Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Semyon Davidovich Kirlian (Fotografía Kirlian)

Semyon Davidovich Kirlian

Semyon Davidovich Kirlian, nació el 20 de febrero de 1898 en Yekaterinodar (hoy Krasnodar) en Rusia.   La familia era de ascendencia armenia.

Semyon desde muy joven se sintió atraído por los fenómenos de la electricidad y sus efectos y de joven en sus aplicaciones.   Durante la Primera Guerra Mundial, antes de que comenzara la Revolución Bolchevique, Kirlian asistió a una conferencia dictada por el científico Nikola Tesla en la que fueron hechas algunas demostraciones del llamado Efecto Corona producido por una bobina de tesla capaz de generar un arco eléctrico de muy alto voltaje con efecto muy similar al de un rayo.   Tesla experimentaba para desentrañar los misterios de la fluorescencia, los rayos-x, los efectos de la frecuencia alterna, la electroterapia y la transmisión de potencia eléctrica sin cables.

Para ganarse la vida, desde 1930 Kirlian trabajaba reparando toda clase de aparatos eléctricos en su ciudad natal, donde llegó a hacerse bastante conocido dentro de la comunidad.   Ese mismo año, contrajo matrimonio con Valentina Khrisanovna, graduada en humanidades que trabajaba como asistente literaria en un comité de radiodifusión y quien le ayudó con mucho interés en su trabajo.   Ambos tenían un enfoque diferente en las investigaciones, pero que se complementaban.   Para entonces, Kirlian reparaba aparatos eléctricos de científicos y laboratorios en Yekaterinodar y ciudades aledañas en la costa norte del Mar Negro.

Ese mismo año, Kirlian presenció una demostración de un dispositivo de electroterapia D'Arsonval de alta frecuencia, cuando notó que aparecía un resplandor entre la piel del paciente y los electrodos de la máquina, efecto que era bien conocido por los científicos que la usaban.   Sin embargo, la curiosidad de Kirlian lo llevó a pensar en fotografiar el resplandor.   Experimentando con un aparato similar, Kirlian logró fotografiar usando su propia mano mientras ocurría la descarga eléctrica.

A lo largo de diez años de experimentación, Kirlian con la ayuda de su esposa, logró perfeccionar la cámara y el aparato generador de electricidad empleando un oscilador de alta frecuencia con sus electrodos generadores de la chispa eléctrica con una frecuencia de entre 75 y 200 kilociclos por segundo.   Su cámara era muy primitiva pues sólo empleaba película fotográfica en la que se imprimía el resplandor de la chispa eléctrica.   Los científicos que Kirlian conocía comenzaron a interesarse en su trabajo cuando les mostró fotografías tomadas a hojas de plantas que mostraban la capacidad de detectar enfermedades de manera muy sutil pero claramente identificables, pero que no se podían ver a simple vista.

Los esposos Kirlian patentaron su descubrimiento en 1949 recibiendo el Certificado de Autor.   Poco después demostraron que con la fotografía Kirlian podían detectar el estado de salud en las personas.   Pero no fue sino hasta 1960 que la fotografía Kirlian llamó la atención de los medios científicos en varios países y eso le valió el reconocimiento oficial mediante apoyo del gobierno de la Unión Soviética.   Numerosos diarios y revistas científicas presentaron artículos sobre el descubrimiento de Kirlian y eso le valió recibir una pensión de por vida, un departamento donde podían vivir cómodamente y un laboratorio en Krasnodar para el desarrollo de su invento.

El asistente Viktor Adamenko descubrió en 1966 el "efecto fantasma" en una hoja de planta mutilada, que al fotografiarla presentaba aun el aura de la hoja completa.   Seymon Kirlian, a diferencia de su esposa no aceptó como real ese fenómeno sino hasta después de varios años.   En 1967 Seymon, a pesar de sus dudas junto con su esposa Valentina examinaron las manos del terapista Alekxei Kivorotov que curaba con imposición de manos, siendo entonces la primera vez que se hizo una investigación objetiva de la curación psíquica en la Unión Soviética

En 1961, Kirlian publicó un documento sobre la "fotografía Kirlian" en la revista de Científica de Fotografía Aplicada y un año después numerosas universidades de la URSS comenzaron a trabajar e investigar el tema.   Después de eso la aceptación de la Fotografía Kirlian como medio de diagnóstico de ciertos estados fisiológicos y anímicos del ser humano tienen mucha aceptación en los medios científicos en todo el mundo.


Publicado: 17 marzo/2008