Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General Mariscal de Campo Robert Ritter von Greim

Robert Ritter von Greim

Robert Ritter von Greim, nació en Bayreuth el 22 de junio de 1892, hijo de un noble oficial del ejército Bávaro.  Ritter, no es un nombre de persona sino un título nobiliario equivalente a Caballero.  Sirvió en la Primera Guerra Mundial como piloto, adjudicándose una cuenta de 28 aeroplanos enemigos derribados.  Recibió la Cruz de Hierro de Primera Clase, además el 14 de octubre de 1918 fue condecorado con la orden Pour le Merit y el 23 de octubre de 1918 con la Cruz de Caballero de la Orden Militar de Max-Joseph.

Luego de la guerra von Greim decidió estudiar leyes durante tres años matriculándose en la Universidad de Munich.  Luego, entre 1924 y 1927 organizó la Unidad Aérea Militar del cantón y posteriormente fue nombrado administrador comercial de los centros de entrenamiento aéreo comercial en Wurzburg, Nuremberg y Munich.

En 1934 reingresó al ejército con el rango de Mayor y se convirtió en Comodoro del Grupo de Combate de Richtofen.  En 1935, Göring lo nombró Primer Líder de Escuadrón en la recién creada Luftwaffe y cuatro años después fue designado Jefe de Personal.  Antes de comenzar la guerra, von Greim perdió a su esposa y a su hijo de 5 años en un incendio.  Posteriormente durante los peores momentos de la guerra, nació un romance entre el oficial y la famosa piloto de aviación Hanna Reitsch.

En 1940 von Greim tenía el Rango de Teniente General y ayudó a dirigir los ataques aéreos contra la Gran Bretaña, y entre 1941 y 1944, se distinguió por su actuación en el Frente del Este como uno de los más destacados pilotos de la Luftwaffe.  Recibió la Cruz de Caballero en junio de 1940, las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero en 1943 y las Espadas en 1944.  Para esa fecha tenía el rango de Coronel General.

A partir de 1942 fue Comandante General de la V Fliegerkorps y desde febrero de 1943 a 1945, Comandante en Jefe de la Luftflotte en el Frente del Este.  El 23 de abril de 1945, Hitler lo nombró Comandante General en Jefe de la Luftwaffe en reemplazo de Göring a quien había destituido por traición, von Greim y Hanna Reitsch fueron convocados por Hitler desde el búnker del Führer en la capital germana, para recibir sus nuevas asignaciones.  Ambos dejaron Munich el día 25 de abril de 1945, en un FW-190 escoltados por otros 15 aviones.  Volando a apenas 3 metros de altura, cruzaron las líneas estadounidenses con el propósito de abordar un helicóptero que les permitiría aterrizar en la puerta de la Cancillería, pero cuando llegaron al lugar donde se encontraba la nave, hallaron al helicóptero totalmente destrozado.   Descubrieron un Fieseler 156 Storch intacto y con la frágil máquina, atravesaron Berlín en medio del fuego de la artillería antiaérea soviética y de los aviones Yak que patrullaban dueños de los cielos alemanes.  Greim resultó herido por una esquirla, pero el avión pudo llegar a su destino.  Hanna Reitsch logró aterrizar el avión sin novedad cerca del búnker.

Una vez en presencia del Führer, Greim fue nombrado Mariscal de Campo y se le ordenó dejar Berlín.  Ambos pilotos le pidieron a Hitler que les permitiera permanecer en el búnker, pero la orden fue tajante.   Juntos, Von Greim y Reitsch, abandonaron la capital en medio del infierno de fuego en que estaba convertida la ciudad.  Volaron hacia el Cuartel General del Almirante Karl Dönitz quien había sido nombrado, sucesor del Führer y Presidente del Reich, horas antes del suicidio de Hitler.

Después de la rendición, von Greim fue tomado prisionero e internado en la prisión de Salzburgo, donde se suicidó el día 24 de mayo de 1945.


Publicado: 21 marzo/2002 - Actualizado: 05 mayo/2013

Comentarios

comments powered by Disqus