Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Gebietsführer Arthur Axmann

Arthur Axmann

Foto con autorización de Deutsches Historisches Museum, Berlin

Arthur Axmann, nació en Hagen, Alemania, el 18 de febrero de 1913.  Fue el más joven de cinco hermanos, en una familia burguesa de Westfalia.  En 1916, cuando Arthur tenía de 3 años de edad, la familia se mudó a Berlín donde su padre obtuvo un puesto de trabajo en una compañía de seguros, pero poco después enfermó y murió.  La madre se tuvo que arreglar sola para criar a su numerosa familia.

Arthur asistió a la escuela normalmente, hasta que en 1928 leyó unos discursos de Goebbels y quedó fascinado por todo lo que ofrecía y prometía el Nacionalsocialismo a los jóvenes alemanes.  A la edad de 15 años llenó su solicitud de ingreso en las Juventudes Hitlerianas, donde quedó inscrito como gimnasta.

Entre los años 1929 y 1930, alcanza posiciones relevantes en el NS-Schülerbund, pero un año después se ve obligado a renunciar para ingresar a la Universidad de Berlín, donde fue matriculado para estudiar dos carreras simultáneas: Ciencias y Leyes.

Un año después, su madre y su hermano mayor pierden el empleo y Arthur se ve forzado a abandonar sus estudios y ayudar a la familia en su manutención.  Luego de conseguir un trabajo, se reinscribió en el NSDAP.  Como ya tenía experiencia en liderazgo de jóvenes estudiantes, logró ser asignado en el Reichsleitung de las Juventudes Hitlerianas, cargo donde pasó un buen tiempo, sin mayores complicaciones.

En 1932, fue nombrado Gebietsführer y líder del "Sozialen Amts der Reichsjugendführung" que era la rama de asistencia social de las Juventudes Hitlerianas.  Cumplió todas sus labores con beneplácito de sus jefes, quienes en reconocimiento a su dedicación al Partido, al año siguiente lo asignaron para ocupar un importante puesto como Líder de las Juventudes Hitlerianas en Berlín.  Para entonces, el único que lo mantenía alejado de la posición más alta en la organización, era Baldur von Schirach, la máxima autoridad de las Juventudes Hitlerianas.   Sin embargo, Axmann siempre está presto a asistir a Schirach en todo aquello que el líder no podía manejar, eso lo hacía a pesar de no ser propiamente su asistente.

Al comenzar la Segunda Guerra Mundial, Arthur Axmann se presenta voluntario a la Wehrmacht, pero poco después fue retirado del servicio en el frente.   Ese año de 1940, Arthur Axmann es llamado a reemplazar a Baldur von Schirach asumiendo el liderazgo indiscutido de las Juventudes Hitlerianas.  Su primera decisión al tomar posesión del cargo es la de militarizar a las JH y transfiriendo a los jóvenes mayores a la Wehrmacht y a aquellos más destacados a las Waffen-SS.

Durante la Invasión de Rusia, Axmann estuvo en el Frente del Este, combatiendo a los rusos, pero fue severamente herido y como consecuencia de las heridas, le tuvieron que amputar el brazo derecho completamente. A partir de ese momento, Hitler prohibió que Axmann volviera al frente, apartándolo del servicio activo en cualquier actividad ante el enemigo.  Su misión era dedicarse a tiempo completo a las Juventudes Hitlerianas.

Cuando llegó el final en el bunker de Hitler en 1945, Axmann pudo escapar tan pronto el Führer tomó la decisión de suicidarse.  Siguiendo las órdenes del General Mohnke, a su turno logró salir del bunker junto con Borman y Stumpfegger y burlar al enemigo tomando una falsa identidad, cosa que no lograron sus dos compañeros.   Axmann logró ocultarse en Mecklenburg-Vorpommern donde trató de desarrollar una vida civil de bajo perfil, con el nombre de Erich Siewert.  Arthur Axmann fue oficialmente declarado muerto.  Sin embargo, medio año después se puso en contacto con otros ex-líderes de las Juventudes Hitlerianas que estaban vigilados por los servicios secretos Aliados y fue capturado.  Después de grandes interrogatorios, fue soltado en 1946, pero un año después fue arrestado nuevamente y vuelto a interrogar.  En el año 1949, fue juzgado y condenado a 3 años y 3 meses de trabajos civiles, los cuales cumplió.   Luego consiguió un trabajo tratando de pasar desapercibido, pero en 1958, fue nuevamente arrestado, juzgado y condenado a pagar 35 mil marcos por "haberle calentado la cabeza a la juventud alemana."

Las declaraciones de Axmann respecto a la huida del Bunker y la forma como describió la muerte de Martin Borman fueron confirmadas, años después, cuando fueron encontrados los restos de dos hombres cuyas características coincidían con las de Borman y Stumpfegger.

En 1970, viajó a España y construyó un centro turístico en la Gran Canaria.  Luego comenzó a escribir sus memorias, las cuales fueron publicadas en casette con el título "Schicksalsjahre der Hitlerjugend" ("Años de destino de las Juventudes Hitlerianas") y en 1995, fueron impresas con el título "Das kann doch nicht das Ende sein" ("Este debe ser el final") y efectivamente fue su final.  Un año después, en Berlín en 1996, Arthur Axmann murió.


Publicado: 3 marzo/2005 - Actualizado: 14 abril/2013