Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Benito Mussolini

Benito Mussolini

Foto con autorización del:
Deutsches Historisches Museum, Berlin

Benito Mussolini, nació en Predappio, cerca a Forlu en Romagna, Italia, el 29 de Julio de 1883.   Hijo de Alessandro, un herrero y de Rosa, una maestra de escuela.

Como su padre, Benito fue un ferviente socialista.  Se graduó como maestro en 1901.  En 1902 emigró a Suiza, donde no encontró un trabajo estable.   Regresó a Italia para hacer su servicio militar.  En 1908 ingresó como periodista a un diario del pueblo austriaco de Trento.   En esos tiempos escribió una novela que tituló "La Amante del Cardenal".

Fue expulsado por el gobierno de Austria y como consecuencia se convirtió en editor del diario socialista La Lotta de Classe.  Su interés en Karl Max fue cambiando hasta centrarse en las ideas de Frederick Nietzsche, las doctrinas de Auguste Blanqui y el sindicalismo de Georges Sorel.

En 1910 se convirtió en Secretario del Partido Socialista en Forli.  En ese tiempo sus ideas eran totalmente opuestas a lo que él fue después. En 1914 fundó "Il Popolo d'Italia" y el grupo "Fasci d'Azione Rivoluzionaria".  Llamado al servicio militar en la Primera Guerra Mundial, resultó herido por una granada durante una práctica y regresó a la vida civil.

En 1919 fundó el "Fascio de Combattimento", fracasando posteriormente en las elecciones.  Finalmente entró al parlamento en 1921.  En esos momentos, los fascistas hostigaron a los miembros de los partidos socialistas ex-compañeros de ideas de Benito.

Benito Mussolini

Foto con autorización del:
Deutsches Historisches Museum, Berlin

En 1922, en Italia, la anarquía reinaba en todos los órdenes de la vida nacional.  Viendo que Mussolini podía controlar a las masas, en Octubre de ese año, el rey le invitó a formar un gobierno. De ahí en adelante, fue adquiriendo el control total del país y decidió plegarse a la política de conquista de Hitler en Alemania.  Cerca de los inicios de la Segunda Guerra Mundial, decidió anexarse Malta, Córcega y Túnez. En Abril de 1939 ocupó Albania. 

En plena guerra, invadió Etiopía, Abisinia y todo el norte de África, luego Albania y Grecia, pero de ahí en adelante Italia fue cediendo los territorios conquistados, a pesar de la ayuda que le brindó Alemania.   Ante tal estado de cosas, finalmente fue destituido por el propio rey y posteriormente encarcelado y rescatado por paracaidistas alemanes.

De regreso a Italia, estableció la República Fascista en el norte de Italia.  El 20 de Abril de 1945, desmanteló sus oficinas de gobierno. El día 21 Bologna fue capturada por los aliados.  Los allegados al Duce le pidieron que viajara a España, pero se negó rotundamente. El día 25 salió de Milan en un convoy que se dirigía a los lagos cerca de Como.  La columna de vehículos consistía de algunos camiones y blindados alemanes, seguidos por otro vehículo donde viajaba Clara Petacci y su familia.  Al llegar a Como, Mussolini le escribió una carta a su esposa Rachele, pidiéndole que viajara a Suiza.

Luego siguieron viaje y pararon en Menaggio.  Una columna de tropas leales al Duce dirigidas por Pavolini, salieron de MIlan para unirse a su líder.   El 27 de Abril, Pavolini se adelantó a sus tropas y alcanzó a Mussolini.  Le acompañaba Angela Curti ex-amante de Mussolini.   Simultáneamente una unidad antiaérea alemana comandada por el Tte.  Fallmeyer llegó a Menaggio en ruta hacia el Tirol.   Mussolini decidió unirse a la columna para escapar de los partisanos y se dirigió al norte.

Cadaveres de Mussolini y Clara Petacci

Los cadáveres de Mussolini, Clara Petaci y miembros de su gobierno.

Llegaron a Masso a las 7AM donde los partisanos habían bloqueado la carretera.   El Tte Fallmeyer se dirigió a negociar con el comandante partisano Pier Luigi Bellini dele Stelle, de la 2ª Brigada Garibaldi.  Los partisanos accedieron a permitir el paso de los alemanes, pero no de los italianos.  Para no ser visto, el Duce se colocó un capote militar y un casco y subió a uno de los camiones con la tropa.  Los pantalones de oficial general con las rayas rojas en los costados lo delató y fue detenido.

También fueron detenidos Clara Petacci y su hermano Marcello, pero ella no fue reconocida en ese momento.  Posteriormente, Clara Petacci se descubrió voluntariamente y decidió seguir al lado del Duce.

Una vez reportada la captura de Mussolini los partisanos trataron de proteger la vida de los fascistas cambiándolos de lugar constantemente.  El Duce fue cubierto de vendas para evitar que fuera reconocido.  Obviamente por su fisonomía no era difícil hacerlo.  Lo que sucedió después sigue siendo un misterio, pero sí se sabe que Togliatti, Secretario del Partido Comunista y Vice-Premier de Italia ordenó su ejecución.  

Al Coronel Valerio se le advirtió de la importancia de su misión.   Cuando arribaron a Dongo, a las 2PM, hubo un enfrentamiento entre el líder comunista y el jefe guerrillero, a quien se le exigió mostrar la lista de los prisioneros.  Manifestó que tenía órdenes de ejecutar a Mussolini, pero el dirigente tomó la lista y eligió 15 nombres para la ejecución.

Mussolini y Clara Petacci colgados en Milan

Los cuerpos de Mussolini y Clara Petaci colgados boca abajo.

El 28 de Abril de 1945, el Coronel Valerio irrumpió en la habitación de Mussolini y Clara Petacci.  Para que le facilitaran la salida, Valerio le dijo a la pareja que los iba a rescatar haciéndoles subir a un automóvil.  Viajaron kilómetro y medio aproximadamente y pararon cerca de la Villa Belmonte.

A Mussolini y Clara Petaci les ordenaron bajar del vehículo y pararse delante de una pared.  Sin mediar palabra alguna fueron ametrallados.  Se puso un guardia al lado de los cuerpos y Valerio regresó inmediatamente a Dongo.

Seguidamente, Valerio reunió a los 15 de la lista, les permitió hablar con un cura y una pelotón de partisanos los ejecutó.   Luego buscó a Marcello Petacci quien seguidamente fue también ejecutado.

El día 29 de Abril, todos los cadáveres fueron llevados a la plaza de Loreto en Milan donde los cuerpos de Benito Mussolini, Clara Petacci, Francesco Barracu, Alessandro Pavolini, Fernando Mezzasomma y Paolo Zerbino, fueron colgados boca abajo, en una estación de gasolina, sufriendo el escarnio de una parte de la población.

A Mussolini le sobrevivió su esposa Rachelle, sus hijos Vittorio, Romano y Edda, quien fue esposa del Conde Ciano.


Publicado: 22 noviembre/2001 - Actualizado: 15 abril/2013