Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

General Mark W. Clark

Mark W. Clark

Mark Wayne Clark, nació en Madison Barracks, Nueva York, Estados Unidos, el 01 de mayo de 1896, hijo de un coronel de infantería.  Parte de su juventud la pasó en un suburbio de Chicago, cerca a Fort Sheridan.   Cumplidos los 17 años de edad, con la ayuda de su tía Zettie Marshall, madre del General George C. Marshall, logró Ingresar a la Academia Militar de West Point. 

Mark era un joven alto y muy delgado, no tenía buena salud, enfermaba con mucha frecuencia y por ello no se distinguió en la academia ni en actividades físicas ni en las académicas.  Se graduó con mucho esfuerzo en 1917, ocupando el puesto 110 entre 139 cadetes.

Con el grado de segundo teniente fue asignado al 11º Regimiento de la 5ª División de Infantería.  Varias veces enfermó llegando incluso a estar hospitalizado, razón por la cual se retrasó respecto a sus compañeros de promoción.  Pese a ello, fue ascendido a capitán en 1917. 

Peleó en la Primera Guerra Mundial asignado al Frente del Oeste en Francia con la 11ª División de Infantería, y fue seriamente herido por una esquirla, mientras dirigía su compañía, y más tarde fue condecorado por valor.

De regreso a su país, ocupó varios puestos administrativos llegando a ocupar cargos en la Oficina del Asistente del Secretario de Guerra, donde trabajó como instructor desde 1923 hasta 1933.  Ocupó otros cargos administrativos antes de ingresar a la Escuela de Guerra del Ejército, donde se graduó en 1937.

Con la ayuda del General George Marshall Clark y por su amistad con Dwight Eisenhower, obtuvo un puesto como profesor en la Escuela de Guerra.

En abril de 1941, Clark fue ascendido a Brigadier General y un año después fue enviado a Inglaterra con el General Eisenhower participando en la planificación de la Operación Torch.

En agosto de 1941, fue nombrado asistente en el Estado Mayor del Ejército y un mes antes de que EEUU entrara en la guerra fue nombrado Comandante en Jefe Encargado del Estado Mayor de las Fuerzas Terrestres.  En octubre de 1942, fue nombrado Comandante Encargado de las Fuerzas Aliadas en el Norte de África.   Juntamente con Robert Murphy, Clark negoció el controversial acuerdo con Jean Francois Darlan, después de desembarcar en Argelia desde un submarino.  El 13 de octubre de 1942, Clark se convirtió en el más joven general de tres estrellas en Estados Unidos.

En diciembre de 1942, Clark asumió el mando del 5º Ejército de EEUU.  Mantuvo responsabilidades en el área de defensa de la retaguardia y en el entrenamiento de tropas.  El 9 de setiembre de 1943, participó en el asalto anfibio de Italia.  Desembarcó en Salerno, cerca a Nápoles donde encontró seria resistencia.

Posteriormente en Cassino tuvo serios reveses con enormes bajas entre sus fuerzas, lo que le obligó a retirar sus tropas del frente y ceder el mando de su sector al neozelandés General Freyberg para que continuara el asalto del sector Cassino y el Valle del Liri, que era la vía natural hacia Roma. Freyberg aceptó el relevo con la condición de primero realizar un bombardeo masivo a Cassino y Montecassino.  Todos los generales Aliados incluyendo Clark, le dieron el visto bueno al bombardeo de todo el sector de Cassino incluyendo la Abadía de Montecassino, las cuales quedaron totalmente destruidas.

Luego de la caída de Cassino, Clark al mando del 5º Ejército tomó la ruta de la costa en Anzio.  Le ordenaron cambiar de dirección para cortar la huida del 10º Cuerpo Panzer alemán, pero decidió seguir directo hacia Roma que fue tomada el 4 de junio.

En diciembre de 1944, Clark reemplazó al General Harold Alexander como Comandante del 15º Grupo de Ejércitos.  En marzo de 1945, se convirtió en el general de cuatro estrellas más joven de Estados Unidos.  Tomó parte de la ofensiva de primavera, que terminó con la rendición alemana.

Después de la guerra, Clark fue comandante de las fuerzas estadounidenses en Austria, hasta que en enero de 1947 le asignaron el mando del 6º Ejército en San Francisco.  Clark tenía la esperanza de reemplazar al General Omar Bradley como Jefe de Estado Mayor General del Ejército, pero el cargo le fue otorgado al General Joe Collins.

En abril de 1952, Clark reemplazó a Matthew Ridgeway como Jefe del Comando del Lejano Este y del Comando Supremo de las Naciones, las que fueron unidas en Corea.  Durante el conflicto tuvo desavenencias con Eisenhower, quien al visitar Corea como Presidente Electo, no le dio oportunidad para que le presentara su "Plan Amplio" para la victoria, documento que preparó durante meses.

A comienzos de 1953, Clark fue autorizado a bombardear la capital de Corea, Pyongyang, las plantas hidroeléctricas en el río Yalú y otros blancos que estuvieron prohibidos hasta entonces.  Tal vez emulando a Freyberg en Cassino, arrasó la capital coreana y dejó al país sin electricidad por dos meses.   Clark mantuvo los bombardeos aéreos en las caras de los británicos y franceses que protestaron por esos actos.

Cuando renunció y pasó al retiro en octubre de 1953, Mark Clark escribió dos libros con sus memorias.  En "Calculated Risk" (Riesgo Calculado) publicado en 1951, Clark escribió, "Yo digo que el bombardeo de la Abadía de Montecassino... resultó un gran error; y lo repito, conociendo a fondo las controversias que se han venido desatando alrededor de este episodio...  El bombardeo de la Abadía no sólo fue un innecesario error psicológico desde el punto de vista de la propaganda, sino que resultó también un error militar táctico de primera categoría.  Sólo nos complicó más aún nuestra tarea, haciéndola más costosa en cuanto a hombres, material y tiempo."  El segundo libro titulado "From de Danube to the Yalu" (Desde el Danubio al Yalú) fue publicado en 1954.

En los años 60 Clark reanudó su amistad con Eisenhower, con quien se distanció desde la guerra de Corea.  Mark W. Clark falleció en Charleston el 17 de abril de 1984.


Publicado: 23 abril/2004 - Actualizado: 30 abril/2013