Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Estado Libre de Irlanda (Eire)

Irlanda
Mapa de Irlanda
Amon De Valera

Primer Ministro Éamonn De Valera
1932-1948


Breve reseña de la época

Irlanda tiene una agitada historia cuyo clímax ocurrió durante el día de Pascua el 24 de abril de 1916, cuando surgió un alzamiento popular contra los ingleses.  La rebelión comenzó en realidad al comenzar la Primera Guerra Mundial en 1914, al suprimir Inglaterra la autonomía política de Irlanda que les costó a los irlandeses muchos años conseguir.  En respuesta, los ingleses proclamaron la Ley Marcial y reprimieron la rebelión de manera implacable.  Los rebeldes se rindieron el 29 de abril y los británicos juzgaron a los líderes en una Corte Marcial, montada en el mismo lugar y a 15 de ellos los condenaron a muerte fusilándolos inmediatamente.  Otros, incluyendo Éamon De Valera, nacido en Nueva York, recibieron sentencias de muerte, pero a ellos, las penas les fueron conmutadas por prisión perpetua, mientras que otros fueron colgados.  Después a De Valera y los demás presos, los amnistiaron al año siguiente.

En 1920, el IRA liderado por Michael Collins decidió intensificar la guerra contra los ingleses y se desató una ola de violencia.  Esas revueltas y otros actos políticos, con De Valera como líder destacado, continuaron y culminaron con el establecimiento del Estado Libre de Irlanda en 1921.  Los disturbios callejeros ese último día dejaron un saldo de 440 soldados ingleses muertos, un estimado de 75 irlandeses también perdieron la vida y unos 200 edificios fueron destruidos en Dublin.

Las primeras elecciones en Irlanda dieron dos escaños en el Parlamento y un Primer Ministro para los Unionistas y otro para los Nacionalistas.  Mediante referéndum en el norte decidieron la creación de Irlanda del Norte y elegido como Primer Ministro resultó Sir James Craig.  Los irlandeses liderados por Collins hicieron un trato con los ingleses y el resultado fue la creación del Estado Libre de Irlanda, que paradójicamente resultó ser más "libre" que Irlanda del Norte.  El nuevo Estado Libre de Irlanda podía tener su propio ejército aunque siguiera perteneciendo a la mancomunidad Británica de Naciones.

Sin embargo, De Valera estaba furioso con Collins, pues pensaba que Irlanda debía haberse independizado con sus 32 condados formando un sólo país, pero otro líder, Arthur Griffith no estaba de acuerdo, diciendo que De Valera idealizaba las cosas de manera desproporcionada.  El IRA sin embargo, se mantuvo en oposición y empezó una guerra civil cuando el gobierno bombardeó el Parlamento donde se encontraban los líderes del IRA.  Esa guerra duró un año.

En 1930, el Estado Libre de Irlanda se unió con África del Sur y Canadá, logrando mayores libertades, al extremo de poder hasta lograr su completa libertad.  El IRA reinició sus actividades para lograr la total independencia y el gobierno irlandés se hizo impopular al pasar algunas leyes para detener las acciones del IRA.  Mientras tanto, Irlanda del Norte hizo crecer su economía gracias a las tarifas preferenciales que le otorgaba Gran Bretaña y un comercio creciente con el Estado Libre.  Luego, llegó la gran depresión que puso en desventaja agrandes empresas, contra empresas similares en otros países, como fue el caso del Astillero Harland & Wolff que construyó al Titanic.  En 1932, de 1.300.000 habitantes en Irlanda del Norte, 72.000 estaban desempleados.

En 1932, Éamonn De Valera se convirtió en Primer Ministro del Estado Libre de Irlanda y cortó todos los lazos con Gran Bretaña.  En 1936, el mismo De Valera abolió el derecho del Rey de Inglaterra a inmiscuirse en los asuntos internos del Estado libre.  El acto coincidió con la abdicación del Rey Eduardo VIII y por tanto Gran Bretaña se vio imposibilitada de actuar en contra de esa decisión.  Eire o el Estado Libre Irlandés, como se llamaba en aquella época, estaba compuesta por 26 condados con su capital en Dublin.

En 1939, al estallar la Segunda Guerra Mundial, De Valera inmediatamente declaró a Eire neutral pese a la furia que ello provocó en los políticos de Londres.  Si bien seguía perteneciendo a la Mancomunidad Británica de Naciones, Eire mantenía su independencia política, bajo el liderazgo del Primer Ministro De Valera.  En teoría cualquier combatiente que aterrizara o desembarcara en el estado Libre de Irlanda era internado mientras durara la guerra, aunque de hecho, a la mayoría de ellos, en especial a los aviadores estadounidenses, se les permitía "escapar", generalmente mediante una simple negociación amistosa, al territorio del Reino Unido.  También era posible, para quien quisiera, permanecer "internado" bajo palabra, en el territorio irlandés.

Tanto Irlanda del Norte como Eire tenían una relación con la Gran Bretaña basada en el tratado de 1922 que se firmó entre los nacionalistas republicanos irlandeses y el gobierno del Reino Unido.  Mediante ese tratado los ciudadanos irlandeses podían mudarse a Inglaterra, trabajar y votar en sus elecciones tal cual si fueran ciudadanos británicos.  Esa membresía ciudadana del Reino Unido, duró hasta poco después de finalizada la guerra, cuando Eire se declaró oficialmente independiente, y dejó de pertenecer a la Comunidad Británica con el nombre de República de Irlanda.

Como en el caso de los demás países europeos neutrales, Eire era útil para los combatientes de ambos bandos.  Gran Bretaña acató su neutralidad, porque necesitaba de sus alimentos, más que de sus bases militares.  Por su parte Alemania respetó a la República de Irlanda porque no le convenía darle un pretexto a Gran Bretaña para ocupar las bases irlandesas, en especial Cobh o Queenstown y el Puerto de Cork en la boca del Río Lee.

Debido a los problemas del transporte marítimo por el estado de guerra, la República de Irlanda carecía de ciertos productos esenciales como el petróleo, que era importado y llegaban en buques tanqueros la mayoría de los cuales navegaban en convoyes británicos.  Pero, durante los días de franco, tropas británicas vestidas de civil vacacionaban en Eire, con comodidades que no tenían en Inglaterra, pues en Eire no existía el racionamiento de alimentos.  Sin embargo, algunos voluntarios irlandeses pelearon en diferentes frentes formando parte de unidades británicas.

Uno de los pocos monumentos de la actual República de Irlanda es el cementerio de Glencree, Condado de Wicklow, cerca a Dublin, donde, donde entre 1959 y 1961, fueron finalmente enterrados los cuerpos de cientos de marinos y pasajeros alemanes que fueron varados en las playas, durante las dos guerras mundiales; unos víctimas de los submarinos británicos o por el hundimiento causado por una tormenta y que inicialmente habían sido sepultados en las diferentes playas de Irlanda.  En ese cementerio, hay además 134 tumbas de las víctimas del hundimiento del Arandora Star que fue atacado el 2 de julio de 1940 al norte de la isla Tory.  En la actualidad, el camposanto es mantenido por instituciones alemanas.

Durante la guerra, el IRA (Ejército Republicano Irlandés) lanzó al menos un ataque con bombas contra Inglaterra y por tanto se puede presumir que apoyaban a Alemania en su guerra contra Inglaterra.  Por otro lado, al menos en una oportunidad, aviones alemanes bombardearon por error el territorio irlandés, pero eso no influyó en el estatus de nación neutral.

Irlanda del Norte, esto es, los cinco condados centrados en Belfast, era parte del Reino Unido y por tanto estuvo involucrada en la guerra.  Políticamente era una provincia de Gran Bretaña que se autogobernaba, pero cuyas leyes eran las mismas que regían a Gran Bretaña.  No obstante, la conscripción militar no era tan obligatoria como en el resto de la Comunidad Británica.

Cabe destacar, que los puertos de Irlanda del Norte, Derry y Belfast, eran bases de reparación para buques Aliados y generalmente zarpaban en convoyes británicos.  Por otro lado, las primeras tropas de EEUU que llegaron a Europa desembarcaron precisamente en Irlanda del Norte y durante el transcurso de la guerra se establecieron importantes bases de la marina y aviación de EEUU.

En Irlanda del Norte permanecieron estacionadas tropas británicas, unidades de la Real Fuerza Aérea, y una base de aviones antisubmarinos, pero aparte de eso, mantenía su estatus político.

Blog de Exordio: De Valera pidió ayuda a Gran Bretaña para terminar atentados del IRA en 1939


Publicado: 27 febrero/2002 - Actualizado: 07 junio/2013