Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Emperador Haile Selassie de Etiopía

Haile Selassie

Haile Selassie, nació como Tafari Makonnen en 1892, hijo de un conocido general y sobrino nieto del Emperador Menelik I de Etiopía.

Haile fue un estudiante brillante y se convirtió en el favorito de Menelik quien lo nombró gobernador provincial cuando apenas contaba con 14 años de edad.  Por ser cristiano se opuso abiertamente al nieto de Menelik quien era su sucesor directo y además un musulmán convertido.  En 1916 impulsó la destitución del nieto de Menelik y propició la subida al trono a Zauditu, hija de Menelik y él mismo se impuso como Regente.

En 1928 Tafari fue coronado Rey pero en 1930 un misterioso hecho cambió la suerte de Etiopía.   El 2 de abril de 1930, la emperatriz murió.  Aunque se rumoreaba que la emperatriz fue envenenada, también se dijo que murió de stress al enterarse de la muerte de su ex marido a quien todavía amaba.  De manera más o menos oficial se ha dicho que la Emperatriz murió por una fiebre similar a la gripe y por las complicaciones de la diabetes que sufría.  En todo caso, la misteriosa muerte de la emperatriz Zauditu, fue un hecho nunca aclarado y por cierto demasiado sospechoso.

Tafari se convirtió en Emperador de Etiopía con el nombre de Haile Selassie, quien proclamó además, sin lugar a protesta ser descendiente directo del Rey Salomón y de la Reina de Saba.

Haile Selassie

Selassie realizó grandes cambios sociales como la abolición de la esclavitud.  Cuando Italia invadió Etiopía en 1935, el personalmente dirigió la defensa del país, pero en 1936, se vio obligado a pedir asilo en Inglaterra.  Entre 1936 y 1938 apeló a la Liga de Naciones para que tomaran acciones efectivas en contra de Italia, pero no logró convencer a la mayoría.

Cuando en 1940 Italia entró en la guerra, Selassie regresó a áfrica con la ayuda de los ingleses y se estableció en Khartroun.  En 1941 logró ingresar a Etiopía recuperando el trono ante la retirada italiana.

En la posguerra, reinició cambios políticos y sociales siendo lo más importante el establecimiento de la Asamblea Nacional.  En los años 60 y 70 hizo grandes esfuerzos para alcanzar las metas de la comunidad pan-africana en especial por medio de la Organización de la Unión Africana.

En 1960 sufrió un levantamiento de jóvenes intelectuales apoyados por los militares, quienes reclamaban terminar con la opresión y la pobreza.  Fue sufriendo las consecuencias del descontento popular y poco a poco perdió su poder hasta que el 12 de Setiembre de 1974 fue depuesto.

En 1975, fue asesinado en prisión por órdenes de los líderes del golpe de Estado.


Publicado: 01 diciembre/2000 - Actualizado: 05 mayo/2013