Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Voluntarios daneses en la Wehrmacht

Los voluntarios daneses conformaron un batallón de 1164 hombres que sirvieron también en el Frente del Este.  Tuvieron destacada actuación en el Cerco de Denyansk donde lucharon junto a la 3ª División-SS Totenkop.   De particular recuerdo, es el 24º Regimiento-SS comandado por Per Sorensen.   Sorensen teniente del Ejército Danés se presentó voluntario por su aversión contra los comunistas.  Estudió en la escuela de Oficiales de las Waffen-SS en Bad Toelz y se reincorporó a la Legión Danesa.

Peleó brillantemente en Demyansk donde perdió 160 de sus 200 hombres, pero mantuvo las posiciones que le mandaron defender.  Luego de repeler muchos ataques, el día 16 de julio de 1942, telefoneó a su comando avisándoles que no podría resistir otro ataque pero que se mantendría firme en la posición hasta el final.  Al día siguiente atacó un batallón soviético apoyado por tanques y luego de una lucha desesperada, cuando parecía que no podían aguantar más el ataque, los rusos escaparon.  Luego de su brillante desempeño en el Frente del Este, Sorensen terminó la guerra defendiendo una estación de tranvías en Berlín.

En lo más duro del combate, el Sturmbannführer Sorensen trataba de subirse a un poste de los cables del tranvía para divisar las posiciones enemigas cuando fue muerto por un francotirador ruso.  Al día siguiente fue enterrado con honores en el cementerio Ploetzensee donde yacen las tumbas de muchos alemanes y daneses de la División Nordland.

En medio del bombardeo ruso, sus subalternos, incluyendo alemanes, se tomaron el tiempo para hacer una ceremonia de despedida a su bravo comandante.  El discurso de despedida lo hizo el sargento Hermann y luego la guardia de honor disparó tres salvas.  Finalmente, todos alemanes y daneses pasaron, uno a uno, lanzando un puñado de tierra sobre al tumba.  Una mujer auxiliar de artillería de la Luftwaffe depositó un ramo de flores.

Los voluntarios del Freikorps Danmark estaban al mando de Christian Frederick von Schalburg y fueron apoyados completamente por el gobierno danés que contribuía con su sostenimiento.  A pesar de ello, al terminar la guerra muchos legionarios daneses fueron juzgados por traición a la patria.  El gobierno danés declaró oficialmente, "que los voluntarios tenían que saber que el gobierno actuó presionado por las circunstancias cuando llamó voluntarios para formar el "Freikorps Danmark" y también cuando firmó el Pacto Antikomminterm."


Publicado: 22 setiembre/2005