Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

SS-Brigadeführer Kurt Meyer

Panzermeyer

Kurt Adolph Wilhelm Meyer, nació el 23 de diciembre de 1910, en Jerxheim.  Su padre fue obrero en una fábrica que combatió en el ejército del Kaiser, durante la Primera Guerra Mundial, llegando a Sargento Mayor, pero murió a causa de heridas recibidas en combate.

En octubre de 1929, a la edad de 18 años, Meyer era un atlético joven de 1,78 metros de estatura que aparte de ser carismático, demostraba tener mucha sangre fría en situaciones de gran peligro para su integridad física, las cuales resolvía actuando arriesgadamente y sin pensarlo dos veces.  Sin embargo para cumplir con los deseos de su padre estudió para ser comerciante, carrera que no le atraía mucho dado su temperamento.  Buscando formas de desarrollar actividades físicas, trabajó como minero y después ingresó a la Policía de Mecklemburg, donde prestó servicios  hasta mayo de 1934.  Ese mismo año se afilió al Partido Nacionalsocialista.  Rápidamente demostró ser un nacionalsocialista a toda prueba, participando constantemente en las batallas callejeras que por entonces eran cotidianas en las ciudades alemanas.  Luego de un año como militante activo fue aceptado como miembro de las SS y asignado al 22º SS-Standarte en Schewerin para recibir entrenamiento.  Posteriormente, ese mismo año, fue trasladado al Leibstandarte Adolf Hitler en Berlín.

Un año después, el 10 de marzo de 1935, fue ascendido a SS-Obersturmführer y nombrado comandante de la Compañía Panzerabwehr y el 12 de setiembre de 1937 era SS-Hauptsturmführer.  En 1939 fue enviado al frente durante la invasión de Polonia.  Fue herido en combate el 7 de setiembre y fue condecorado con la Cruz de Hierro de 2da Clase el día 20 de ese mismo mes.

A finales de la campaña de Polonia recibió el mando de la 15ª Kradschutzen Kompanie (compañía de motociclistas) y después, durante la Campaña del Oeste, fue enviado a Francia y los Países Bajos con el rango de SS-Sturmbannführer.  El 8 de junio de 1940 fue condecorado con la Cruz de Hierro de 1ra Clase por su valor en combate que ya lo mostraba como un verdadero guerrero y conocido por sus hombres con el sobrenombre de "Veloz Meyer".  Después de firmado el Armisticio con Francia, su compañía fue reestructurada como Destacamento de Reconocimiento y como tal participó en la Campaña de los Balcanes, con una actuación destacada en diversas batallas como en Javat, Florina y Vevi.

En abril de 1941, su destacamento participó en el asalto del Paso de Klidi en Grecia donde resultó con gran número de bajas y en el ataque en Lago Castoria donde debió cruzar la península de Klissura y llegar al objetivo.  Meyer lo hizo tan rápidamente, que la artillería no pudo estar en posición debido a la lentitud de su desplazamiento por lo escarpado del terreno. Pese a ello, Meyer optó por iniciar el ataque a pesar de que el enemigo se encontraba muy bien atrincherado. 

Pronto fueron detenidos por el fuego de una ametralladora que les impidió hacer el menor movimiento.  Meyer gritaba a sus hombres que no se detuvieran y continuaran avanzando pero la tropa estaba petrificada.  En un acto criticado por muchos, Meyer sacó una granada y la lanzó detrás de sus tropas, forzándolos a proseguir el ataque.  Tuvo éxito.  Lograron destruir los nidos de ametralladoras y continuaron el avance.  Luego del combate se contaron 1700 prisioneros y entre las fuerzas alemanas hubo 26 bajas incluyendo un oficial y 6 soldados muertos.  El ataque prosiguió hasta la mañana siguiente en el pueblo de Werjes defendido por la 20ª División de Infantería griega.  Las fuerzas griegas dominaban las alturas alrededor del pueblo y Meyer decidió dividir sus fuerzas en tres grupos, uno de ellos entraba al pueblo mientras las otras dos atacaban los flancos.  Werjes fue capturado y los alemanes tomaron prisioneros a cerca de 11 mil griegos.  Meyer fue condecorado con la Cruz de Caballero por su desempeño en los Balcanes.

Ese año, Meyer fue retirado del frente por enfermedad, hasta 1942, cuando regresó ascendido a SS-Obersturmbannführer.   Al reasumir el mando en febrero de ese año, fue condecorado con la Cruz de Oro Alemana.  Ya era conocido como "Panzermeyer", cuando fue transferido al Frente del Este participando en las operaciones en el río Don, donde aplicó sus métodos poco ortodoxos de hacer la guerra.  Continuamente se internaba profundamente en territorio enemigo inflingiéndoles cuantiosas pérdidas y retirándose rápidamente hacia las líneas alemanas.  En febrero de 1943 recibió las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero por sus méritos durante la recaptura de Krakow.  Fue enviado a completar los cursos para comandantes de regimiento en agosto, antes de su próxima designación.

Cuando se formó la 12ª División Panzer Hitlerjugent a mediados de 1943, el cuadro de oficiales fue tomado de la división de donde provenía Meyer.  Panzermeyer fue ascendido a SS-Standartenfuehrer y le dieron el mando del 25º Regimiento Panzer-SS.  Los reclutas que componían las fuerzas pertenecían a la clase de 1926, es decir contaban alrededor de 18 años y fueron entrenados de acuerdo al prestigio de las divisiones Waffen-SS, quedando listas para entrar en acción cuando ocurrió la invasión Aliada en Normandía.

Durante la invasión el comandante de la 12ª Panzerdivision-SS, SS-Brigadeführer Fritz Witt, resultó muerto durante un bombardeo de la artillería naval aliada y el oficial de más alto rango era Meyer, quien asumió el mando. 

Kurt Panzermeyer contaba con 33 años de edad y se convirtió en el comandante de división más joven de la Fuerzas Armadas Alemanas.  Bajo si liderazgo, su  división opuso férrea resistencia y fue condecorado con las Espadas para su Cruz de Caballero con Hojas de Roble y ascendido a SS-Brigadeführer.  Sus ascensos continuaron alcanzando el grado de SS-Oberführer el 01 de agosto de 1944 y SS-Brigadeführer el 01 de setiembre de 1944.

El 6 de setiembre, el General Meyer fue capturado por partisanos belgas en el pueblo de Durnal.  Meyer se encontraba herido y los partisanos querían matarlo en el sitio, pero tropas estadounidenses lograron salvarlo y lo entregaron a los británicos.  Luego de su recuperación fue trasladado a Inglaterra donde pasó el resto de la guerra confinado en un campo de prisioneros.

Después de la guerra, Meyer fue enviado a Canadá en custodia a cargo del 4º Batallón de los Reales Fusileros de Winnipeg.  Fue juzgado acusándosele con cinco cargos criminales.  Los cargos presentados fueron, el primero por crímenes de guerra, al haber aconsejado a sus tropas no darle cuartel a las fuerzas invasoras.  El segundo cargo por crímenes de guerra, cuando tropas bajo su mando mataron a 23 prisioneros canadienses.  El tercero por crímenes de guerra al ordenar matar a los prisioneros de guerra y como consecuencia de la orden, sus tropas mataron a 7 prisioneros canadienses en Normandía.  El cuarto cargo (alternativo al anterior) cuando tropas bajo su mando mataron a 7 prisioneros canadienses.  El quinto cargo, por crímenes de guerra, cuando tropas bajo su mando mataron otros once prisioneros canadienses.  Los cargos se referían a hechos ocurridos los días 7 y 8 de junio.  Fue encontrado culpable de los cargos primero, cuarto y quinto.

Meyer se apegó a la norma de que los comandantes podían apelar las sentencias debido a crímenes cometidos por fuerzas bajo su mando, pero en primera instancia le fue denegada la apelación.

Meyer era conocido por las fuerzas británicas, pues durante la batalla del 25 de julio de 1944, en los cerros de Verriers, cuando los canadienses atacaron frontalmente a los alemanes, fueron rechazados sin miramientos por Meyer para evitar que lo aislaran de su retaguardia.  Durante la batalla las fuerzas de Meyer lograron detener y hacer retroceder a los canadienses que tuvieron 125 muertos.  Tiempo después del juicio, en plena Guerra Fría, a Panzermeyer le conmutaron la pena por prisión perpetua, pero cinco años después fue regresado a Alemania e internado en la prisión de Werl, donde recibió la visita de muchas grandes personalidades alemanas incluyendo la del Canciller Konrad Adenauer.

Luego de varias peticiones de liberación por parte de reconocidas personalidades alemanas, el 6 de setiembre de 1954, Meyer fue liberado.  Desde ese momento, participó muy activamente en eventos organizados por los veteranos de las Waffen-SS que luchaban por obtener los mismos beneficios que los miembros veteranos de las demás fuerzas.  En 1957 escribió su libro Grenadier. 

El  día 23 de diciembre de 1961 durante la celebración de su 51º cumpleaños Meyer sufrió un ataque al corazón y falleció.  Lo sobrevivieron su esposa y cinco hijos.


Bibliografía

- Grenadiers: The story of Waffen SS General Kurt "Panzer" Meyer.
Radio

Ver detalles en Amazon

- The Edge of War.  Por Jack Donoghue, Detselig Enterprises Ltd., Calgary, Alberta, Canada, 1988. .

Ver detalles en Amazon

- Law-Reports of Trials of War Criminals, The United Nations War Crimes Commission, Volume IV, London, HMSO, 1948. Caso NO. 22, The ABBAYE ARDENNE Case, Juicio del SS-BRIGADEFUHRER KURT MEYER, CANADIAN MILITARY COURT, AURICH, GERMANY, 10TH---28TH, DECEMBER, 1945.


Publicado: 10 octubre/2002