Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Rey Georgios II de Grecia

Georgios II

Georgios Príncipe de Grecia y Dinamarca, nació el 20 de julio de 1890, en Tatoi, cerca a Atenas, Grecia.  Fue hijo mayor del Rey Constantino I, Rey de los Helenos y de Sofía Dorotea Ulrica, Princesa de Prusia.  Tuvo cuatro hermanos, Alexander, Helena, Paul, Irene y Katherine.

Georgios se casó el 27 de febrero de 1921 con la princesa Elisabeth de Rumania hija del Rey Ferdinando I de Rumania y de la Princesa de Edinburgo.   Ellos no tuvieron hijos y se divorciaron el 6 de julio de 1935. Casi finalizando la Primera Guerra Mundial, Georgios siguió a su padre al exilio y regresó con él en 1920, después de la muerte de su hermano Alexander.

Durante la Primera Guerra Mundial, fue excluido de la sucesión monárquica debido a sus simpatías pro-germanas.  En setiembre de 1922, el Rey Constantino fue depuesto por el general Nikolaos Plastiras y obligó al rey a abdicar en favor de Georgios quien fue ungido Rey de los Helenos, en 1922.  Un nuevo golpe de Estado fue develado en octubre de 1923.  El 19 de diciembre de ese mismo año, Georgios fue obligado "cordialmente" a abandonar el país en compañía de su esposa la Reina Elizabetha, con quien se había casado en Bucarest, el 27 de febrero de 1921.  Georgios y su familia se establecieron en Londres.  Tres años después, el 25 de marzo de 1924, la Asamblea Nacional votó por el fin de la Monarquía y proclamó la República.

Georgios II permaneció en el exilio hasta que el conservador Partido Populista, con el apoyo de las Fuerzas Armadas, logró la mayoría en la Asamblea y mediante un plebiscito (probablemente manipulado por el General Georgios Kondylis) declaró restaurada la Monarquía y el 3 de noviembre de 1935 fue restablecido en el trono.  Sin embargo al año siguiente, el General Ioannis Metaxas, con el apoyo del Rey, dio un golpe de Estado alegando que el país estaba por caer en manos de los comunistas.

Aunque el Rey Georgios II apoyó la dictadura y al "4º Régimen Augusto", se vio en un dilema cuando el General Metaxas abolió los partidos políticos, disolvió el Parlamento, suspendió las garantías constitucionales y en un paroxismo sin precedentes hasta censuró la "Oración Funeral de Pericles a los Atenienses" de Thucydides.  Metaxas estrechó lazos políticos y económicos con Alemania, pero en un doble juego, mantuvo buenas relaciones con Gran Bretaña que ejercía una gran influencia y tenía grandes intereses en Grecia y los Balcanes.

Cuando el 23 de abril de 1941 Alemania invadió Grecia Georgios escapó a Creta con los miembros de su gobierno, pero no duró ahí mucho tiempo pues al llegar los paracaidistas alemanes a la isla escapó nuevamente a Egipto y de ahí buscó el asilo en Gran Bretaña.

El gobierno de Grecia en el exilio fue reconocido por los Aliados, mientras en la tierra helénica se formaban grupos guerrilleros.  Al acercarse el regreso del Rey, el ambiente se caldeó debido a que su posible regreso causó disensiones, no sólo en Grecia sino también fuera del país.  Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, cuando la retirada de los alemanes de Grecia, la monarquía fue restablecida pero nuevamente los sentimientos republicanos remecieron a la sociedad griega amenazando al trono.  Los políticos y una parte de la población cuestionaban el apoyo que el rey Georgios le dio a Metaxas.  Un nuevo plebiscito hecho por los Aliados el 28 de setiembre de 1946, restauró la monarquía y Georgios II regresó a Grecia en 1946.

Georgios sufrió un ataque cardíaco en el Palacio Real y su hermano Paul le sucedió en el trono.


Publicado: 08 noviembre/2001