Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General Werner Fritsch

Werner Freiherr von Fritsch

Foto con autorización de :
Deutsches Historisches Museum, Berlin

Werner Freiherr barón von Fritsch, nació el 4 de agosto de 1880 en Benrath, distrito de Düsseldorf.  Fue hijo del Teniente General Georg baron von Fritsch y de Adelheid Bodelschwingh.

Siguiendo la tradición familiar, siguió la carrera de las armas, ingresando a un regimiento de artillería prusiano en 1898.  Desde el inicio de su carrera demostró tener grandes cualidades organizativas.  Fritsch se graduó en 1900, y en 1907 ingresó a la Academia de Guerra en Berlín.  En 1913 destacaba entre sus compañeros de promoción y fue asignado al Estado Mayor. Participó en la Primera Guerra Mundial sobresaliendo por sus cualidades de mando mientras sirvió en varias unidades como oficial de Estado mayor.  Al finalizar el conflicto fue uno de los escogidos para integrarse al Reichswehr, ejército reducido de 100.000 hombres autorizado por el Tratado de Versalles.

Entre los años 1920 y 1922 participó en la reorganización del Ejército.  En 1932 fue ascendido a Teniente General y reemplazó al General von Rundstedt, como Comandante del III Distrito Militar (Berlín).   En 1934, el Presidente Hindenburg lo llama a integrar al Alto Mando del Ejército y en 1935 lo nombra Chef der Heeresleitung (Comandante en Jefe del Ejército).   En 1936 fue ascendido a Coronel General.

Werner von Fritsch junto con el Reigskriegsminister (Ministro de Guerra) General Werner von Blomberg, fueron encargados de la reorganización y rearmamento de las Fuerzas Armadas Alemanas.  Ambos oficiales hicieron posible que Alemania se constituyera en la primera potencia militar del mundo después de tener apenas un ejército de 100.000 hombres.  Durante la Conferencia de Hossbach conoció las intenciones de Hitler de ir a la guerra, pero se opuso por considerar que no estaban técnicamente preparados para enfrentarse a todas las potencias europeas simultáneamente.

Hermann Göring comenzó a sentir celos de Blomberg y Fritsch, quienes pretendían unificar el mando de las Fuerzas Armadas y Göring sentía que con eso perdía poder.  En combinación con Heydrich acusó a Blomberg de estar casado con una prostituta y a Fritsch le presentaron cargos de homosexualidad.  Fritsch nunca fue conocido como un mujeriego y nunca se casó por estar concentrado en su carrera militar.

El día 26 de enero de 1938, el General von Fritsch tuvo que soportar nuevamente la acusación del chantajista apellidado Schmidt, quien había declarado que el general había tenido relaciones con un joven en la estación de trenes de Wannsee, un episodio oscuro ocurrido en 1934 y que fue archivado por la Gestapo.  El chantajista Schmidt dijo que Fritsch le había sobornado con 2500 marcos para que no dijera nada sobre el asunto.  El expediente de Fritsch fue engrosado con nuevas "evidencias encontradas", desde el 20 de enero de 1938, justamente cuando comenzó el “affaire” del General Blomberg, acusado de estar casado con una prostituta con prontuario criminal.  En protesta por las vejaciones, von Fritsch rechazó los cargos, dejó su puesto de Comandante en Jefe y junto con el General Blomberg presentaron renuncia a sus cargos el 4 de febrero de 1938.

Hitler tenía fresca en la memoria la oposición de Fritsch a los planes militares debido a que en su opinión, Alemania no se encontraba preparada para emprender una guerra contra todas las potencias europeas y la Unión Soviética.  Hitler decidió que debía establecerse un "Tribunal Especial" para juzgar a Fritsch por conducta indecorosa.  

El General von Fritsch tenía la esperanza que se le juzgara en un tribunal ordinario, pero más pudieron las influencias de Himmler y Göring y fue enjuiciado en una Corte Marcial.  El abogado de Fritsch, conde von Goltz quiso presentar como testigo de lo ocurrido en la estación de Wannsee a un capitán de Caballería, pero la Gestapo detuvo al oficial antes que pudiera presentarse ante el tribunal.  Finalmente el tribunal falló a favor de Fritsch declarándolo libre de los cargos.  Hitler envió a von Fritsch al regimiento de artillería donde comenzó su carrera militar y aprovechó la circunstancia de la baja y exilio de Blomberg para disolver el Ministerio de Guerra.

Cuando Alemania comenzó la Campaña de Polonia, von Fritsch y su regimiento fueron enviados como "Observadores".  En Varsovia, el 22 de setiembre de 1939, fue herido mientras realizaba una inspección a las líneas y rechazó que su ayudante lo llevara a la retaguardia para ser atendido por un médico.  Desangrándose, murió como si hubiera querido terminar con su vida.


Publicado: 24 julio/2004 - Actualizado: 03 mayo/2013