Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Mao Tse-tung

Mao Tse-tung

Mao Tse-tung, nació en Shao-shan, Provincia de de Hunan, China, el 26 de diciembre de 1921.  Fue hijo de padres campesinos acomodados.  Cuando niño, mientras estudiaba los clásicos tradicionales de Confucio, tuvo que atender también sus obligaciones como campesino.  Permanentemente estaba en conflictos con su padre, quien era muy estricto, pero logró arreglárselas para salir siempre airoso con la ayuda de su madre, quien era una devota budista.

Desde 1911, Mao pasó casi diez años en Chang Sha, la capital provincial, cuando las fuerzas republicanas de Sun Yat-Sen derrocaron a la dinastía Ch'ing o Manchú.  Fue testigo de los rápidos cambios culturales y políticos que se extendían por todo el país.  Sirvió en el Ejército Republicano y después pasó medio año estudiando en la biblioteca de la provincia, un hábito que lo convirtió en un autodidacta.

En 1918, Mao se graduó en la Primera Escuela Normal de Hunan y viajó a Pekín, la capital del país, donde trabajó algún tiempo como asistente en la biblioteca de la Universidad de Pekín.  Mao no tuvo el apoyo económico necesario para convertirse en un estudiante regular y al contrario de sus compañeros, no logró dominar otras lenguas ni salió a estudiar en otros lugares.  Es posible que se debiera a sus pocos recursos económicos, mientras era estudiante, el no poderse relacionar con los intelectuales cosmopolitas burgueses de la época, quienes dominaban la vida universitaria china.  En su lugar, estableció vínculos con intelectuales radicales que más tarde serían figuras prominentes del Partido Comunista.  En 1919 Mao regresó a Hunan donde realizó actividades políticas radicales, organizando grupos y publicando revisiones políticas.

En 1920, Mao se casa con Yang K'ai-hui, hija de uno de sus maestros.  Su esposa fue ejecutada por los nacionalistas Chinos en 1930.  Ese año, Mao se casó con Ho Tzu-chen, quien lo acompañó en la Gran Marcha.  Mao se divorció en 1937 y en 1939 se casó con Chiang Ch'ing.

Cuando fue organizado el Partido Comunista Chino (PCC) en 1921, Mao fue miembro fundador y líder de la rama de Hunan.  En esa época el partido formó un frente unido con el Kuomintang, el partido de los seguidores republicanos de Sun Yat-sen.  Mao trabajó con el frente unido en Shangai, Hunan y Cantón, concentrándose en organización del trabajo, organización del partido, propaganda y el Instituto de Entrenamiento del Movimiento Campesino.  Su informe del Movimiento Campesino en Hunan de 1927 expresaba su punto de vista del potencial revolucionario del campesinado, aunque no se ajustaba a los principios netamente marxistas.

En 1927, Chiang Kai-Shek, que había tomado el control del Kuomintang después de la muerte de Sun Yat-sen, eliminó la política del partido de cooperar con los Comunistas.  El año siguiente, cuando Chiang obtuvo el control de los ejércitos nacionalistas así como del gobierno Nacionalista, Chiang realizó una purga de comunistas dentro de su movimiento.  Como consecuencia, Mao fue obligado a huir al campo.  En las montañas del sur de China con Chu Teh, creó una base rural defendida por sus guerrilleros.  Fue esta casi accidental innovación, la fusión de los líderes Comunistas con la fuerza guerrillera operando en zonas rurales con apoyo de los campesinos, que hizo posible que Mao se erigiera en el líder del PCC.  Debido a su creciente poder militar, Mao y Chu fueron capaces de desafiar las órdenes de los líderes del PCC que estaban controlados por los rusos, quienes les ordenaron que tomaran las ciudades.

Al año siguiente, a pesar que su posición en el partido era un tanto débil y sus políticas estaban siendo cuestionadas, se formó un soviet chino en Juichin, Provincia de Kiangsi con Mao como Presidente.  Una serie de campañas de exterminación dirigidas por el gobierno nacionalista de Chiang Kai Shek, forzaron al PCC a abandonar Juichin en octubre de 1934 y comenzar la Gran Marcha. 

En Tsun-i en Kweichow, Mao por primera vez tomo las riendas del partido terminado con la era de la dirección soviética del PCC.  Las fuerzas comunistas llegaron a Shensi en Octubre de 1935, después de recorrer 10 mil Km.  Establecieron su cuartel general en Yen-an.

Cuando ocurre la invasión japonesa en 1937, las fuerzas del PCC y el Kuomintang se unen nuevamente y los comunistas obtienen el reconocimiento legítimo como defensores de China.  Mao se convirtió en un líder nacional.

Mao era un teórico militar y publicó sus ensayos "En las Contradicciones" y "en la Práctica" que lo encumbraron como un pensador marxista.  El ensayo de 1940 "Sobre Democracia" dibujó un nuevo tipo de marxismo apropiado para la China.  Sus "Conversaciones en el Forum de Yen-an sobre Literatura y Arte" de 1942 le dieron la base para tomar el control del partido en asuntos culturales.

El acertado mando de Mao se tradujo en el incremento de los miembros del partido de 40 mil en 1937 a 1.200.000 en 1945.  El acuerdo con los nacionalistas se rompió apenas terminada la guerra mundial.  Hubo intentos de EEUU, con la mediación del general Marshall, de lograr un gobierno de coalición pero no fue posible dadas las profundas diferencias ideológicas entre ambos movimientos.

Estalló la guerra civil.  En tres años las fuerzas de Mao obligaron a Chiang Kai Shek a retirarse a la Isla de Taiwan, dejando todo el territorio continental chino bajo el control de los comunistas a partir de 1949.

Cuando Mao realizó esfuerzos para abrir relaciones con EEUU a fines de los 40, fue rechazado, lo que lo convenció que China debería defenderse por sus propios medios, iniciando un período de alianzas con la URSS.  Las hostilidades con EEUU se agudizaron con el advenimiento de la Guerra de Corea a comienzos de los años 50.  Mao sirvió como presidente del partido, jefe de estado y presidente de la comisión militar.  Su nivel de líder marxista se elevó al máximo con la muerte de Stalin en 1953.

A fines de los años 50 Mao tuvo algunas dificultades por mantener el liderazgo del PCC.  Tuvo problemas con dirigentes industriales y se agudizó la crisis debido a problemas climáticos que desembocaron en una grave crisis de alimentos.  Como consecuencia, a Mao le quitaron la jefatura del estado y su influencia en el partido fue severamente recortada.  En esos momentos, las diferencias con la URSS se hicieron más profundas.

En los años 60 Mao recuperó el control del partido, atacando duramente al liderazgo chino y al nuevo jefe de estado Liu Shao-Chi, con una Gran Revolución Cultural del Proletariado que llegó a su máxima expresión entre 1966 y 1969.  La Revolución Cultural fue orquestada en buena medida por la esposa de Mao, Chiang Ching.  Los estudiantes organizados como los Guardias Rojos fueron su más importante soporte político.  

Las cosas estaban tomando un cariz peligroso, pues las fuerzas armadas se comenzaban a distanciar y por ello, al líder militar Lin Piao, se le nombró sucesor de Mao en la Constitución de 1969.   Pero en 1971, Lin Piao murió en un accidente de aviación después de haber planeado el asesinato de Mao.  Mao una vez más tenía el control del país en sus manos.

Al final de sus días, Mao hizo un análisis de la situación internacional y calificó a los países en tres grupos:  Los subdesarrollados, los desarrollados y las dos superpotencias, la URSS y EEUU, estos últimos tratando de ganar la hegemonía mundial.  Este análisis hizo que China se convirtiera en el líder del Tercer Mundo.

Mao Tse-tung murió en Pekín, el 9 de septiembre de 1976.


LIBRO

The Unknown Story,  por Jung Chang y, Jon Halliday


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 16 abril/2001