Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General Alan Cunningham

Alan Cunningham

Alan Gordon Cunningham nació el 01 de mayo de 1887 en Rathmines, County Dublin.  Fue hijo de John David Cunningham un profesor de anatomía y de Elizabeth Cumming Browne, ambos escoceses y hermano menor de quien sería Primer Lord del Mar el Almirante Andrew Gordon Cunningham.  No hubo anteriores militares en su familia.

Alan se educó en Cheltenham College y al igual que su hermano escogió la carrera de las armas ingresando a la real Academia Militar, aunque al final no tuvo una carrera castrense tan brillante como la de su hermano.  Fue comisionado en el ejército en 1906 sirviendo en la Real Artillería Montada durante la Primera Guerra Mundial.

Entre 1919 y 1921 sirvió en Malasia y luego regresó a Inglaterra para asumir cargos de instructor.  En 1937 Cunningham fue nombrado comandante de la Primera División de la Real Artillería y posteriormente Comandante de la División Antiaérea.

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial tomó el mando de las tropas británicas en África Oriental.  Guió la campaña para tomar la Somalia Italiana y Addis Abbeba.  Las operaciones comenzaron con la ocupación de los puertos de Chisimaio y Mogadiscio en el Mar Rojo, cuando los italianos decidieron retirarse al interior.  El 6 de abril las fuerzas de Cunningham entraron en Addis Abbeba.  Seis semanas después, el 20 de mayo, junto con las fuerzas del General Sir William Platt tomó Amba Alagi.  Entre los prisioneros italianos se encontraba Amadeo di Savoia, Duque d'Aosta, quien más tarde moriría en prisión.

La campaña de África fue muy favorable para las fuerzas de Cunningham quien perdió apenas 500 hombres, pero tomando 50.000 prisioneros italianos.   El éxito en la campaña condujo a Cunningham a ser nombrado Caballero y a tomar el mando del 8º Ejército Británico en África del Norte en agosto de 1941.

Su siguiente misión fue dirigir la ofensiva por orden del General Sir Claude Auchinleck en la campaña de Libia que comenzó el 18 de noviembre.  Fue un error de Auchinleck el nombramiento de Cunningham en reemplazo del General O'Connor puesto que no tenía experiencia en el mando de fuerzas mecanizadas que requerían gran movilidad.  Las grandes pérdidas en hombres al enfrentarse al General Rommel, al comienzo de la operación, obligaron a Cunningham a detener la ofensiva.  Esa decisión no fue admitida por Sir Claude Auchinleck quien en plena batalla de Sidi Rizegh lo relevó del mando nombrando al General Ritchie en su reemplazo, una elección por parte de Auchinleck que a la larga sería también equivocada. 

Lo cierto es que Cunningham había perdido confianza en los mandos por su falta de decisión causada por la presión de Churchill que exigía victorias imposibles, teniendo en cuenta la enorme diferencia entre las fuerzas de Rommel y las británicas.  Cunningham, el héroe de Etiopía era el primer general británico en enfrentarse a Rommel en iguales condiciones y sólo duró tres meses.  Regresó a Inglaterra con mal estado de salud y paso a servir durante el resto de la guerra en un cargo administrativo en el norte de Irlanda.

En 1945, después de terminada la guerra, Cunningham fue ascendido a General regresó al Oriente Medio como Comisionado en Palestina y Alto Comisionado en Transjordania.  Durante ese período, el mandato británico en Palestina terminó y fue reconocido el Estado de Israel.

Pasó al retiro del servicio activo y fue nombrado Comandante en Jefe de la Artillería Real, cargo que ocupó durante 10 años hasta 1954.

Alan Cunningham falleció en Royal Tunbridge Wells, en Kent, Inglaterra el 30 de enero de 1983 a los 96 años de edad.


LIBRO

Cassell Military Classics: The Desert Generals


Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 26 abril/2006 - Actualizado: 30 abril/2013