Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Teniente General Ernst-Gunther Baade

Ernst-Günther Baade

Ernst-Günther Baade nació el 20 de agosto de 1897 en el seno de una familia aristocrática adinerada, residente en el municipio de Falkenhagen, del distrito Ostprignitz-Oderland en Brandenburgo.  Postuló a la escuela de oficiales del Ejército el 18 de agosto de 1914 y dos años después, el 22 de agosto de 1916, se graduó con el rango de teniente.

Ya en servicio, resultó herido en combate y por ello, además de la condecoración en plata que le correspondía por las heridas, recibió la Cruz de Hierro de Segunda Clase y la de Primera Clase también.  Dos años después de terminada la Primera Guerra Mundial, el 15 de mayo de 1920, se retiró del servicio, pero regresó a filas el 01 de abril de 1924.

En 1939 ya tenía el rango de Mayor y prestó servicio en Polonia como jefe del Primer Escuadrón del 3º Regimiento de Caballería. Estuvo hospitalizado, debido a heridas en combate, entre el 15 de agosto de 1941 y el 15 de octubre de 1941.  Ese mismo año fue promovido a Teniente Coronel por su desempeño en la Campaña en el Frente del Este.   Entre el 06 de marzo de 1942 y el 15 abril de 1942, pasó a la reserva del Führer en el OKH.  Fue ascendido a Coronel recibiendo el mando de un regimiento de fusileros de la 15º División Panzer para ser transferido al Afrikakorps.  En África se hizo muy popular por sus excentricidades, pero su fama no sólo se hizo presente entre sus tropas, sino que trascendió a las filas enemigas.

Cuenta el General von Senger und Etterlin, en sus memorias, que en una oportunidad estando Baade de inspección en el frente, tomó como prisionero a un oficial inglés para poder regresar con su ayuda a su propio comando a través de un campo minado.  En agradecimiento por el servicio prestado, Baade lo liberó.  La popularidad entre sus tropas y entre el enemigo era tan grande que cada vez que regresaba del frente, donde solía hacer inspecciones muy a menudo en las líneas más avanzadas, tomaba la radio y se comunicaba con los británicos diciéndoles "Alto el fuego, Baade se retira del frente."  Generalmente los británicos cesaban el fuego y el regresaba tranquilamente a su cuartel general.  Sus acciones en combate le valieron ser condecorado con la Cruz de Caballero.

Baade era una persona muy especial, si se lo compara con sus compañeros de armas.  En combate solía llevar esas faldas cortas de los escoceses, llamadas "kilts", capturadas a los británicos.  Por supuesto que al verlo vestido así los británicos no podían menos que quedar estupefactos.  En una oportunidad se comunicó por radio con el comandante enemigo, quien tomando el micrófono respondió que no se rendía.  Baade le dijo, que no esperaba eso, porque iba a vencerlo, pero que ese no era el motivo de su llamado, sino para pedirle que le enviaran un "kilt" nuevo, porque el que usaba se le rasgó en pleno combate.  Los británicos le enviaron un "kilt" nuevo (Andreas Koppa).   Baade solía dejar mensajes dentro de botellas cuando abandonaba un bunker para trasladar su comando a otro lugar.  Cuando los británicos eran los que se replegaban, le dejaban a su vez, mensajes escritos con tiza en las paredes.

Pero, Baade no era sólo un general excéntrico, también era un excelente táctico que siempre acompañaba a sus tropas y solía presentarse en la línea de fuego, obviamente causándole gran preocupación a sus ayudantes.  El 28 de julio de 1942, Baade fue herido en El Alamein y permaneció un mes hospitalizado, por lo que fue pasado nuevamente a la Reserva del Führer y luego transferido al Estado Mayor alemán en el Cuartel General de las fuerzas italianas.  Desde el 14 de julio de 1943 fue comandante de las fuerzas alemanas en el estrecho de Messina.

El 20 de diciembre de 1943, recibió el mando de la 90ª División Panzergrenadier, de gran desempeño en el Afrikakorps, y que fue replegada a Italia.  Durante la campaña era muy difícil encontrar a Baade en su comando, pues generalmente estaba recorriendo las líneas en su carro de comando comunicándose por radio con sus comandantes y presto a acudir al lugar donde más dificultades habían.

El General Baade fue un pilar en la defensa de Cassino donde su división de granaderos mantuvo las líneas pese a las arremetidas del enemigo.   Siendo ya Mayor General, Ernst-Günther Baade llegó en Italia, en la cumbre de su carrera, obteniendo las Hojas de Roble para su Cruz de Caballero y la Cruz Alemana en Oro.  El 16 de noviembre de 1944 fue ascendido a Teniente General y fue condecorado con las Espadas para su Cruz de Caballero con Hojas de Roble.  Fue puesto a disposición de la Reserva del Führer el 10 de diciembre de 1944 para tomar un curso para Comandantes Generales.

Cuando Baade comandaba el 76º Cuerpo de Ejércitos, encargado de la defensa de Colonia, la guerra estaba en sus finales. Baade trató de llegar a su casa, pero un caza británico se interpuso en su camino. El avión británico lanzó una bomba sobre el vehículo donde viajaba Baade y quedó muy mal herido, el piloto del avión dio la vuelta y regresó para ametrallar al volcado vehículo. Después Baade logró ser rescatado, pero sus heridas se veían muy mal.

Estuvo hospitalizado en Bad Segeberg, Schleswig-Holstein, desde el 24 de abril.   El último día de la guerra en Europa, el 8 de mayo de 1945, apenas a unos 150 kilómetros de su casa, el General Ernst-Günther Baade sucumbió a la gangrena ocasionada por las heridas.


Publicado: 13 noviembre/2005 - Actualizado: 13 abril/2013