Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Boris III de Bulgaria

Boris III

Boris III de Bulgaria, nació el 30 de enero de 1894 en Sofía, Bulgaria, hijo de Ferdinando I de Bulgaria y María Luisa de Borbón de Parma.

Boris asumió el trono el 4 de Octubre de 1918, luego de la abdicación de su padre el Tsar Ferdinand I.  A pesar de proceder de una familia católica, Boris se inclinó por la religión ortodoxa, pero más debido a razones políticas y dinásticas que por convicción. 

Se casó con Giovanna Princesa de Savoia y tuvieron dos hijos, María Luisa y Simeon II.  Su matrimonio con una princesa italiana fortaleció las relaciones con ese país, pero en las postrimerías de los años 30 estuvo muy ligado a los intereses alemanes e hizo un acercamiento importante con Yugoslavia.

Boris era talentoso y a diferencia de su padre se ganó la simpatía de ricos y pobres.  Sin embargo, persiguió a sus enemigos políticos en especial a los comunistas durante el movimiento anti-fascista en el verano de 1941.

Boris III con Hitler en visita protocolar

Boris III con Hitler en visita protocolar

Fue un opositor del líder de la Unión Agraria Aleksandur Stambolisyski y se cree que el rey formó parte del golpe, que lo sacó del poder en Junio de 1923.  Los años que siguieron presentaron un escenario donde se hicieron cotidianas las conspiraciones. Incluso hubo dos atentados contra la vida de Boris en Abril de 1925.

Al establecerse un estado dictatorial en Bulgaria en el año 1934, trabajó muy arduamente para recuperar el poder político en el país.  En Noviembre de 1935 nombró Primer Ministro a Georgi Kyoseivanov, quien estableció una dictadura desde 1938 hasta su fallecimiento.

La política exterior del Tsar se caracterizó por la precaución y por la actitud innata en él, de esperar siempre para ver cuál sería el curso de los acontecimientos, antes de tomar una decisión.  Se apegó a la política exterior tradicional de Bulgaria de buscar una reconsideración razonable y pacífica del Tratado de Neuille. 

Tuvo éxito, en otoño de 1940, al recuperar el sur de Dobroudja, que estaba en poder de Rumania.   Su esfuerzo para conseguir la unificación nacional le valió el título de "Tsar Pacificador" entre los búlgaros.

Estampilla con imagen de Boris III

Estampilla de correos de 1943

En los albores de la Segunda Guerra Mundial, la capacidad diplomática del Rey Boris se mostró durante las negociaciones entre las grandes potencias.  Sin embargo, en la primavera de 1941 su firme decisión de realizar una alianza política y militar con Alemania, le causaría ciertas dificultades que no pudo superar. 

Pese a la oposición, ese año se adhirió al Pacto del Eje con el apoyo de una gran mayoría e ingresó en el conflicto participando militarmente en la invasión a Yugoslavia y Grecia, sin embargo, tuvo el buen tino de no declararle la guerra a la Unión Soviética, incluso aceptó continuar relaciones diplomátcas con Moscú  manteniendo embajadas en ambas capitales. 

Berlín lo presionó durante toda la guerra para que rompiera relaciones con la URSS y para que enviara tropas a Rusia.

El Rey Boris III, murió en Sofía el día 28 de Agosto de 1943, en circunstancias muy misteriosas que no pudieron ser totalmente esclarecidas, pero que apuntan hacia un asesinato. 

Fue sucedido en el trono por su hijo Simeon II, quien por ser menor de edad no pudo asumir la conducción del país y por ello se formó una regencia que incluyó a su tío el Príncipe Kyril de Bulgaria.


Publicado: 01 noviembre/2000 - Actualizado: 15 abril/2013