Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Protectorado de Bohemia y Moravia
(Protectorado Checo)

Nota:  El día 14 de Marzo de 1939, Alemania ocupó Checo-Eslovaquia.   Hitler declaró que ese país había dejado de existir y que a partir de ese momento Bohemia y Moravia eran un Protectorado del Tercer Reich, (que después de la guerra fue recreada como la República Checa).   Adolf Hitler nombró Reichsprotektor de Bohemia y Moravia a Reinhard Tristan Heydrich y Eslovaquia fue independizada.

Reichsprotektor de Bohemia y Moravia:

Reinhard Tristan Heydrich

Costo de la guerra

Fuerzas Sudeto-Alemanas que sirvieron en la Wehrmacht: 200.000
Checos y Eslovacos en diferentes ejércitos: 46.000


350.000 muertos en total

Estadísticas   Ver


Breve reseña histórica de la época

Al terminar la Primera Guerra Mundial, culminó la larga lucha entre los checos y los austriacos que habían estado gobernando el país desde hace mucho tiempo.  La reestructuración de fronteras por parte de la Liga de Naciones, creó la independiente Checoslovaquia, siendo elegido como primer Presidente de la República el profesor Tomas Garrigue Masaryk, quien fue reelegido tres veces más en 1920, 1927 y 1935.  

Los territorios checos y eslovacos se unieron oficialmente en Praga el 14 de noviembre de 1918.  Luego, mediante el Tratado de St, Germain, firmado en setiembre de 1919, formalmente se proclamó la República de Checoslovaquia.  Rutenia fue incorporada mediante el Tratado de Trianon en junio de 1920.

Masaryk falleció en 1937 y lo sucedió en el cargo de mandatario Eduard Benes, quien debió enfrentar los problemas de 1938. 

Tomas Garrigue Masaryk,
primer Presidente de Checoslovaquia

Debido a que Checoslovaquia heredó la mayor parte de las industrias del Imperio Austro-Húngaro, resultó el más favorecido de todos los estados sucesores de la dinastía alemana de los Habsburgo.   En sus relaciones con los vecinos, estrechó lazos con Francia y mediante la "Pequeña Entente", creación de Benes, mantuvo cordiales lazos con Yugoslavia y Rumania.

Sin embargo el nuevo Estado tenía problemas internos, mayormente de tipo étnico y complicado con nacionalismos antagónicos.  La Constitución de 1920 facilitaba la centralización y beneficiaba en poco al campesinado y en general a las minorías nacionales.  Los alemanes y magyares de Checoslovaquia, abiertamente se manifestaban en contra de los asentamientos territoriales.  Igualmente, aunque la Constitución le daba autonomía a Rutenia, en la práctica no era así.  Por otro lado, el Partido del Pueblo Eslovaco acusaba al gobierno checo de negarle a Eslovaquia la prometida autonomía.

Eduard Benes,
segundo Presidente de Checoslovaquia.

El ascenso de Hitler en Alemania, la anexión de Austria, la política revisionista de Hungría, la agitación en Eslovaquia pidiendo autonomía, la política de apaciguamiento de las potencias occidentales dejó a Checoslovaquia sin aliados, expuesta a la hostilidad de Alemania y Hungría y también de Polonia que poca simpatía irradiaba en el área.

El problema del nacionalismo desembocó en una crisis que traspasó las fronteras, cuando la minoría nacionalista alemana liderada por Konrad Henlein y respaldada vehementemente por Hitler, demandó la unión con Alemania de los distritos checoslovacos predominantemente germánicos.  Amenazando con la guerra, Hitler pidió la anexión de los Sudetes.  Polonia y Hungría obtuvieron cesiones de territorios.  El Presidente Benes renunció a la presidencia en octubre de 1938 y fue sucedido por Emil Hacha.  En noviembre de 1938, el desmembrado Estado, renombrado Checo-Eslovaquia, fue reconstituido en tres unidades autónomas Bohemia-Moravia, Eslovaquia y Rutenia.

El día 14 de Marzo de 1939, Hitler forzó al presidente Emil Hacha a rendir Checo-Eslovaquia al control alemán y convirtió a Bohemia y Moravia en protectorado.  Rutenia fue cedida a Hungría y Eslovaquia ganó su independencia nominal, como estado satélite.

El ex-Presidente Eduard Benes junto con miembros de su gobierno escaparon, la mayoría a Francia y otros a Inglaterra.  Pero, no les fue tan fácil tratar de representar los intereses checoslovacos, puesto que en ambos países se estaba empleando la "política de apaciguamiento" liderada por Chamberlain.

El 28 de Octubre de 1939, durante el que podría haber sido el 21º aniversario de Checoslovaquia -si no hubiera dejado de existir - comenzaron a realizarse manifestaciones de protesta en contra de la ocupación alemana.  En los eventos ocurridos ese día, murió el estudiante Jan Opletal, fatalmente herido en una escaramuza.  El día del funeral se formaron nuevas manifestaciones en contra de la ocupación.  La revuelta estudiantil fue de tal magnitud y violencia que las fuerzas ocupantes condenaron a muerte a nueve líderes estudiantiles, cerraron las universidades y enviaron a 1200 estudiantes a campos de trabajo.

Sin embargo, en julio de 1940, Gran Bretaña reconocía al Presidente Benes como líder provisional del "gobierno en el exilio de Checoslovaquia libre".  Por otro lado, en Moscú, donde se refugiaron los checoslovacos que sentían simpatías por el régimen soviético, se hicieron manifestaciones de apoyo a Benes.  Más tarde prestarían su apoyo a la resistencia, aunque a comienzos de los años de guerra muchos fueron puestos en Gulags bajo sospechas de ser espías.  En Gran Bretaña muchos checos prestaron destacados servicios en la RAF y demostraron ser muy buenos pilotos durante su intervención en la Batalla de Gran Bretaña.

En 1942, en Gran Bretaña, ya estaban siendo organizadas las fuerzas checolovacas, tanto en la forma de efectivos regulares, como de espionaje y quinta columna.   Una de las acciones más conocidas fue la del asesinato de Reinhard Heydrich, Protector de Bohemia y Moravia.

Los asesinos de Heydrich fueron dos agentes lanzados en paracaídas el 27 de mayo de 1942.  Se declaró la Ley Marcial y las fuerzas de ocupación realizaron una búsqueda casa por casa de los agentes y de miembros de la resistencia.  Más de 1600 personas fueron sumariamente enjuiciadas y ejecutadas y muchos más enviados a campos de concentración.   La jornada de represión tuvo su clímax en la ciudad de Lídice donde 339 hombres fueron ejecutados y las mujeres y niños fueron enviados a campos de concentración; finalmente la ciudad fue arrasada.   La resistencia quedó totalmente desintegrada y no fue sino a finales de la guerra que logró reorganizarse.

Luego de meses de inactividad, la resistencia checa comenzó a reorganizarse, luchando en la clandestinidad de manera limitada, hasta el levantamiento de 1944, el cual fue implacablemente liquidado.  Por último, en mayo de 1945, ocurrió el Alzamiento de Praga, que se mantuvo firme hasta la llegada de las tropas rusas.

Las fuerzas soviéticas ocuparon el país con una coalición de fuerzas estadounidenses y de la resistencia checa.  Finalmente, la caída de Praga el 12 de mayo de 1945, dio por terminada las operaciones militares en Europa.   Un año después se retiraban las tropas soviéticas y estadounidenses.

En la Conferencia de Postdam de 1945, se aprobó la expulsión de 3 millones de personas de ascendencia alemana del territorio checo y el intercambio de las minorías entre Checoslovaquia y Hungría.  Se restablecieron las fronteras existentes antes de 1938, excepto Rutenia que fue cedida a la URSS.   En esos momentos, los comunistas emergieron como la mayor fuerza política.   Benes fue elegido presidente y la URSS dominó la política nacional al extremo de impedir que Checoslovaquia recibiera ayuda del Plan Marshall.   A partir de 1947, la URSS obtuvo el control del gobierno, sovietizando al estado.


Publicado: 25 octubre/2001 - Actualizado:  06 julio/2010