Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Teniente Ivan Mikhailovich Chisov

Ivan Chisov

Ivan Mikhailovich Chisov fue un teniente de la Aviación soviética que prestaba servicio como navegante en un bombardero Ilyushin Il-4.

El 25 de enero de 1942, el Ilyushin de Chisov volaba en una misión sobre el corredor de Vyazma, Smolensk, Orsha y Vitebsk cuando aviones alemanes Messerschmitt Me 109, atacaron al bombardero cuatrimotor Bolkhovitinov DBA, que quedó en muy malas condiciones.   El piloto ordenó a la tripulación saltar en paracaídas.   De acuerdo con las declaraciones del tripulante Nicholas Zhugan, el navegante Chisov saltó cuando el avión aún se encontraba a unos 7000 metros de altura, mientras que otros dicen que lo hizo a los 6700 metros de altura.   Zhugan también declaró que él prefirió esperar hasta que el avión alcanzara los 5000 metros para recién lanzarse fuera del avión, pero que sin duda Chisov lo hizo cuando el avión todavía estaba alrededor de los 7000 metros de altura.

El teniente Chisov dijo que en vista que se estaba librando un combate a esa altura, decidió no abrir su paracaídas apenas salió del avión, sino que esperó, para no presentar un blanco fácil a alguno de los pilotos alemanes.

Sin embargo, la falta de suficiente oxígeno a ese nivel hizo que Chisov perdiera el conocimiento antes que pudiera abrir el paracaídas.

Afortunadamente para Chisov, en caída libre a una velocidad de más de 200 Km/h, aterrizó en la ladera de una colina cubierta de nieve, rodando, rebotando y deslizándose cuesta abajo.   El combate aéreo que se desarrollaba en esos momentos estaba siendo observado por una unidad de caballería comandada por el General P. A. Belov.   Los jinetes vieron la caída de Chisov y acudieron al lugar donde se encontraba el cuerpo del aviador portando su paracaídas sin abrir.   Aunque pensaron que estaba muerto, la sorpresa de los soldados fue mayúscula cuando Chisov lentamente recuperó la conciencia.

El Teniente Chisov sufrió múltiples heridas, algunas de ellas graves como los daños a la columna y la rotura de la pelvis.   Fue llevado a un hospital donde el Dr. Y.V. Gudynsky lo operó.   Un mes después todavía se encontraba en situación crítica, pero a los tres meses se encontraba recuperado bajo los cuidados del doctor I.P.Izotovym en un hospital de retaguardia.   Una vez dado de alta, ante la sorpresa de sus superiores, Chisov solicitó ser reincorporado al servicio activo.

La solicitud de Chisov fue denegada, pero en vista de la experiencia que tenía por haber volado 70 misiones de combate, le ordenaron reincorporarse como instructor de navegantes.

Terminada la guerra, Ivan Mikhailovich Chisov pasó a la reserva y luego se graduó en la Academia de Ciencias Político-Militares.   Se convirtió en propagandísta político del Ejército Rojo.


Publicado: 27 marzo/2012