Führer Adolf Hitler

Adolfo Hitler

Foto con autorización de:
Deutsches Historisches Museum

Adolf Hitler, nació en Branau, Austria, el 20 de Abril de 1889.  Fue hijo de un funcionario de aduanas.  En 1907 se radicó en Viena, trasladándose a Munich en 1912.  Al estallar la Primera Guerra Mundial, fue llamado al servicio militar y asignado a un regimiento bávaro.  Poco después de comenzar la guerra fue condecorado con la Cruz de Hierro de Segunda Clase y hacia finales, en 1918, recibió la Cruz de Hierro de Primera Clase.  Poco antes de finalizar la Gran Guerra fue herido en combate e internado en el Hospital Pasewalk.

Voz de Hitler
Firma de Hitler

Luego de ser dado de alta y finalizada la guerra, se dedicó en Munich a dar charlas de adoctrinamiento a ex combatientes.  Sus discursos eran netamente antipacifistas y socialistas.  Observó con detenimiento las doctrinas de los partidos políticos en auge en aquellos momentos.   Los que llamaron su atención fueron el Partido Social Demócrata Austriaco, el Partido Social Austriaco y el Partido Obrero Alemán.

El 12 de Septiembre de 1919, Hitler participó por primera vez en una reunión del Partido Obrero Alemán y a los dos días se afilió.   En Abril de 1920 se retiró del ejército y se dedicó de lleno a la labor de propaganda dentro del partido, que en ese mismo mes, le fue cambiado el nombre por el de Partido Obrero Nacionalsocialista.  Obtuvo el apoyo del Ejército y en especial de Ernst Rohm, ex oficial de la Wermarch y jefe de Hitler, debido a que el militar había desempeñado un cargo político dentro de la institución armada.

Hitler tomó de los Socialdemócratas la idea de partido y los métodos de propaganda de masas.  De los Nacionalistas alemanes adoptó el nacionalismo extremo, el antisemitismo y el antisocialismo.  De los socialcristianos la idea de la compensación profunda y el bienestar del pueblo.

El Partido Nacionalsocialista se basaba en la premisa de que los agitadores de izquierda y por lo general de origen judío, habían alejado a las masas alemanas de su sentido natural de patriotismo y para contrarrestar ese hecho era necesario conquistar a los trabajadores  actuando principalmente sobre sus sentimientos y no sobre sus ideas.  Para esa fecha, los efectos del Tratado de Versalles, se hacían sentir en el pueblo alemán, efecto que abonaba el terreno para el engrandecimiento de los partidos políticos.   Creó las “Sturmabteilungen”  o SA (Fuerzas de Asalto), fueron uniformados con ropa de estilo militar y entrenados para disolver las manifestaciones de los partidos contrarios y proteger las reuniones de sus militantes.

En Noviembre de 1923, sintiéndose con la fuerza y autoridad necesaria dentro del partido, intentó tomar Munich, contando con el visto bueno del General Ludendorff, lo que podía garantizar, no el apoyo total, pero al menos la complacencia del ejército.  Logró reunir a tres mil miembros de las SA, pero el golpe fracasó.  El mitin fue disuelto por la policía y Hitler fue condenado a cinco años de cárcel.   Durante su estadía en prisión escribió su libro “Mein Kampf” (Mi Lucha).  Seis meses después obtuvo la libertad condicional.

Durante los siguientes cinco años, Alemania empezó a salir de la depresión, la clase obrera se repuso, pero la pequeña burguesía fue severamente afectada por la crisis económica.  Hitler que había aprendido de su error de 1923, cambió la orientación del Partido y se dedicó a cortejar a esta clase social.  Además llegó a la conclusión de que el ejército sería fiel a quien estuviera en el poder y concentró sus esfuerzos para tomar el gobierno por métodos legales.

Para lograr sus propósitos debía engrandecer el partido.  Para 1923 el Partido Nacionalsocialista contaba con 27.000 miembros y cinco años después con 108.000.  Para las elecciones de ese año de 1928, obtuvo 800.000 votos, con los cuales consiguió 12 escaños en el Parlamento de 491 diputados.  En 1929 el Partido Nacionalsocialista contaba con 178.000 miembros, año en que se inició la gran crisis económica, que terminó por completar la ruina de la economía alemana.

En Marzo de 1930, dimitió el Canciller Socialdemócrata Hermann Mueller, siendo elegido minoritariamente Brunning quien pasó a ser Canciller.  Sin embargo, no obtuvo la aprobación del Parlamento y solicitó al Presidente Hindenburg la convocatoria a nuevas elecciones.  Al realizarse las elecciones, los nacionalsocialistas obtuvieron 6.500.000 votos, con lo cual se aseguraron 107 diputados en el Parlamento.

En 1932 Hindenburg convocó a elecciones presidenciales y Hitler obtuvo 37% de los votos, Hindenburg 53% y Thalmann el 10%.  El 4 de Junio de ese año fue disuelto nuevamente el Parlamento y convocadas nuevas elecciones para el mes de Julio.  Hitler puso en marcha la maquinaria del Partido Nacionalsocialista y obtuvo 14.000.000 de votos que le aseguraron la mayoría en el Reichstag con 230 escaños.  Sin embargo no obtuvo el poder absoluto, pues von Papen continuó siendo Canciller.  Con la mayoría en el Parlamento, los nacionalsocialistas lo disolvieron y el Presidente Hindenburg se vio obligado a convocar a nuevas elecciones en el mes de Noviembre, en las que el Partido Nacionalsocialista perdió escaños, pero como seguía teniendo mayoría, se le ofreció a Hitler la vicecancillería, cargo que no aceptó.  Luego de muchas querellas políticas y grandes disturbios callejeros, a Hindenburg no le quedó otro camino que aceptar a Hitler como Canciller y como tal fue elegido el 30 de Enero de 1933, quedando von Papen como Vicecanciller.

El 27 de Febrero de 1933 se produjo el incendio del Reichstag, que fue atribuido a los comunistas.  En las elecciones de Marzo, los nacionalsocialistas consiguieron 17 millones de votos, con lo cual aunque tenían el 44% del número total de votantes, no tenían la mayoría absoluta en el Reichstag.  Sin embargo mediante un decreto presidencial, el Partido Comunista fue declarado fuera de la ley.  Para el 21 de Marzo los nacionalsocialistas ya contaban con la mayoría absoluta.

Poco después se fueron disolviendo los otros partidos y para el 14 de Julio de ese mismo año, Alemania quedaba convertida en un país monopartidista.  Seguidamente fueron eliminadas las organizaciones sindicales, la independencia de antiguas provincias y las organizaciones profesionales.

A principios de 1935, Hitler contaba con un poder ilimitado, pues luego de la muerte de Hindenburg fue elegido Presidente, además de Canciller.  En Marzo de 1935 denunció el Tratado de Versalles, restableció el servicio militar obligatorio y fue creada la Luftwaffe.  En 1936 denuncio el Tratado de Locarno, por el cual se estipulaba que la región de Renania era una zona desmilitarizada, e inmediatamente fue ocupada por tropas alemanas.

El 10 de Noviembre de 1937, fue firmado el Protocolo Hossbach, elaborado en una reunión donde participaron Hitler, su ayudante Coronel Hossbach, el Ministro de Guerra Mariscal de Campo von Blomberg, el General Fritch Comandante General del Ejército, el Almirante Raeder Comandante General de la Marina, Goering Comandante General de la Aviación, y von Neurath Ministro de Asuntos Exteriores.  En la reunión se puso de manifiesto la intención de Hitler de enmendar los errores producidos por el Tratado de Varsovia y para ello tenía intenciones de recuperar los territorios del Sarre y del Corredor de Danzig, incorporar Austria a Alemania, recuperar los territorios de Bohemia y Moravia escindiéndolos de Checoslovaquia, disolver ese país e independizar Eslovaquia y emprender una guerra contra la Unión Soviética, en una fecha no posterior a 1942.

A mediados de 1938, Hitler asumió el Ministerio de Guerra, con un Estado Mayor General llamado OKW (Mando Supremo de las Fuerzas Armadas) y destituyó luego a Blomberg y Fristch.  El 12 de Marzo de 1938, las tropas alemanas entraron triunfalmente en Austria anexándola al Tercer Reich.

En Septiembre de 1938 se llevó a cabo la reunión de Munich, en donde los Aliados aceptaron la anexión de los Sudetes, Bohemia y Moravia a Alemania a cambio de la paz.  En enero de 1939, Hitler reunía en sus manos unos poderes que ningún estadista alemán había tenido numca en su historia.  Su meta era crear el Reich Alemán que duraría mil años.

Creó el Pacto de Acero primero con Italia y después El Eje, con Italia y Japón.  Hizo desaparecer a Checoslovaquia, invento del Tratado de Varsovia, haciendo renacer a Eslovaquia y devolvió las fronteras de los países centroeuropeos a un estatus similar al que tenían antes de la Primera Guerra Mundial.  Inició la Segunda Guerra Mundial al invadir Polonia y repartírsela con la Unión Soviética mediante un pacto secreto.  Invadió Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo.  Luego hizo lo propio con Dinamarca, Noruega y la Unión Soviética.

Después del fracaso de Stalingrado, el transcurso de la guerra se revierte y comienza el repliegue en todos los frentes que concluye con la derrota total.  El 30 de Abril de 1945, después de contraer matrimonio con Eva Braun en el Bunker de la Cancillería y redactar sus testamentos personal y político, Adolf Hitler se suicidó.


- The Life and Death of Adolf Hitler.
  Por James Cross Giblin .
Radio

Ver detalles y adquirirlo en Amazon

- Adolf Hitler : The Definitive Biography.
  Por John Toland .
Radio

Ver detalles y adquirirlo en Amazon


Publicado: 29 diciembre/2000 - Actualizado 07 mayo/2013






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido