Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General Tadeusz Komorowski

Tadeusz Komorowski
Tadeusz Komorowski, nació en Lwów (llamado Lemberg durante el Imperio Austro-Húngaro), ahora Polonia, en 1895, como conde en el seno de una familia de la nobleza polaca.  Ingresó al Ejército Polaco y finalmente fue nombrado comandante de la Escuela de Caballería de Grudziad.

Durante la Primera Guerra Mundial, Komorowski fue oficial del ejército del imperio Austro-Húngaro y luego de la guerra fue oficial de la independizada Polonia, permaneciendo como comandante de la Escuela de Caballería.

Lucho contra los alemanes durante la invasión y luego se convirtió en jefe de la Resistencia Polaca, donde se le conoció con los nombres clave Bór, Korczak, Lawina y Znicz.  En julio de 1943, el gobierno polaco en el exilio lo ascendió a Teniente General y lo nombró Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas Polacas, organizando la resistencia en Cracovia, donde usaba el nombre clave Bór.

A mediados de 1944, el Ejército Rojo comienza a acercarse al territorio polaco en su contraofensiva contra los alemanes que en esos momentos ocupaban Polonia.  Stalin se niega a aceptar la existencia de un gobierno polaco en el exilio y no acepta reconocer la existencia de un ejército polaco o de sus mandos.  A medida que avanzan en dirección a Varsovia, niegan reconocer a cuanto polaco manifieste ser oficial superior y tampoco aceptan que se formen unidades con mandos separados.

El gobierno polaco exiliado en Londres, teme que los soviéticos reemplacen a los alemanes, instaurando un gobierno pro ruso o peor aún, que ocupen el país negándoles a los polacos el derecho a gobernarse.  El 26 de julio de 1944, de forma secreta, el gobierno polaco le encomienda al General Komorowski capturar Varsovia antes de que el Ejército Rojo llegue a la ciudad y que los alemanes expatríen a 100 mil polacos ex miembros del ejército.  Cinco días después, Komorowski ordena el alzamiento en armas de la población en Varsovia.

Los polacos tenían en Varsovia aproximadamente unos 50 mil efectivos, 30 mil de ellos desarmados, a los que se sumaron unos 1.700 guerrilleros pertenecientes a varios grupos de la resistencia, que ya operaban contra los alemanes y que se manifestaron dispuestos a unirse al alzamiento armado.  Las necesidades de armas y municiones eran extremas, porque los estimados eran que apenas contaban con 1000 fusiles, 300 pistolas automáticas, 1700 revólveres, 60 sub ametralladoras, 35 armas antitanque, y 25 mil granadas.  El ejército tenía sus talleres escondidos pero sólo con capacidad para fabricar pistolas, lanzallamas y granadas.

Al iniciarse el alzamiento a las 5 de la tarde del 01 de agosto de 1944, los polacos se las arreglaron para ocupar la ribera izquierda del Vístula en Varsovia, mientras los alemanes contenían e hicieron retroceder 50 kilómetros al ejército ruso, sin embargo no lograron capturar los puentes que estaban fuertemente protegidos por fuerzas alemanas.

Los alemanes recibieron refuerzos el 3 de agosto incluyendo cañones de 600 mm para asediar la ciudad y la Luftwaffe inició el bombardeo sistemático de todos los puntos de resistencia, tanto de día como de noche.  Por su parte los Aliados enviaron refuerzos, británicos y polacos, desde Italia, pero se hacía muy difícil el lanzamiento en paracaídas en las zonas ocupadas que resultaban de muy poca extensión.  Durante el alzamiento, tanto la RAF como la fuerza Aérea polaca efectuaron 223 salidas con la pérdida de 34 aparatos.

Heinrich Himmler dio órdenes para que los alzados fueran eliminados a cualquier costo y que se tomaran represalias contra los que ayudaran a la resistencia.  El 20 de agosto, los polacos lograron capturar el edificio de la Compañía Telefónica Polaca y la Estación de Policía de Krawkowskie y tres días después capturaban la estación de interconexión telefónica de Piusa.

El 10 de setiembre, el Ejército Rojo al mando del Mariscal Konstantin Rokossovy, entra en Varsovia pero encuentra una férrea resistencia.  Después de cinco días los soviéticos logran capturar el banco derecho del Vístula, Rokossovy detuvo el avance de las tropas en espera de refuerzos y por órdenes de Stalin, según algunos historiadores, esperando que los alemanes aniquilaran al resto de las fuerzas polacas y poder ocupar la ciudad sin mayor resistencia ante el desgaste de las fuerzas alemanas.  Stalin manifiesta "que el alzamiento polaco es una aventura criminal."

El 23 de setiembre los alzados en armas, fueron desalojados de Czerniakow por los alemanes y tropas SS-rusas, que fueron particularmente sanguinarias, y tres días después fueron forzados a dejar el Alto Mokotow, abandonando el área por las alcantarillas de la ciudad.  El 30 de setiembre, el general Komorowski nombró al general Leopold Ukulicki jefe de la Resistencia Polaca.  Pese al intento de la aviación estadounidense que les lanzó pertrechos en le ciudad, no era suficiente para abastecer a los alzados y además porque caían en lugares que no estaban completamente bajo control polaco.   Por otro lado, las fuerzas de Komorowski se encontraban al borde de la inanición, faltos de armas y municiones, medicinas y alimentos. En consecuencia, el 2 de octubre de 1944, el general Komorowski se vio en la necesidad de rendirse a General-SS Erich von dem Bach-Zelewski, bajo la condición de que los polacos fueran reconocidos como prisioneros de guerra, condición aceptada y respetada por von dem Bach-Zelewski.  Se estimaron las bajas en 18 mil muertos y 6 mil heridos.  El número de civiles muertos se estimó en más de 100 mil.

Después de la rendición, los soviéticos reanudaron su ofensiva sobre la semidestruida ciudad de Varsovia.  En pocas semanas lograron tomar el control ante un ejército alemán que había perdido su capacidad defensiva y se encontraba en franca retirada.

Komorowski fue detenido como prisionero de guerra, pero liberado en mayo de 1945 viviendo en Londres, siempre apoyando a los inmigrantes polacos en Gran Bretaña.  Luego de la guerra, entre 1947 y 1949, sirvió como Primer Ministro del gobierno polaco en el exilio, aunque terminada la guerra, los otrora Aliados, dejaron de reconocer oficialmente la existencia de un gobierno polaco en el exilio, pues Polonia entraba en una nueva etapa, como satélite de la Unión Soviética.  Komorowski, escribió varios libros sobre la guerra y la resistencia en Polonia, incluyendo la obra titulada "El Ejército Secreto", en 1952.

Tadeusz Komorowski murió en Londres en 1966.


Publicado: 13 noviembre/2003