Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Almirante Husband E. Kimmel

Husband E. Kimmel

Husband Edward Kimmel, nació el 26 de febrero de 1882, en Henderson, Kentucky, Estados Unidos.  Fue hijo de un mayor del Ejército.

Kimmel, de intensos ojos azules, atlético y ancho de hombros, se graduó en la Academia Naval de Annapolis, egresando como especialista en municiones en 1904.  Ocupó el puesto 13 entre los 62 cadetes de su promoción.

Fue ascendido a Contralmirante en 1937 y nombrado Comandante de su División de Cruceros y Comandante en Jefe de Cruceros de la Flota del Pacífico.

Durante su carrera sirvió en varios acorazados, comandó dos divisiones de destructores y un escuadrón de destructores; también fue comandante del USS New York (BB-34).  Desempeñó cargos importantes en el Departamento de Marina y cursó estudios de Estado Mayor en la Escuela Superior de Guerra Naval.

En 1937 fue ascendido a Vicealmirante asumiendo el mando de la 7ª División de Cruceros que realizó una travesía con propósitos diplomáticos y propagandísticos por varios países de Sudamérica.  En 1939 fue nombrado Comandante de la Fuerza de Cruceros de Batalla.

En 1940 el Presidente Roosevelt ordenó el traslado de la flota de la costa del Pacífico a la posición avanzada en Hawaii, para establecer su base en la Bahía de Pearl Harbor, traslado que fue objetado por su comandante el Almirante Richardson.  Hasta en dos oportunidades Richardson protestó ante el Presidente debido a que la protección contra ataques aéreos y con torpedos era inadecuada o inexistente en la base.  En vista de esa situación, Richardson se negó a trasladar la flota en dos oportunidades llevando incluso su protesta personalmente a Roosevelt en octubre, quien en respuesta simplemente lo destituyó.

El 01 de febrero de 1941, Kimmel era el más antiguo almirante en la Armada de Estados Unidos con rango temporal y fue nombrado por Roosevelt Comandante en Jefe de la Flota de Estados Unidos y específicamente Comandante en Jefe de la Flota del Pacífico en reemplazo de Richardson.

Fue elegido entre 46 almirantes en actividad y con la recomendación del Almirante Stark, Jefe de Operaciones Navales en el Comando Conjunto.  En consecuencia, Kimmel fue el primer almirante estadounidense en alcanzar tal nivel de mando cuando Roosevelt decidió enviar a la flota a Hawaii.  Cuatro meses después de asumido el cargo, y luego de extensiva evaluación de las condiciones de la base en Pearl Harbor, Kimmel le comunicó a Roosevelt sus reservas sobre la seguridad de la flota, prácticamente en los mismos términos planteados por Richardson. Kimmel no podía manejar su propio servicio de inteligencia pues en ese aspecto dependía totalmente de Washington.  Sin embargo, el Presidente Roosevelt ignoró los informes y las advertencias de Kimmel.

A pesar de la forma como la Casa Blanca ignoró sus informes, Kimmel ordenó extensos trabajos de entrenamiento durante los meses que precedieron al rompimiento de hostilidades.  Restableció la línea de comunicación y abastecimientos entre Honolulu-Midway-Wake-Guam-Manila, con objetivos netamente defensivos coordinado con la estrategia también defensiva del Teniente General Walter C. Short, Comandante en Jefe de las fuerzas de defensa en Honolulu.  Pese a ello, las islas Hawaii eran para entonces sede de la principal, pero la más vulnerable base naval de Estados Unidos en el Pacífico, especialmente por la carencia de un adecuado sistema de inteligencia.  Agravando la situación, bajo las ordenes precisas del Almirante Stark, del 28 de noviembre de 1941, la Flota del Pacífico "no debía iniciar ningún tipo de acciones ofensivas hasta que los japoneses no tomaran la iniciativa".

Pese a haber hecho tantas advertencias sobre la debilidad de las defensas y bajo las órdenes explícitas mencionadas, luego del ataque cuidadosamente preparado por los japoneses, Kimmel fue sorprendido por la osada y exitosa incursión y terminó siendo el chivo expiatorio del desastre, junto con el General Short, ambos acusados por la falta de preparación y previsión antes del 7 de diciembre de 1941.

Kimmel, fue relevado del mando el día 17 de diciembre de 1941 y revertido su rango a Contralmirante, aunque tal práctica era el procedimiento regular para los generales y almirantes estadounidenses que eran ascendidos de manera interina para ocupar altos cargos de comando con rangos de más de dos estrellas.  De cualquier forma, las carreras de ambos oficiales fueron truncadas definitivamente.  De manera anecdótica se cuenta que durante el ataque, una bala perdida cayó muy cerca de Kimmel y más tarde confesó que hubiera deseado que lo matara.

La Comisión Investigadora del Ataque a Pearl Harbor le permitió a Kimmel que interrogara al Almirante Stark, a quien preguntó si recordaba que el 26 de noviembre recibió información de la oficina de inteligencia naval que mostraba evidencias que los japoneses tenían intención de iniciar una ofensiva contra Gran Bretaña y Estados Unidos, a lo que Stark respondió que "no podía revelar ese tipo de información."

El Contralmirante Robert A. Theobald revela en su libro "The Final Secret of Pearl Harbor" la convicción de que ningún mensaje de inteligencia fue enviado a los comandantes de Hawaii antes de mediodía del 7 de diciembre de 1941, aunque Stark recibió en su oficina el mensaje descodificado de lo que era implícitamente la declaración de guerra japonesa y se opuso a informar a Kimmel, pese a la insistencia de sus ayudantes para que comunicara a Hawaii lo que estaba ocurriendo.  En agosto de 1945, Stark dijo que actuó bajo órdenes superiores, es decir del Presidente Roosevelt.

El 26 de enero de 1942 la Comisión Investigadora concluyó que tanto el Almirante Kimmel, Comandante de la Flota del Pacífico, como el Teniente General Short, Comandante en Jefe del Ejército en el Departamento de Hawaii, eran culpables por negligencia en el cumplimiento de sus funciones y por tanto quedaban destituidos y dados de baja en el servicio.

Kimmel acusó directamente al Presidente Roosevelt como el responsable por la situación de indefensión de Pearl Harbor.  En sus memorias escribió "Nosotros estábamos impreparados en Pearl Harbor porque entre los planes del Presidente Roosevelt se requería que no se alertara a la flota de Hawaii impidiendo que le llegaran los informes de inteligencia".

El Comandante Manning M. Kimmel, hijo del Contralmirante Kimmel, murió al mando del USS Robalo cuando la nave chocó contra una mina japonesa el 26 de julio de 1944, en su tercera patrulla en el Mar de China.

El Contralmirante Husband Edward Kimmel, murió en Groton, Connecticut el 14 de mayo de 1968.

Pese a los agravios recibidos durante los meses que siguieron a su destitución, el tiempo se ha encargado de sacar a la luz la verdad de Pearl Harbor y ademas de los desagravios recibidos en varias publicaciones.  En la película Tora-Tora-Tora se le presentó como un comandante competente que sufrió las consecuencias de las inadecuadas comunicaciones de inteligencia y de los errores de sus oficiales subalternos.

En 1994, la familia de Kimmel trató de que se reivindicara su nombre solicitando la restauración permanente de su rango de cuatro estrellas, pero el Presidente Bill Clinton rechazó la solicitud sin justificar su decisión.  Obviamente era poner en evidencia la actuación de Franklin Roosevelt, lo que hubiera removido aguas muy turbias.

Sin embargo el 25 de mayo de 1999, 54 años después de haber sido injustamente destituido, el Senado de Estados Unidos pasó una resolución de exoneración a favor de Kimmel y Short debido a que, según el Senador William V. Roth, "en Washington a ambos oficiales se les negó informes de inteligencia vitales para el cumplimiento de sus funciones", agregando que ambos jefes fueron solamente los chivos expiatorios del Pentágono.  El Senador Strom Thurmond dijo además que "Kimmel y Short fueron las últimas victimas de Pearl Harbor".

En el año 2000 el Senado pasó una resolución para poner los nombres de Kimmel y Short en la lista de oficiales en retiro con el rango más alto alcanzado, pero hasta el momento no se ha hecho efectiva y no se han comunicado las razones de la omisión.

En el año 2001 Robert Stinnett publicó su libro "Day Of Deceit: The Truth About FDR and Pearl Harbor" basado en documentos de la Inteligencia Naval después de una persistente solicitud iniciada en 1983 y que fueron desclasificados en 1994.  En el libro se presentan pruebas irrefutables que exoneran a Kimmel y Short de todas las acusaciones debido a una confabulación entre la Casa Blanca, los altos mandos militares y grandes medios de comunicación radial y escrita.  Stinnett prueba que tanto a Kimmel como a Short les ocultaron informes de inteligencia que eran conocidos por el Presidente Roosevelt y el Estado Mayor Conjunto en Washington.  Sin embargo, el General Marshal convocó a una conferencia de prensa secreta con importantes medios de comunicación el 15 de noviembre de 1941 y 10 días después les comunicó a Kimmel y Short lo conversado con los representantes de medios.  Es sintomático que en 60 años fueron realizadas nueve investigaciones oficiales y en ninguna de ellas fueron convocados representantes de los medios.  En ese lapso, tampoco los representantes del Congreso tuvieron acceso a esos documentos.

Dos semanas después de Pearl Harbor, la Marina clasificó todos los documentos anteriores como TOP SECRET.  Todos los radio operadores y criptógrafos fueron amenazados con prisión y pérdida de todos los beneficios si revelaban cualquier hecho relacionado con las defensas antes del 7 de diciembre de 1941.  El Director Naval de Comunicaciones, Contralmirante Leigh Noyes, comunicó a todos los comandantes "destruir todas las notas o cualquier evidencia escrita".  De acuerdo con Tolant, 15 horas antes del ataque y las 11 de la mañana hora de Washington, del 7 de diciembre, nadie pudo encontrar o comunicarse con ningún alto jefe militar y después todos sin excepción testificaron no recordar dónde se encontraban durante esas horas (Infamy: Pearl Harbor and its Aftermath por John Tolant, 1986).  John Tolant recibió el Premio Pulitzer en Historia.

Obviamente el Almirante Kimmel no tuvo nunca oportunidad de reunir y presentar pruebas suficientes para defenderse.


LIBROS

"Day Of Deceit: The Truth About FDR and Pearl Harbor" por Robert Stinnett


Radio

Ver detalles en Amazon US/International

"The Final Secret of Pearl Harbor" por el Contralmirante Robert A. Theobald.


Radio

Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 14 junio/2007