Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)
Portada  Austria    Brasil |  Regresar

Reino de Bélgica

Bandera de Bélgica
Mapa de Bélgica

Gobierno

Monarca: Leopoldo III

Primer Ministro

Primer ministro

Paul Henri Spaak


200.000 muertos. Estadísticas Ver

Breve reseña histórica de la época

Después de la derrota de Napoléon en Waterloo, Bélgica pasó a formar parte del Reino de Holanda.  En 1830, los belgas se alzaron en armas contra los holandeses debido a la discriminación que sufrían, en especial por el idioma y por la religión.  Con la intervención de Francia e Inglaterra, Bélgica logró su independencia y se estableció el Reino de Bélgica. 

El príncipe Leopoldo fue escogido como rey de los belgas y se convirtió en Leopoldo I.  El Tratado de Paz con Holanda se firmó en 1939 y se garantizó la neutralidad ante todas las potencias europeas.

Luego de la Primera Guerra Mundial, Bélgica recibió en compensación los puestos estratégicos de Eupen, Malmedy y Moresnet y un mandato sobre las antiguas colonias alemanas en África.

Cuando Alemania invadió Polonia el 01 de setiembre de 1939, siendo Primer Ministro Paul-Henri Spaak, los belgas se mantuvieron neutrales.  Hasta el 10 de mayo de 1940, habiendo existido un estado de guerra entre Francia y Alemania, las hostilidades no se rompieron y en la frontera occidental alemana la gente seguía su ritmo normal de vida. Se hablaba de la "Drole de guerre" o "falsa guerra", puesto que no se había disparado un solo tiro entre los países aliados y Alemania.   Pero llegó el momento en que los Panzers comenzaron a rodar, empezando la Blitzkrieg con la invasión de Francia, Bélgica, Holanda y Luxemburgo. 

Las fuerzas alemanas ya habían recorrido muchos kilómetros cuando el 27 de mayo el Rey Leopoldo III, sin consultar a su Gabinete, le solicitó el armisticio a Hitler, que terminó con la rendición incondicional de las fuerzas belgas.  Bélgica fue ocupada casi sin derramamiento de sangre, con el beneplácito de no poca gente y el malestar de la mayoría, pero el rey permaneció en el país, retenido en el Palacio de Laeken.  Inmediatamente, las ciudades de Eupen, Malmedy y St. Vith fueron anexadas a Alemania, con el beneplácito de la mayoría de los habitantes que eran de habla germana..

En Francia, ciudadanos belgas se reunieron en Limoges condenando la acción real y el 18 de junio se estableció un gobierno belga en el exilio en la ciudad de Burdeos, solicitando inmediatamente la abdicación del Rey Leopoldo.  Sin embargo, muy pronto debieron abandonar Francia cuando las fuerzas alemanas se acercaban. Spaak, Pierlot y los demás miembros del gobierno paralelo, entonces huyeron a Inglaterra para ponerse bajo la protección de la corona.

El Rey Leopoldo III se reunió con Hitler en noviembre de 1940, logrando la liberación de 50 mil prisioneros de guerra belgas y la mayor parte de la población comenzó a considerarlo un colaborador del enemigo.   Mientras tanto, la administración alemana comenzó a ganar adeptos a la causa nacionalsocialista, con la ayuda de grupos políticos que simpatizaban con Alemania y Adolf Hitler.  En junio de 1940, Hendrik Man aceptó el nuevo orden y disolvió el Partido de los Trabajadores Belgas.  El 21 de junio de 1941, el líder del partido Rexista, León Degrelle, establece una alianza con los nacionalistas flamencos, un día antes de la invasión alemana a la Unión Soviética.   Degrelle católico practicante, no olvida la ingerencia soviética y del judaísmo internacional en los asuntos belgas y crea la Legión Walonie, que luchará al lado de los alemanes en contra de lo que Degrelle considera ser el enemigo común: el Marxismo.

Durante los siguientes años de guerra, Bélgica fue bombardeada, por las fuerzas británicas primero y luego por las estadounidenses.  El bombardeo de la fábrica Erla en Mortsel ocurrido el 5 de abril de 1943, causó la muerte de 936 belgas y 1342 resultaron heridos, la mayoría de civiles que vivían en los alrededores.

Hubo un número importante de miembros en la Resistencia Belga, comunistas así como flamencos, realistas, socialistas y demócratas cristianos.  Muchos fueron ejecutados y otros recluidos en Campos de Concentración.    En 1942 se estableció la Legión Belga para organizar la resistencia contra los alemanes.

Después de la liberación de Bruselas, el 4 de setiembre, el gobierno en el exilio en Londres, seguía dirigiendo los destinos del Congo y de Ruanda donde reclutaba hombres para continuar la lucha en Europa.

Mientras las tropas alemanas comenzaban su repliegue tras las fronteras de Bélgica y Francia, se llevaron al Rey Leopoldo, quien fue liberado en Austria.  Carlos, hermano de Leopoldo asumió la regencia del país, pero debido a la creciente ola de resentimiento, Leopoldo, se vio obligado a pedir asilo en Suiza hasta que en 1950 un plebiscito le permitió regresar.


Publicado: 22 octubre/2003


Portada  Austria    Brasil |  Regresar