Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General Mariscal en Jefe del Aire, Hugh Dowding

Hugh Dowding

Hugh Caswell Tremenheere Dowding, nació el 24 de abril de 1882 en Moffat, Escocia.  Fue hijo de un maestro de escuela. Se educó en la Escuela Winchester y más tarde en la Real Academia Militar de Woolwich.  Al graduarse como oficial fue asignado a la Real Guarnición de Artillería.   Luego fue enviado a Gibraltar, Ceilán y Hong Kong y finalmente a la India donde sirvió durante seis años en una brigada de artillería de montaña.

Downding era un hombre solitario y con muy pocos amigos debido a su caracter díscolo.   Al regresar a Inglaterra aprendió a volar y obtuvo su licencia en diciembre de 1913, lo que le permitió ingresar al Real Cuerpo Aéreo.  Durante la Primera Guerra Mundial, en 1915, fue enviado a Francia y recibió el mando del 16º Escuadrón de Vuelo.

Después de la Batalla del Somme, Dowding tuvo discrepancias con el General Hugh Trenchard comandante del Real Cuerpo Aéreo sobre la necesidad de darle descanso adecuado a los pilotos que terminaban exhaustos por volar misiones interrumpidamente.   Debido a este conflicto, Dowding fue regresado a Inglaterra y poco después fue promovido a Brigadier General, pero no regresó al frente por lo que restó de la guerra.

En 1929, ingresó a la recién creada Royal Air Force y ascendido a vice mariscal. Un año después fue llamado para integrar el Consejo del Aire en Londres.  En 1933, Dowding fue ascendido a Mariscal del Aire y honrado con el título de Caballero al año siguiente.  Como miembro del Consejo del Aire para Suministros e Investigación, se concentró en las investigaciones y desarrollos metodológicos para preparar a Gran Bretaña para la guerra que se veía venir.  Sabiendo que la era del biplano había llegado a su fin, su trabajó se centró en la realización de un concurso cuyo resultado fue el diseño y construcción del Hawker Hurricane y el Supermarine Spitfire.  También tuvo participación en el desarrollo del radar que comenzó a estar operativo en 1937.

Dowding tomó el mando del Comando de Caza, cargo que le permitió abogar por la construcción de una fuerza de caza poderosa en vez de la de bombardeo, que era la preferencia de la RAF.  Estudió la experiencia de Alemania en la Guerra Civil de España y quedó convencido que había que modernizar a la Real Fuerza Aérea.  Consciente que la RAF tendría que enfrentarse a la Luftwaffe, Dowding recomendó a Chamberlain que utilizara una política de apaciguamiento con Hitler para ganar tiempo, puesto que la Luftwaffe se encontraba muy adelantada respecto a la RAF y la guerra era casi inminente.

En plena guerra, en 1940, Dowding, llamado "Stuffy" por sus hombres, trabajó muy cercanamente con el Vice Mariscal del Aire Keith Park, comandante del 11º Grupo de Caza, dando cobertura con sus escasos 200 aviones, durante la evacuación de la Fuerza Expedicionaria Británica en Dunquerque.     Sin embargo, durante los combates en Francia, se opuso a emplear sus fuerzas de manera indiscriminada, ante lo que el consideraba una resistencia inútil que destruiría la fuerza de caza que sería necesaria para defender a Inglaterra.

Durante la Batalla de Gran Bretaña, Dowding fue criticado por el Vice Mariscal del Aire Sholto Douglas, Jefe Asistente del Estado Mayor del Aire y por el Vice Mariscal del Aire Trafford Leigh-Mallory, por no actuar con suficiente agresividad ante los ataques enemigos, en especial los ataques nocturnos.  Douglas deseaba que los cazas fueran enviados a interceptar a los aviones alemanes antes de que llegara a la costa inglesas, mientras que Dowding pensaba que eso era sacrificar inútilmente a los pilotos ingleses que arriesgaban el ser derribados en el mar, con pocas posibilidades de ser rescatados.  Por el contrario los pilotos que fueran derribados sobre tierra firme podían ser rescatados con facilidad.  Esa era una decisión acertada puesto que si bien Inglaterra contaba con suficientes cazas, el número de pilotos experimentados no era suficiente.  En cuanto a la caza nocturna, la RAF no estaba suficientemente preparada para ello.

Al final a Dowding se le dio el crédito de haber ganado la Batalla de Gran Bretaña, evitando la invasión alemana y por ello le fue concedida la Gran Cruz de Caballero.  Ahora se sabe que Hitler no le dio la misma importancia a la invasión de Inglaterra como se la dio a la invasión de Rusia pero en 1940, ningún inglés podía saber eso.  Hugh Trenchard, adversario de siempre de Dowding, dijo que durante 26 años, a Dowding no se le dio el reconocimiento que se merecía.  Sin embargo, el Mariscal del Aire en Jefe, Charles Portal, nuevo Jefe de Estado Mayor del Aire, estuvo de acuerdo con Douglas, en la disputa sobre las tácticas de caza de Dowding, lo que causó que fuera retirado y reemplazado por Douglas como jefe del Comando de Caza.

La carrera de Dowding no terminó como muchos creen que debió terminar, pues fue enviado a Estados Unidos en una asignación especial por el Ministerio de Producción de Aviones, antes de ser pasado al retiro en julio de 1942.  El asunto no fue por razones de edad, sino por razones políticas, pues Dowding apenas contaba con 59 años y fue el artífice de la victoria en la Batalla de Gran Bretaña.  Muy tarde, en parte se enmendó el error, cuando al año siguiente se le honró con el título de barón.

Durante su retiro, publicó el libro "Many Mansions" en 1943, "Lynchgate" en 1945, "Twelve Legions of Angels" en 1946, "God's Magic" en 1946 y "The Dark Star" en 1951.

Lord Sir Hugh Caswell Tremenheere Dowding, falleció el 15 de febrero de 1970.


Publicado: 18 julio/2004 - Actualizado: 01 mayo/2013