Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Voluntarios Lituanos en la Wehrmacht

Cuando Alemania comenzó la Operación Barbarossa contra la Unión Soviética, no bien las primeras fuerzas Panzer se aproximaban a Lituania, la población se alzó en armas contra los soviéticos que en desbandada trataban de escapar.

Más de 100.000 lituanos se organizaron cuando las primeras fuerzas alemanas cruzaron sus fronteras y persiguieron a las tropas soviéticas que evacuaban la región.  Se dice que cuando menos hubo unas 14.000 bajas soviéticas y antes que llegaran los alemanes ya habían pueblos liberados por los propios lituanos.

Sin embargo los lituanos no formaron una Legión Nacional como lo hicieron en otros países apenas eran ocupados por los alemanes.  Por el contrario sólo se presentaron voluntarios, cuando menos 50.000 hombres, en el período de 1941 hasta 1945.  Prácticamente el 29º Cuerpo de Infantería, conformado en 1939 por los soviéticos con personal integrado por lituanos, desertaron para luchar al lado de los alemanes.  Sin embargo una vez que la ocupación fue consolidada por las fuerzas alemanas, las unidades lituanas fueron disueltas.  Sólo un número selecto de hombres fue elegido para conformar la fuerzas de auto defensa, más que nada para controlar el orden interno.  La primera unidad de este tipo fue la "Lituanische Hunterschaften" que después conformó el "Selbschutz-Bataillonen", que se convirtió finalmente en un cuerpo de policía llamado "Ordungspolizie".

Hacia 1943, el "Ordungspolizie" fue renombrado "Schutzmannschaft-Bataillonen" que fue popularmente conocido como los "Schumas".  Cada unidad estaba conformada por unos 600 hombres a nivel de batallón y fueron encargadas de la seguridad interna y luego fronteriza que combatió directamente a los soviéticos.

Hubo un total de 35 batallones numerados 1-15, 251-257, 263-265 y 301-310, aunque los dos últimos agrupamientos nunca recibieron entrenamiento completo y fueron disueltos antes de entrar en combate.  Las otras unidades que sí fueron entrenadas y equipadas prestaron servicio en varias zonas del Báltico, incluyendo Polonia y Bielorrusia, además de Ucrania.

Cuando la contraofensiva soviética se tornó en una seria amenaza para los alemanes, los batallones lituanos fueron reagrupados en "Lituanische Freiwilligen-Infanterie-Regimenter" compuestos por 3 ó cuatro batallones.  Se conformaron tres de estos regimientos que enfrentaron al Ejército Rojo a fines de 1944 y comienzos de 1945.

Estas unidades que básicamente habían sido conformadas para prestar servicio policial, fueron puestas bajo el mando de la Seguridad del Estado (RSHA) y luego bajo el mando del "Höhere SS-Polizei Fuhrer" de las regiones Ostland para combatir a los partisanos.

En 1943 también se conformaron los "Lituanische Bau-Bataillonen" I a V.  Estas cinco unidades fueron adscritas al Grupo de Ejércitos Norte con mandos lituanos.  Su función era básicamente de zapadores para el mantenimiento de caminos, vías férreas y defensas estáticas.  Estas unidades inicialmente no estaban armadas, pero a medida que arreciaban los ataques partisanos, fueron adecuadamente equipadas y entrenadas para la defensa.  Eventualmente se les invitó a unirse a las Waffen SS, aunque oficialmente no existió una unidad SS lituana, sino que los hombres se enlistaron de manera individual.

Hubo otras unidades pequeñas a nivel de Compañía compuestas por voluntarios y conscriptos, pero que no conformaban unidades independientes sino que eran adscritas a unidades con mandos alemanes y por tanto imposible de identificar como lituanas.

El único intento de conformar una unidad de voluntarios lituanos en las Waffen SS fue encargada al Brigadefuhrer Wysocki que no tuvo ningún éxito porque no pudo captar un número adecuado de voluntarios para conformar una brigada.  Wysocki fue reemplazado por el Brigadefuhrer Harm que tampoco logró el cometido.  Eso fue causa de que todos los lituanos voluntarios fueran agrupados en campos de trabajo.  Una de las razones del fracaso fue que los lituanos no querían estar bajo el mando de oficiales alemanes de las SS sino de oficiales lituanos y que sólo dispuestos a prestar servicio dentro de Lituania y no más allá de sus fronteras.  Esto se oponía a la estrategia alemana de no querer, por razones de seguridad, unidades lituanas armadas y entrenadas dentro del territorio lituano, sino para combatir a los soviéticos más allá de sus fronteras.

Las conversaciones para llegar a un acuerdo terminaron en febrero de 1944, cuando los alemanes acordaron aceptar los términos exigidos por los lituanos, que por otro lado ya resultaban irrelevantes porque los soviéticos estaban prácticamente acercándose a territorio lituano.  Así se conformaron las "Schutzkorps Litauen" un Cuerpo de Defensa Territorial.

Se presentaron unos 20.000 voluntarios aunque los alemanes esperaban solamente 5.000 efectivos.  Esto causó un nuevo impase puesto que los alemanes comenzaron a utilizar a los lituanos como unidades de reemplazo dentro de la Wehrmacht.  El enojo de los lituanos obligó nuevamente a llegar a un acuerdo y se conformaron 13 "Polizie-Bataillonen" todos con voluntarios lituanos.

El 22 de marzo de 1944 el General Model, comandante del Grupo de Ejércitos Norte solicitó 15 unidades de lituanos para custodiar los campos aéreos de la Luftwaffe.  Nuevamente eso molestó a los lituanos y el problema se agudizó el 6 de mayo de 1944 cuando se emitieron órdenes de movilización general.  Las promesas alemanas de que se conformarían unidades con mandos lituanos fue cambiada, poniendo a las unidades lituanas bajo las órdenes de la Wehrmacht.

Los lituanos se negaron a acatar las órdenes llegando casi al amotinamiento, entonces las 14 unidades Schutzkorps fueron disueltas.  De los cerca de 20.000 hombres, desertaron 16.000 y sólo unos 3.000 fueron puestos bajo las ordenes de la Luftwaffe en varias unidades antiaéreas.

Cuando las fuerzas soviéticas llegaron a la frontera lituana, se crearon unidades de emergencia para la Defensa Territorial.  Se conformaron dos unidades a nivel de regimientos bajo mando alemán.  Estas fuerzas se enfrentaron al Ejército Rojo en la localidad de Pailes donde en octubre de 1944 se vieron obligadas a ceder terreno retrocediendo con grandes pérdidas.  Las unidades de Defensa Territorial fueron disueltas cuando quedaban apenas unos 1000 hombres agrupados en 8 compañías que fueron enviados a Prusia Oriental adscritas a un batallón de ingenieros.  Estacionados en la costa báltica, ante el avance de las fuerzas soviéticas, apenas unos cuantos lograron escapar a través del Mar Báltico.

Hacia el final de la guerra, los restos de las unidades lituanas disueltas, incluyendo grupos de hombres y mujeres jóvenes que sirvieron como auxiliares en la Luftwaffe, formaron grupos de partisanos que lucharon contra la ocupación soviética hasta bien entrados los años de 1950, a mediados de cuya década fueron totalmente aniquilados.