Francia

Bandera de Francia antes de la Ocupación.  Usada por gobierno de Vichy.

Bandera de Francia.
Usada por gobierno de Vichy.(1940)

Bandera de Francia creada por el gobierno provicional en Londres.

Bandera de Francia Libre.
Creada por el gobierno provisional en Londres.

Francia de Vichy

Bandera de Francia de Vichy (1941-1944)

 

 

Jefes de Gobierno 1932-1945

Albert Lebrun

Albert Lebrun
Presidente 1932-1940

Daladier

Edouard Daladier
Primer Ministro 1938-1940

Paul Reynaud

Paul Reynaud
Primer Ministro 1940


Gobierno de Vichy

Henri Philippe Petain
Jefe de Estado 1940-1944

Pierre Laval
Primer Ministro 1940-1944

Gobierno Provisional de Francia (1944)

Charles DeGaulle

Charles de Gaulle
Presidente Provisional 1944-1946


Fuerzas Armadas

Hombres en Armas:
900.000

Costo de la guerra:
$3.750 millones


595.000 muertos. Estadísticas Ver


Breve reseña histórica de la época

Antes de 1939 y como consecuencia de las acciones políticas tomadas por Alemania, Francia estaba en una situación muy precaria. En 1935 había firmado un acuerdo de ayuda militar mutua con la Unión Soviética en caso de que una de las naciones fuera agredida por otra. Checoslovaquia que era aliada de Francia también entro en el acuerdo con la Unión Soviética. Aunque los acuerdos involucraban a las tres partes, las acciones rusas dependían primero de Francia. Por tanto Francia encaraba una situación delicada y precaria en lo que a la defensa de Checoslovaquia se refería. No hay duda, que Hitler sacó provecho de la situación.

Cuando Alemania ocupó el Rhin el 7 de Marzo de 1936, Francia demostró encontrarse en un estado de debilidad extrema, porque simplemente no reaccionó. Por el contrario, el efecto en la política interna fue inmediata, pues dividió a la izquierda y la derecha francesas. La izquierda se oponía a la guerra, mientras que la derecha si bien sabía que no le convenía afrontar una guerra, si estaba dispuesta a correr el riesgo de tener que afrontar tal situación.

La izquierda deseaba aceptar la palabra de Hitler que ofrecía paz. La derecha por su lado, favoreció a Hitler pues eliminó a los radicales y liberales. La apatía reinaba por doquier y parecía que a nadie le importaba lo que estaba sucediendo en Europa.

En 1938 Hitler puso en la mira en los Sudetes en Checoslovaquia, donde había una cantidad importante, pero minoritaria, de germano parlantes que por los tejes y manejes del Tratado de Versalles fueron obligados a apartarse de sus ancestrales raíces germanas. Francia se sintió presionada pero obviamente no dispuesta a enfrentar sola a las pretensiones alemanas. La ayuda de su aliada Inglaterra era sumamente necesaria, pero los reportes que tenían los ingleses sobre el estado real de las fuerzas armadas francesas era muy preocupante y por tanto Inglaterra no podía correr el riesgo de apoyar una acción bélica que sabía que terminaría mal. En vista de la situación Francia recomendó a Checoslovaquia a rendir los Sudetes a Alemania para evitar el enfrentamiento armado.

La principal fortaleza de los franceses era la Línea Maginot, línea fortificada frente a la frontera alemana que consistía en pasadizos bajo tierra con casamatas fortificadas. Obviamente que fue construida cuando aún se creía en la importancia de la guerra de trincheras de la Primera Guerra Mundial. Un disparate, teniendo en cuenta que Alemania se encontraba preparada para la Blitzkrieg, es decir la Guerra Relámpago, donde el éxito residía en la movilidad de las fuerzas acorazadas, apoyadas por la infantería.

El 29 de Setiembre de 1938, se firmó el Pacto de Munich mediante el cual Alemania, Gran Bretaña, Francia e Italia acordaban la cesión de los Sudetes a Alemania. El documento fue firmado por Hitler, Chamberlain, Daladier y Mussolini y en el se estipulaba que Checoslovaquia entregaba los Sudetes con la responsabilidad de asegurar que no serían dañados ningunos de los bienes existentes en esos territorios.

La debilidad militar y política de Francia, quedaron demostradas y era evidente, al menos para Alemania, que no podrían resistir un ataque a sus fronteras. Al comenzar la invasión, las fuerzas acorazadas alemanas simplemente rodearon la Línea Maginot ingresando por Bélgica.


Publicado: 17 octubre/2001

Edouard Daladier, Primer Ministro
Edouard Daladier





Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido