Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Teniente General Hristo Nikolov Lukov

Teniente General Hristo Lukov

Teniente General Hristo Nikolov Lukov

Hristo Nikolov Lukov nació en Varna, Bulgaria, el 6 de enero de 1887.  Se graduó en la Escuela Militar de su Alteza Real en 1907 recibiendo la espada con el grado de Subteniente.

Sirvió inicialmente en la 1ª División de Infantería y luego en la 5ª División de Infantería durante la Primera Guerra Mundial como comandante de Destacamento.

Ascendiendo rápidamente en el escalafón militar, fue director de la Escuela de Artillería del Ejército, luego fue nombrado Jefe de Estado Mayor del 2º Regimiento de Infantería y posteriormente del 3º Regimiento de Infantería.  El 23 de noviembre de 1935 fue nombrado Ministro de Guerra, cargo que ocupó hasta el año 1938.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Bulgaria lucho al lado de los alemanes y por ello el Teniente General Lukov es acusado de haber impulsado una política antisemita.  Según algunos historiadores asociarlo a ideas racistas no tiene sustento aunque puede ser debatido.  La Unión Nacional Búlgara de corte neonazi utiliza el nombre del Teniente General Lukov y su imagen como medio de propaganda incluso realizando la parada anual denominada "Marcha Lukov", que se lleva a cabo en Sofía desde el año 2003, mediante la cual se conmemora a los héroes búlgaros caídos durante la guerra.

En 1943, Alemania todavía combatía a la Unión Soviética y el gobierno búlgaro era su aliado, pero en Bulgaria los comunistas por ordenes de Moscú organizaron los llamados "Grupos de Combate", que no eran otra cosa que escuadrones de la muerte encargados de eliminar a "los enemigos del pueblo" que se encontraban en una lista.  En esa lista estaba el nombre del General Lukov, quien era leal al Tsar.

Lukov fue asesinado por partisanos comunistas el 13 de febrero de 1943 en Sofía.  De acuerdo a las noticias publicadas fue emboscado por tres asesinos frente a su casa en la capital búlgara.  Acribillado con al menos 5 balazos cuando iba a ingresar a su hogar, pudo responder al ataque matando a dos de los atacantes, pero un tercer miembro de la banda, que resultó ser una mujer, le asestó el tiro que acabó con su vida.  La única testigo del crimen fue la hija de Lukov quien estaba en la sala de la casa y salió a recibir a su padre al escucharlo llegar.  En la puerta vio cuando ocurrió crimen y regresó al interior para llamar a la policía.

El cuerpo del Teniente General Hristo Nikolov Lukov fue llevado de su casa a la iglesia de la Escuela Militar de su Alteza Real.  A las doce del día varios miles de legionarios hicieron guardia a lo largo del camino hasta el interior de la iglesia.  Al funeral asistieron el Tsar, el Príncipe Kiril y los altos oficiales del Estado Mayor General, ministros y representantes del cuerpo diplomático, además de numeroso público.


Publicado: 16 febero/2014