y un I-18.  Al día siguiente encontró un biplano Polikarpov RZ que Mölders derribó en segundos.  Veinte minutos después otro Polikarpov siguió el destino del primero.  La suma de Mölders llegó a 91 aviones derribados.

El 11 de julio Mölders se aproximaba a los 100 derribos, con dos más a su favor hechos ese día, una cuenta que nunca antes se había logrado.  El 12 de julio el JG 51 alcanzó los 500 derribos en el Frente del Este, totalizando 1200 en su historia.  Mölders volaba varias veces al día convirtiéndose la meta de 100 derribos en una obsesión.   El día 13 de julio, al aproximarse al campo, Mölders movió las alas tres veces, el último de los derribos ocurrió sobre la propia base al atacar a un Pietlakov Pe-2.  Al siguiente día logró otra victoria sumando 99 derribos en su carrera.

Temprano en la mañana del día 15 de julio de 1941, el Oberstleutnant Mölders dividió el trabajo entre su equipo y antes de mediodía despegó en un vuelo rutinario de patrulla.  Al sur de Orsha avistó cinco cazas Polikarpov I-16 que atacó seguido de su compañero.   En pocos minutos Mölders derribó al primero y dio vueltas alrededor de sus compañeros celebrando su victoria número 100.  De regreso a la base derribó otro bombardero DB-3 que volaba solitario.  Era el primer piloto en la historia en lograr la victoria 100 y 101 victorias en un sólo vuelo.

Herman Göring, comandante de la Luftwaffe, convocó al entonces Coronel Mölders de 28 años, para que se presentara en Berlín, donde Hitler lo condecoró con los Diamantes para su Cruz de Caballero con Hojas de Roble y Espadas y fue ascendido a General.  El día 19 dejó el comando del JG 51 en manos del Mayor Friedrich Beckh y tomó el cargo de Inspector General del Grupo de Caza. 

En setiembre de 1941 regresó al Frente del Este donde se le vio constantemente en el Campo de Chaplinka muy cerca del frente. Su nombre en clave durante las conversaciones por radio era Bussard, que se hizo muy conocido a ambos lados del frente.  Göring le prohibió a Mölders que participara en misiones de combate, por lo que las 30 victorias posteriores no fueron confirmadas oficialmente.

En el otoño de 1941, el avance alemán se había detenido y todas las fuerzas alemanas estaban sufriendo las consecuencias del frío invierno en las estepas rusas.  Teniendo serios problemas con el abastecimiento de los cazas, Mölders decidió viajar a Berlín.  En esos días el Ministro de Armas Ernst Udet se había suicidado y Göring llamó a Mölders a Berlín para asistir al funeral.  El día 22 de noviembre de 1941, Mölders embarcó en su Heinkel He 111 desde la base de Chaplinka rumbo a Alemania.

Cerca a Breslaw, el clima era inclemente con condiciones atmosféricas extremas y al He 111 se le detuvo uno de los motores.  El piloto continuó el vuelo hasta que se detuvo el otro motor y el avión se estrelló.   En el accidente murieron el General Werner Mölders y toda la tripulación.

En un total de 300 misiones de combate Werner Mölders contabilizó 101 derribos oficiales en la Segunda Guerra Mundial y 14 en España.  El JG 51 recibió en su honor el nombre de Grupo de Caza Mölders.


Publicado: 27 julio/2002