República de Haití

Breve reseña histórica de la época

El primer país de América que logró la independencia, fue Estados Unidos en 1776 y hoy es hoy la primera potencia militar y económica del mundo.  Sin embargo, el segundo país en alcanzar su independencia en este continente, en el año 1804, fue Haití, que hoy es el país más atrasado y pobre del hemisferio occidental.

Ocupación en 1915

Después de largos períodos de ocupación estadounidense, en 1915 y después del asesinato del presidente Vibrun Guillaue, Estados Unidos nuevamente ocupó militarmente el país.  Todo un período de descontento terminó con el alzamiento popular de 1918 y la trágica muerte de su presidente.   La rebelión no pudo ser sofocada por la policía y los "marines" estadounidenses acudieron a sofocar el alzamiento, intervención que terminó con la vida de más de 2 mil haitianos.  El control impuesto por los estadounidenses mantuvo la calma aparente en todo el país, pero se podía palpar que la discriminación racial formó una barrera entre los habitantes de Haití de mayoría negra y los blancos que pretendían mantener el orden con el apoyo de los mulatos.   Pero los estadounidenses no diferenciaban entre negros y mulatos, a quienes despreciaban por igual, independientemente que se tratara de menos negros, más educados o más o menos sofisticados.

La ocupación de Haití continuó hasta después de terminada la Primera Guerra Mundial, a pesar de la vergüenza que pudo haberle causado al presidente estadounidense Woodrow Wilson cuando asistió a la Conferencia de Paz de París, que daba por concluida la Primera Guerra Mundial.

Racismo

La intolerancia racial de los estadounidenses causó indignación entre los haitianos pero luego se convirtió en orgullo racial que se reflejó en el surgimiento de nuevos intelectuales que incursionaron en la política y también en el gobierno.  Pero la unión de los haitianos producto de la discriminación de las fuerzas ocupantes no restó fuerza al ímpetu de los mulatos que dominaron la burocracia del país y fortalecieron su participación en los asuntos nacionales.

Lo positivo de la ocupación

En el lado positivo, la ocupación estadounidense mejoró la vialidad, las telecomunicaciones, la distribución de agua y el saneamiento en general.  Se reconstruyeron escuelas y hospitales.  Las campañas en contra de la malaria y la frambesia (causada por el Treponema Pallidum), dos enfermedades tropicales que hacían estragos en la población, rindieron sus frutos.  Haití pagó puntualmente su deuda extranjera, a diferencia de la mayoría de los países latinoamericanos que andaban en mora por aquellos días.

La década de los años 30

En 1930, el presidente de Estados Unidos, Herbert Hoover, mostró preocupación por los efectos que causaba la ocupación, en especial después que infantes de marina estadounidenses mataron a 10 campesinos haitianos durante una protesta callejera. 

Gobierno de Stenio Vincent 1932

Stenio Vincent

Presidente Stenio Vincent

En 1932, Sténio Vincent asumió la presidencia luego que se permitieron las elecciones en 1930 y comenzó la retirada gradual de las fuerzas estadounidenses.  En plena retirada de los "marines" de Haití, en Estados Unidos, Hoover, el presunto autor de la constitución haitiana, perdió las elecciones y fue elegido Franklin D. Roosevelt.

En 1933 una visita de Roosevelt ratificó la voluntad de su gobierno de completar la retirada de las fuerzas estadounidenses.  Una nueva institución militar, "Le Garde" al mando del Coronel Démosthènes Pétrus Calixte, tomó el control de los mecanismos de seguridad del Estado.  Démosthènes era un negro entrenado en Estados Unidos, pero el resto de sus oficiales eran mayoritariamente mulatos.

"Le Garde"

El presidente Vincent recibió un país en calma.  "Le Garde" una fuerza profesional, cumplía la función de preservar el orden y garantizaba el ejercicio del poder al gobierno legítimamente elegido.  Sin embargo, Vincent pareció no estar satisfecho con el poder que tenía y mediante un plebiscito logró que todo el poder del legislativo le fuera traspasado al ejecutivo.   Luego, en 1935, forzó que se aprobara una nueva Constitución, que le dio el poder para barrer con el legislativo, seguidamente reformó el poder judicial, designó a diez de los veintiún senadores y los 10 restantes fueron pasados a la cámara baja.  Vincent comenzó a gobernar, mediante decretos, cuando las cámaras no estaban en sesión.   Haciendo uso y abuso de su poder, reprimió a la oposición, silenció a la prensa y benefició a un grupo de hombres de negocios y militares corruptos.

Bajo el mando del coronel Calixte, la mayoría de sus hombres respetó la doctrina de no intervención en los asuntos políticos, sin embargo Vincent ayudado por el gobierno de su vecino, Rafael Leónidas Trujillo, captó y compró, adeptos entre los oficiales de "Le Garde".  El interés de Trujillo era tener el control de toda la isla La Española y en 1937 ordenó al ejército dominicano a realizar una matanza de entre 15 mil a 20 mil haitianos asentados en el lado dominicano del Río Masacre.   La influencia de Trujillo en Le Garde obligó a Vincent a despedir a Calixte y realizó una purga que terminó con la doctrina apolítica de "Le Garde".

Gobierno de Elie Lescot 1942

Elie Lescot

Presidente Élie Lescot

En 1942, Vincent mostraba indicios de pretender continuar con un tercer mandato presidencial, pero La Casa Blanca dejó bien en claro que no permitiría esa extensión.  Vincent entendió claramente la advertencia de Roosevelt y le cedió la presidencia a Élie Lescot.

Elie Lescot era mulato y reconocido como un hombre fuerte y capaz, aunque elitesco.   Manejó el presupuesto nacional sin la intervención del legislativo, se autoproclamó comandante en jefe de las fuerzas militares y al igual que su predecesor utilizó a "Le Garde" para gobernar a su antojo.  Lescot forzaba las vacancias en el Legislativo y designaba a los reemplazantes.  Reprimió a los opositores, amordazó a la prensa y se sirvió del congreso para obtener nuevos poderes.

Ataque a Pearl Harbor

En el momento en que Estados Unidos entró en guerra y necesitaba el apoyo de los países latinoamericanos para mantener su hegemonía en el hemisferio, la vigilancia de Washington se flexibilizó dándole carta blanca a Lescot para que manejara la política interna a su antojo.   Roosevelt forzó a Haití a declararle la guerra a los países del Eje y Lescot aprovecho el conflicto mundial para justificar la represión de sus opositores.  Sin embargo, aparte del suministro de materias primas a Estados Unidos y de permitir el estacionamiento de un destacamento de Guardacostas de EEUU, Haití no jugó ningún rol durante la guerra.

Leónidas Trujillo

Lescot había sido embajador en República Dominicana, donde desarrolló una amistad con Trujillo y lo convirtió en su protegido.  Se dice que el dinero de Trujillo era el que compraba los votos de los legisladores haitianos.   Esa asociación se mantuvo hasta 1943 cuando ambos jefes de Estado se distanciaron por razones que no se conocen.  Cuando más tarde Trujillo hizo pública el deterioro de su relación con Lescot, la dudosa popularidad del líder haitiano se cayó completamente.

Fin de la guerra mundial

Terminada la Segunda Guerra Mundial, durante el gobierno de Truman, la protección que Haití gozaba con Roosevelt comenzó a desaparecer poco a poco, y un levantamiento de izquierda, detonado por el encarcelamiento del director de un periódico marxista, obligó a Lescot a renunciar en 1946.


Visión de Haití por Estados Unidos y los Aliados, tal como fue publicada en la revista de propaganda 'En Guardia', Vol. 2, Núm. 9 - 1943

HAITÍ

En los momentos más culminantes de la campaña submarina de Hitler en el Mar Caribe y en el Atlántico, los marineros y pescadores de la República de Haití se agruparon para constituir un cuerpo de auxilios, a fin salvar a los marineros que eran víctimas de torpedeamientos en los mares tropicales. Los supervivientes de los ataques submarinos eran recogidos por barcos pesqueros y de la patrulla naval de este cuerpo de auxilios, condicionados a los puertos haitianos y asistidos cuidadosamente en cuarteles militares, escuelas y casas particulares. Fueron salvados y atendidos hasta que recobraron la salud, más de 300 náufragos. Una vez más dio Haití un ejemplo sensacional del modo cómo está ayudando a las demás Naciones Unidas hasta el límite de sus recursos. La organización del cuerpo de salvamentos fue caso típico de las actividades que ha emprendido este país, en armonía con su actitud respecto a la lucha mundial.

Algodón
Embarque de algodón en rama desde los muelles de Puerto Príncipe, Haití.  El algodón es uno de los numerosos productos agrícolas que se exportan en grandes cantidades.

La actitud inequívoca de Haití contra el Eje fue adoptada mucho antes que se extendiera el conflicto al hemisferio occidental. Cuando el presidente Elie Lescot tomó posesión de su alto cargo, el día 15 de mayo de 1941, declaró "En los momentos angustiosos en que vive actualmente la humanidad, no es posible a ninguna nación el desempeñar un papel indeciso. Es preciso el mundo entero sepa que la República de Haití trata de marchar en unión perfecta con sus hermanas, las repúblicas de este continente, y es conveniente el proclamar con la fuerza de una profesión de fe que nuestra suerte está íntimamente ligada a la de los Estados Unidos de América. Entiendo pues, que nuestra política internacional debe ser el reflejo sincero y fiel de la política internacional de nuestra generosa y poderosa república amiga y vecina.

Hemequen
La producción de henequen es una importante contribución haitiana al esfuerzo bélico.  Se produce gran cantidad de esta materia prima para hacer toda clase de cordaje.

Haití declaró la guerra dos días después de perpetrarse el alevoso ataque a Pearl Harbor, y el presidente Lescot envió al día siguiente un mensaje al presidente Roosevelt: "El gobierno y el pueblo de Haití, profundamente indignados ante la cobarde agresión japonesa de que han sido víctimas unas posesiones americanas, os ruegan que consideréis a la República de Haití como ligada totalmente con los Estados Unidos en semejante coyuntura. Si algunos puntos o lugares del territorio haitiano fueran necesarios, por razones militares, a la fuerzas norteamericanas, el Gobierno haitiano ofrece, una vez más, al Gobierno de los Estados Unidos, todo su apoyo, y acogería, además, con entusiasmo, cualquier sugestión o solicitud que a éste último le plazca formular."

Embarque de cacao
El cacao es uno de los diversos productos valiosos para la exportación, que se cosecha en los extensos bosques de la República de Haití.

Haití, cuya población es sólo de 3.000.000 de almas y con una superficie de 25.000 kilómetros cuadrados, difícilmente podría contribuir a la lucha contra la agresión mediante una participación militar importante en el extranjero. Pero su posición geográfica la hace el guardián del Paso de Barlovento entre La Española y Cuba, que es la ruta marítima principal desde el Canal de Panamá a la costa oriental de los Estados Unidos-Haití es la clave del arco de islas que se extienden a través del Mar Caribe, o sea de la primera línea de defensa del Canal contra los ataques que puedan provenir del Atlántico. Ha ofrecido libremente el uso de su territorio por las patrullas aéreas de los aviones de las Naciones Unidas que protegen las rutas marítimas. El esfuerzo bélico de Haití se concentra en la producción de materiales de aplicación militar. Las granjas del país han sido movilizadas como si fueran una industria de guerra dedicada a satisfacer las necesidades de los aliados. Un ejemplo de ello es la producción del henequén. En 1940-1941 se cosecharon alrededor de 10.000 toneladas de esta fibra tan esencialmente necesario para hacer cordaje. Ahora se espera doblar esta producción.

En el panorama de la producción de Haití para la guerra figura principalmente la Sociedad Haitiano-Americana para Fomento Agrícola (SHADA). Esta compañía tiene un capital social de un millón de dólares, y es propiedad del Gobierno Haití. Fue fundada el 1° de mayo de 1941, para aumentar la producción de materiales de aplicación militar y para diversificar la economía de Haití. La SHADA ha iniciado un plan de gran alcance que afectará a la mayoría de los productos agrícolas que pueden cultivarse en Haití, pero su misión inmensa consiste en el fomento del caucho. Este país posee tres buenas fuentes de caucho: la planta Castilla, la Hevea y la Criptostegia.

Presidente Lescot
El Presidente Elie Lescot, decidido partidario de la Unidad de las Américas, guió a su país a la lucha contra el Eje, dos días después del ataque a Pearl Harbor.

Palacio presidencial
El Palacio Presidencial en Puerto Príncipe, es un ejemplo de la belleza arquitectónica que caracteriza a todos los edificios del gobierno de ese país.

Coronel André
El Corome; P. Jules André, Jefe del Estado Mayor General de las Fuerzas Armadas de Haití.

Clínica dental
Una clínica dental de Puerto Príncipe.  Este edificio construido en un estilo modernísimo, no haría mal papel en la avenida más importante de cualquier gran ciudad.

Marina haitiana
Un cañonero de la bien instruida, aunque pequeña, Marina haitiana; la cual se halla bajo la dirección de la Guardia Nacional de la República de Haití.  su misión en la guerra consiste en la importantísima tarea de custodiar el Paso de Barlovento, entre la Isla La Española y Cuba.

Puerto Prncipe
El puerto de la ciudad de Puerto Príncipe, por el cual pasa gran parte  del activo tráfico comercial de exportación de esa nación  insular del Mar Caribe.

Familia de la minoría blanca
Este grupo que descansa en uno de las encantadoras villas de Puerto Príncipe, simboliza la vida familiar tan arraigada entre todos los haitianos, desde el más humilde hasta el más eminente.

Mulata
Aquí se reproduce a una joven y bella señorita haitiana, teniendo como fondo el paisaje tropical de los alrededores de la capital, Puerto Príncipe.


Material digitalizado de:
EN GUARDIA, revista publicada mensualmente para LA OFICINA DEL COORDINADOR DE ASUNTOS INTERAMERICANOS, Commerce Building, Washington. D. C., por la Business Publishers International Corp. Redacción, 330 West 42nd St., Nueva York, N. Y., E.U.A. Impresa en 5601 Chestnut St., Filadelfia, Pa. Registrada como artículo de segunda clase en la Oficina de Correos de Filadelfia, Pa., E.U.A., el 8 de abril de 1941, conforme a la ley del Congreso de marzo 3 de 1879, Vol. 2, Núm. 9.

Publicado: 23 julio/2004






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido