Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General der Gebirgstruppe Julius Ringel

Julius Ringel

Julius Alfred Ringel nació el 16 de noviembre de 1889, en Volkermarkt localidad situada en la zona montañosa de Carintia en Austria.   Postuló a cadete aspirante a oficial en el Ejército Austro-Húngaro en agosto de 1909 y fue comisionado como Leutnant (Teniente) en noviembre de 1910.  Fue ascendido Oberleutnant (Primer Teniente) en agosto de 1914, días antes del estallido de la Primera Guerra Mundial y a Hauptmann (Capitán) el 08 de julio de 1917.

Fue condecorado después del combate con los Kaiser-Jäger Tiroleses durante la guerra.  Ringel ascendió rápidamente en las filas del ejército austriaco, a Mayor el 15 de mayo de 1921 y a Oberstleutnant (Teniente Coronel) el 15 de diciembre de 1932.  Dos años más tarde fue nombrado Jefe de Estado Mayor de la 5ª Brigada Gebirgs.  En 1938, después del Anschluss con Alemania, cuando la brigada se incorporó a la Wehrmach, fue ratificado en su puesto y nombrado Jefe de Estado Mayor de la 3ª División Gebirgs.

En septiembre de 1939, al ser ascendido a Oberts (Coronel) Ringel fue transferido de las tropas de montaña a la infantería y fue nombrado Jefe de Estado Mayor de la 268ª División de Infantería de Bavaria; un mes más tarde recibió su propio mando en el 266 Regimiento de Infantería.  En abril de 1940 regresó a las tropas de montaña, adscrito a la recién formada 5ª División Gebirgs unidad que, a diferencia de Ringel, de hecho, la mayoría de sus soldados eran bávaros.  A finales de 1940 Ringel fue promovido a Generalmajor y puesto al mando de la División.

Después de un entrenamiento intensivo en los Alpes bávaros, donde formó parte de la 2ª Armee en el frente doméstico, en marzo de 1911, la División fue trasladada a los Balcanes.  Allí jugaron un papel importante al romper la 'Línea Metaxas' de los griegos, después de cuatro días de intensos combates repeliendo numerosos contraataques enemigos.  Poco después, las fuerzas de Ringel recibieron la orden de trasladarse a Creta para incorporarse a la Operación Merkur..

Una vez más las tropas de montaña de Ringel desempeñaron un papel fundamental al ir en auxilio de las atribuladas fuerzas paracaidistas durante la ofensiva para capturar el aeródromo de Maleme, el punto de inflexión de la batalla.  Muchos de los Gebirgsjäger murieron cuando un convoy de barcos de pesca los transportaba a la isla y fueron interceptado por la marina británica.  Un aterrizaje posterior con aviones de transporte Ju52, bajo intenso fuego enemigo, tuvo éxito y entre otros, los Fallschirmjäger y Gebirgsjäger, expulsaron a la mayor parte de las fuerzas británicas que conformaban la guarnición de la isla, el resto se rindió el 31 de mayo de 1941.  El 13 de junio de 1941, Ringel fue condecorado con la Cruz de Caballero, y fue nombrado Comandante Militar de Creta, cargo que desempeñó durante un tiempo.

Después de un descanso, desempeñando la función de tropas de ocupación en Noruega, desde septiembre de 1941 a enero de 1942, las fuerzas de Ringel fueron enviadas al frente oriental para ayudar a frenar la contraofensiva soviética de invierno.  La División combatió adscrita a la 18ª Armee, del Heeresgruppe Nord, entre el lago Ladoga y Novgorod en el frente de Leningrado.  Los Gebirgsjäger de Ringel tomaron parte en la captura del bolsón de Voljov donde hicieron más de 33.000 prisioneros, antes de ser empleado como brigada móvil en diversos puntos de crisis en los frentes de Leningrado y Finlandia.  Durante 20 meses en el frente norte, la División de Ringel ganó una envidiable reputación por la firmeza en defensa y la decisión en los ataques.  En reconocimiento a los logros de su división, el 01 de diciembre de 1942, Ringel fue promovido a Generalleutnant.

A mediados de 1943 la división fue transferida al frente italiano, tomando parte en la lucha defensiva en la línea Gustav como parte de la 10ª Armee.  El 25 de octubre de 1943, Ringel recibió las hojas de roble para su Cruz de Caballero de 1ª Clase.  Su división asumió las posiciones de la 305ª División de Infantería, justo antes de la primera batalla de Cassino en enero de 1944 y poco después sus fuerzas fueron enviadas a ayudar a enfrentar los desembarcos aliados en Anzio, poco después se ordenó el retiro de la 5ª Gebirgs para ayudar a defender la Línea Gótica.  Ringel fue nombrado Comandante de la LXIX Gebirgskorps en abril de 1944, pasando brevemente a asumir el mando del XVIII Gebirgskorps en junio cuando fue ascendido a General der Gebirgstruppe.  Dejó el frente para convertirse en Comandante General del XVII Distrito Militar (Salzburgo) a finales de julio de 1944.

En febrero de 1945 una de las formaciones ad-hoc estacionadas en Austria, ante la inminente invasión del Ejército Rojo que se aproximaba recibió el título de Korps Ringel, ayudando a organizar la defensa de la región de Steiermark.  En la desesperada lucha contra los diversos grupos de combate formados por Ringel, lograron detener - aunque de manera temporal - el avance soviético.  A pesar de la abrumadora superioridad del enemigo, Ringel estaba determinado a no ceder el terreno ocupado por los Gebirgsjäger y gracias a la tesón de sus tropas, las colinas permanecieron en manos alemanas hasta que recibieron la orden de deponer las armas en los últimos días de la guerra.

Al terminar la guerra Ringel vivió en el retiro, escribiendo sus experiencias en el libro titulado 'Hurra die Gams', que fue publicado en 1956.

Julius Ringel, murió en Baviera el 10 de febrero de 1957, a la edad de 78 años.


Publicado: 13 febrero/2012