Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Voluntarios holandeses en la Wehrmacht

La Legión Niederlande formada poco después del ataque a la URSS, contaba con 2600 hombres integrando la 2ª Brigada-SS.  Tuvo el apoyo del "Nationaal Socialistische Beweging" (Partido Nacional Socialista Holandés) liderado por Arnold Meijer, "para ayudar a los alemanes a acabar con la amenaza bolchevique".

Por su parte el dirigente Anton Mussert decía que ese sería el nacimiento de un nuevo Ejército Holandés.  Meijer aspiraba a formar un cuerpo de ejercito con mandos holandeses, cosa que estaba lejos de ser lo que querían los alemanes y por tanto, cuando quedó claro que no sería así, Meijer se retiró del proyecto dejándolo en manos de Mussert, quien llamó a los voluntarios a presentarse el 11 de julio de 1941.

Los alemanes nombraron al General holandés H.A. Seyffardt como comandante de la Legión Holandesa, autorizándole a llevar la bandera holandesa en la parte superior de la manga de los uniformes.  Toda una serie de símbolos les fueron autorizados a los legionarios holandeses como hacer el juramento de fidelidad al Führer y a la 'prinsevlag' (bandera holandesa), además de tener su propia insignia y su propio "Himno de la Legión".

La mayoría de los holandeses prestaron servicio en la Kriegsmarine, Luftwaffe o Wehrmacht, pero muchos fueron adscritos a las Waffen-SS, porque el Führer era de la idea que todos los arios-nórdicos formaran filas en las Waffen-SS, aún antes que oficialmente todos los voluntarios extranjeros fueran incorporados a esa fuerza en 1943.

La Legión Holandesa nunca llegó a ser muy numerosa y por eso formó parte de una Brigada-SS netamente alemana, cosa que molestó al General Seyfardt y causó la protesta de Mussert, pero ninguno de los dos esgrimieron argumentos técnicos suficientes para hacerles cambiar de opinión a los alemanes.  Por otro lado, el compromiso por parte de Mussert de aumentar el número de voluntarios para poder conformar una unidad autónoma, nunca se hizo realidad.  La Legión Holandesa no logro alcanzar el nivel de preparación y la jerarquía de la División Viking, pero luchó con bravura en el Frente del Este.

Uno de los grandes éxitos que logró la Legión ocurrió cuando formaron parte de la ofensiva de verano de 1942.  El 3º Batallón colaboró con la destrucción de las fuerzas del Ejército Rojo en el lago Fuhogva.  Capturaron armas, suministros y 3500 hombres del 11º Ejército Soviético, incluyendo a su comandante el famoso General Andrei Andreievich Vlassov, quien después sería comandante de los voluntarios rusos que lucharon al lado de los alemanes.

Después, fueron incorporados a la 2ª Brigada-SS bajo el mando del SS-Brigadeführer Klingemann y transferidos del frente de Wolchov a Leningrado donde mantuvieron posiciones durante el cerco de la ciudad.  El número de bajas fue grande quedando al final unos 1000 soldados con 400 oficiales y suboficiales.  Al mando de su nuevo comandante el SS-Obersturmbannführer Josef Fitzthum recibieron nuevo entrenamiento y se adjudicaron un buen número de condecoraciones.

Durante la primera batalla del Lago Ladoga sufrieron muchas bajas y tuvieron que ser reorganizados quedando como parte de la 2ª Brigada-SS de Infantería pero al mando del SS-Brigadeführer Friedrich Scholz.  Durante la segunda batalla del lago Ladoga, lograron contener los tanques rusos destruyendo gran número de ellos y de cañones autopropulsados de 75mm.  Después de esa acción, el soldado holandés Gerardus Mooyman fue el primer voluntario en recibir la Cruz de Caballero por destruir 14 tanques soviéticos T-34 y KV-1 en un solo día.

En abril de 1943, la Legión Holandesa fue retirada del frente y reorganizada en una unidad independiente, la Brigada-SS Panzergrenadier Niederlande.

En enero de 1945 La SS Brigade Nederland se encontraba en la bolsa de Curlandia pero les ordenaron evacuarla para trasladarse a Stettin para formar una línea de defensa para contener el avance del Ejército Rojo en Pomerania.

El 10 de febrero fue reorganizada como la 23ª SS Freiwilligen Panzergranadier Division Nederland. Debido al escaso número de efectivos, debía se integrada a la División Nederland pero los holandeses rechazaron el plan. Por ello, se mantuvo operando como unidad autónoma pero con apenas algo más de 1000 efectivos.

Así fue incorporada al 11º Ejército Panzer del General Felix Steiner que tenía la orden de defender a Berlín. La situación del Ejército Steiner era desesperada por la falta de recursos y se replegaba de manera desordenada. En esas mismas circunstancias le División holandesa totalmente desorganizada trató de retroceder hacia el oeste.

Parte de esas unidades lograron hacer contacto con las fuerzas estadounidenses en mayo de 1945, pero la otra parte se encontró atrapado entre las fuerzas alemanas que luchaban en la Batalla de Halbe. Las bajas holandesas fueron enormes.

Hacia el final de la guerra estadounidenses y soviéticos acordaron enviar a Holanda a los sobrevivientes. Los oficiales fueron acusados de traición y condenados a muerte por colaboración con los alemanes, mientras que los suboficiales y soldados fueron condenados a largas penas de prisión.


Publicado: 22 setiembre/2005 - Actualizado: 7 octubre/2013