Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Peter Fraser

Peter Fraser

Peter Fraser, nació en Fearn, Escocia el 28 de agosto de 1884.  Dejó la escuela a temprana edad para trabajar como aprendiz de carpintero, pero se las arregló para continuar estudiando contabilidad por su propia cuenta.   A la edad de 16 años se convirtió en secretario de la Asociación Liberal y luego en 1908, ingresó a la política haciéndose miembro del Partido Laboral Independiente.

En 1910 quedó desempleado y emigró a Nueva Zelanda, estableciéndose en Auckland un año después.  Trabajó como obrero en un embarcadero y por sus dotes de buen orador y su sensibilidad social, fue elegido presidente de la Unión de Trabajadores de Auckland.   Luego se afilió al Partido Socialista de Nueva Zelanda, actuando como jefe de campaña de Joseph Savage.

En 1913 se mudó a Wellington e ingresó al Partido Social Demócrata.   Permaneció activo en el Movimiento Unionista resultando arrestado en 1913, acusado de atentar contra la paz social.  Se opuso decididamente a la participación de Nueva Zelanda en la Primera Guerra Mundial y en 1916 jugó un papel importante en la formación del Partido Laborista.  Nuevamente fue arrestado ese mismo año y encarcelado por doce meses, acusado de sedición y por propugnar la evasión al servicio militar.

En 1918 fue elegido representante de Wellington Central y en 1919 fue contratado como editor del periódico del Partido Laborista, cargo que desempeñó por más de 10 años.  Ese mismo año, se casó con Janet Munro y al año siguiente fue elegido presidente del partido oponiéndose a la reforma agraria.

En 1935 fue nombrado Ministro de Salud y Ministro de Educación.  A la muerte de su amigo, el Premier Joseph Savage, se vuelve líder del partido Laborista y ocupó el cargo de Primer Ministro en abril de 1940.  A pesar de haberse opuesto a la entrada de Nueva Zelanda en la Primera Guerra Mundial, esta vez se vio obligado a declarar la guerra a Alemania y Japón cuando Gran Bretaña hizo lo propio cumpliendo los acuerdos con Polonia.

Durante la guerra, declaró el llamado a filas, la censura de prensa durante el conflicto y la extensión de las horas de trabajo.  Su cambio de actitud le causó una fuerte oposición en su propio partido, pero entre los Aliados, se ganó el respeto y el apoyo por su decidida oposición al Eje, en especial durante la primera Conferencia de las Naciones Unidas, en 1945, donde se opuso a garantizar el veto de las cinco grandes potencias.

En 1946, su partido ganó las elecciones de manera muy ajustada y aunado a su autoritarismo dentro del partido, le ocasionó la pérdida de apoyo de sus propios partidarios.  Se opuso al servicio militar obligatorio en tiempos de paz, esta vez con al oposición de su partido.  Ganó el referéndum contra el servicio militar obligatorio, pero su partido perdió las elecciones en 1949.  Falleció un año después, el 12 de diciembre de 1950, en Wellington, a la edad de 66 años.


Publicado: 29 octubre/2003 - Actualizado: 03 mayo/2013