Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Rey Jorge VI de Inglaterra

Jorge VI

Jorge VI Rey de Inglaterra, nació el 14 de Diciembre de 1895, segundo hijo de Jorge V y de María de Teck.

Desde su niñez hasta los 30 años, sufrió de tartamudez lo que acrecentó su timidez, pero finalmente un terapista australiano logró curarlo.

Se casó con Lady Elizabeth Bowes-Lyon en 1923 de cuya unión nacieron dos niñas, Isabel y Margarita.  Jorge VI fue uno de los reyes ingleses que asumió la corona en vida de su predecesor, Eduardo VIII, cuando abdicó al trono.

En los años 30 el desempleo era un serio problema en Gran Bretaña y luego llegó lo que nadie deseaba: la muerte de Jorge V.  Al morir el rey, a fines de enero 1936, fue proclamado como sucesor su hijo Eduardo, príncipe de Gales, que subió al trono con el nombre de Eduardo VIII.  El nuevo monarca reinó poco tiempo, pues en diciembre del mismo año, para casarse con Wallis Simpson, una divorciada norteamericana, abdicó en la persona de su hermano Alberto, Duque de York, quien le sucedió en el trono con el nombre de Jorge VI.

Jorge VI nunca pensó en ser rey y la designación lo agobió por el resto de su vida.  El Rey Jorge fue un hombre débil que no estaba capacitado ni física ni moralmente para llevar sobre sus hombros la responsabilidad de guiar los pasos del Imperio en una época sumamente difícil.

Pese a ello y con un hombre tenaz como Churchill a cargo del gobierno, durante la guerra el rey realizó una abnegada labor en favor de su pueblo con un costo muy elevado en esfuerzo por hacer algo para lo que no estaba capacitado; reinar.  

Para la prensa y el consumo público, "Jorge VI estaba determinado a morir defendiendo a su familia en caso de una invasión por parte de Alemania, para el efecto, practicaba tiro al blanco diariamente. "  La realidad era otra, enfermizo, le costaba mucho asumir su papel de monarca al presentarse en público.

Fumador empedernido, la presión de la guerra incidía en su vicio que a la postre le causó daños irremediables, como el cáncer y otros males que hacían de su vida todo un sufrimiento.  A medida que las enfermedades avanzaban y la arterioesclerosis le impedían desempeñar sus funciones su hija, la princesa Margarita tenía que asumir muchas de las funciones que le correspondían a su padre.

En 1951 después de una neumonía le estirparon un pulmón debido al desarrollo de un tumor canceroso.

Con el cáncer avanzando y por una trombosis coronaria, Jorge VI murió mientras dormía el 6 de febrero de 1952.