Medicamentos

NOTA: Los textos relacionados con las medicinas y sus aplicaciones, aquí descritos, son referenciales de 1939-1945 y su carácter es solamente ilustrativo.  No pueden ni deben ser usados como guía médica.


La Sulfanilamida

La Sulfanilamida fue el resultado de los estudios del bioquímico alemán Gerhard Johannes Paul Domagk (1895-1964), quien buscó una droga que fuera efectiva en la lucha antibacteriana para combatir la meningitis, neumonía y otras enfermedades causadas por bacterias.   En 1932 probó el Prontosil que resultó muy efectivo para contrarrestar infecciones causadas por estreptococos en ratones de laboratorio.  Domagk experimentó el medicamento en su hija quien se encontraba al borde de la muerte debido a una infección por estreptococos y gracias a esa droga se recuperó totalmente.

Sulfanil (Sulfatiazol)

Debido a su trabajo, el Doctor Domagk recibió el Premio Nobel de Medicina en 1939, premio que no pudo aceptar, puesto que en Alemania había una prohibición en tal sentido, debido a que activistas opuestos al Nacionalsocialismo fueron galardonados con tal distinción en 1936.  Posteriormente, en 1947, el doctor Domagk recibió el premio en Suecia.

Domagk publicó sus investigaciones en 1935 y a partir de esa fecha se utilizó el Prontosil para combatir las infecciones de origen bacteriano.  Luego de posteriores investigaciones, se desarrollaron variaciones, todas dentro del grupo de las sulfas, que dieron como resultado una gama de productos para el control de las infecciones.

La Sulfanilamida se usó por primera vez en 1936, fue ampliamente utilizada durante la guerra y fue la base del grupo de Sulfonamidas que se utilizan hasta hoy día.  Durante el conflicto, los soldados fueron entrenados para espolvorear sulfa en las heridas abiertas para evitar las infecciones y por tanto cada soldado portaba una carterita de primeros auxilios en su cintura que contenía sobres con sulfa y vendajes para cubrir las heridas.  Los médicos en el campo de batalla llevaban sulfa en polvo y también en tabletas.


Penicilina

El bacteriólogo escocés Sir Alexander Fleming, (1881-1955), descubrió la penicilina en 1928 en compañía de los doctores Chain y Florey.  Fleming durante la Primera Guerra Mundial, comenzó a experimentar con substancias antibacterianas descubriendo la Lisozima, encima antibiótica que ataca a muchos tipos de bacterias.   En 1928 descubrió una secreción del Penicilium Notatum que probó tener propiedades anti germicidas.  Debido a no poder fabricar suficiente cantidad para que pudiera tener valor práctico y comercial, su trabajo sólo quedó en los archivos de la universidad como una curiosidad científica.

Diez años después, un grupo de científicos redescubrió las investigaciones de Fleming pero no contaban con el soporte económico necesario, debido a que Inglaterra enfrentaba una seria crisis enfocada al ámbito político y militar como consecuencia de los acontecimientos en el continente europeo.  En consecuencia, los científicos ingleses debieron buscar apoyo en Estados Unidos.

Es así que en 1941, John Davenport y Gordon Cragwall representando a la empresa farmacéutica Pfizer se presentaron en un simposio de la Universidad de Columbia en el cual demostraron que la Penicilina era un poderoso agente para combatir las infecciones.   Su ponencia tuvo eco en dicha universidad y en el gobierno, que en esos tiempos promovía una carrera para encontrar una medicina de fabricación masiva, con propiedades para combatir las infecciones.

Comenzando los experimentos con diversos métodos de fermentación, Pfizer arriesgó gran cantidad de recursos en los siguientes tres años para lograr la fabricación de la penicilina.  En unos años, luego de utilizar todos las técnicas posibles y de modificar métodos utilizados hasta esa fecha, aún a riesgo de su propia seguridad económica, Pfizer logró desarrollar una forma de fabricación que le permitió quintuplicar sus cálculos originales de producción.

Debido al éxito obtenido en la producción masiva del producto y a las pruebas a la que fue sujeto, el gobierno americano autorizó a 19 empresas farmacéuticas la fabricación del antibiótico.  A partir de entonces, la penicilina estaba presente en todos los frentes donde combatieron los aliados.


Quinina

Durante cientos de años se utilizó la Quinina, producto de la corteza del árbol de la quina originario del Perú y utilizado desde antes del Imperio de los Incas para combatir los estados febriles.  Los antiguos peruanos la utilizaron en su forma natural restregando o cubriendo la heridas con la corteza del tronco de la quina molida.  En el Siglo XV, los españoles llevaron a Europa "la maravilla que curaba todas las enfermedades" y se utilizó desde entonces en ese continente, aunque en el Perú se empleaba ya desde hacía muchos cientos de años.

Recién en 1820, es descubierto un método para extraer la quinina y la cinchonida que era otra droga proporcionada por el árbol.  Desde ese año, se comenzaron a utilizar esas drogas en vez de la corteza propiamente dicha, tal cual se había estado haciendo desde tiempos inmemorables.

A partir de 1930 se desarrollaron las primeras drogas anti maláricas, aunque la quinina se siguió utilizando hasta la Segunda Guerra Mundial con ese propósito.   La malaria llegó a tener niveles epidémicos entre las tropas aliadas en el Pacífico.

Actualmente se sigue utilizando para combatir la malaria, también en contra de los calambres musculares como sulfato de quinina (Circonyl de Pharma) y hasta en cosmetología.


Atabrina

Durante los años 1931-1932 los científicos alemanes Mietzsch, Mauss y Kikuth de la empresa Bayer sintetizaron la Quinacrina como substituto de la quinina y fue después comercializada como Mepacrina o Atabrina.   Fue uno de los primeros substitutos sintéticos de la quinina utilizada para combatir la malaria.

Antes de la guerra, la Mepacrina fue producida en Francia por la empresa Rhône-Poulenc con el nombre original Quinacrina, bajo licencia de Bayer y luego fue también fabricada bajo licencia en Gran Bretaña con el nombre Mepacrina.

El problema de la Atabrina era que la droga tenía efectos secundarios —probablemente por causa de la poca experimentación relacionada con la dosis— tales como dolores de cabeza, náuseas, vómitos y en algunos casos hasta producía psicosis temporales.  No obstante la pastillita amarilla era muy efectiva contra la malaria y por tanto los médicos obligaban la ingesta de la droga a los soldados, en especial en el Pacífico y otras áreas endémicas como la zona central de Italia y al menos 4 millones de soldados aliados tomaron este medicamento durante 3 años, para prevenir la malaria.  También se usó la droga para tratar pacientes con artritis y lupus.


Plasma Sanguíneo

El uso del plasma recién se comenzó ser práctica generalizada en medicina, a partir de 1938, en los Estados Unidos gracias a la labor del doctor Charles Drew, una autoridad líder en la transfusión sanguínea.

El doctor Drew descubrió que el plasma puede reemplazar a la sangre en las transfusiones, debido a que ésta se deteriora a los pocos días de tenerla almacenada.   Este descubrimiento, fue vital para reducir la mortalidad durante la Segunda Guerra Mundial, en especial en aquellos países donde las bajas ocurrían por decenas de miles diariamente.  En 1941 el Dr. Drew fue nombrado el primer director del Banco de Sangre de la Cruz Roja de Estados Unidos.

Médico administrando plasma sanguíneo en Sicilia, 1943.
Foto de la Cruz Roja fe Estados Unidos

El plasma es la porción líquida de la sangre.  Es una solución de proteínas en una base salina en la cual los glóbulos rojos y blancos y las plaquetas están suspendidas.  El plasma es 90% agua, la cual constituye el 55% del volumen de la sangre.  Contiene albúmina, fibrina y globulina, incluidos anticuerpos.

El plasma sirve a una variedad de funciones, desde mantener una presión y volumen sanguíneo satisfactorios, para proveer a la sangre de las proteínas necesarias para asegurar la coagulación y la inmunidad.  También sirve para transportar los minerales necesarios para mantener las funciones vitales tales como el sodio y el magnesio, produciendo el balance adecuado.

Durante la guerra, la Cruz Roja procesó y administró 13 millones de unidades de sangre.   Luego de la guerra, 1.3 millones de unidades de plasma regresaron a los Estados Unidos donde la Cruz Roja la puso a disposición de los hospitales civiles.


Morfina

La morfina se procesa de la planta del opio que es una planta que creció normalmente en Turquía e India desde tiempos inmemoriales.  La droga se utilizó desde 100 años antes de Cristo y en el siglo XVII cuando se popularizó el hábito de fumar opio fue cuando comenzó el serio problema de adición.

Después del invento de la aguja hipodérmica durante la Guerra Civil Americana (1861-1865), las inyecciones de morfina resultaron ser indispensables para realizar intervenciones quirúrgicas.  Lamentablemente, se comprobó que la adicción era mayor por la inyección de la droga en el torrente sanguíneo, que por la inhalación del humo de los cigarrillos de opio o por la ingesta oral.

Durante la Segunda Guerra Mundial la empresa farmacéutica Squibb desarrolló un método que permitía la aplicación de dosis controladas de la droga a los soldados heridos, para mitigarles el dolor.  Squibb produjo el llamado Syrette, que era como un tubo de pasta de dientes en miniatura que contenía la morfina.   En vez de desenroscar la tapa como se hace con los dentífricos, en el Syrette el extremo era sellado.  Una aguja acoplada al tubo era utilizada para perforar el sello.  Para evitar las sobredosis, una vez administrada la droga, se colocaba el tubo en el collar con las placas de identificación que los soldados llevan en el cuello.  La pequeña dosis combinada con el agotamiento físico era suficiente para dejar inconsciente al herido y de esa manera se evitaba que otro médico administrara nuevamente la droga.


Hasta aquí el desarrollo de esta parte de la página, fue realizada usando como base la excelente información que sobre el tema tiene el site World War II Combat Medic de David Steiner, más nuestras propias investigaciones.


Aspirina

El Ácido Acetil Salicílico, comercialmente conocido como Aspirina, fue desarrollado por el médico alemán Félix Hoffman en 1897 como tratamiento para aliviar la artritis que sufría su padre.

Presentación en campo de Aspirina y Anacin usado por los médicos estadounidenses durante la guerra.  Note la marca de fábrica de Bayer.
Foto de World War II Combat Medic

Los salicilatos se utilizaron hasta fines del siglo XIX, pero sus efectos secundarios sobre el estómago hicieron que el Dr. Hoffman, quien trabajaba para Bayer, investigara a fondo el problema y llegó a la conclusión que el ácido acetilalicílico sintetizado era la respuesta al problema y así nació la Aspirina, que es sin duda el medicamento más ampliamente conocido en el mundo y el cual produce más beneficios que efectos adversos en los pacientes.

Los usos de la aspirina ya son ampliamente conocidos, empleándose para tratamientos que van desde las afecciones cardiacas hasta simples dolores o fiebres.

Durante la Segunda Guerra Mundial formaba parte del lote de medicinas que portaban los médicos en el campo de batalla.  Como se puede apreciar en la foto, además de la Aspirina usaban Anacin que contiene adicionalmente cafeína, combinación muy adecuada para combatir los dolores de cabeza causados por el stress.


Aludrin

Este preparado fue un desarrollo en base a las investigaciones de la firma alemana Boheringer y el primero que se creó para combatir el asma, enfermedad que sin duda hizo estragos entre los soldados del Eje en el Frente Oriental.  Este broncodilatador fue utilizado en el Frente del Este con muy buenos resultados.


Laudanon

También creación de Boheringer, es un producto farmacéutico con cualidades analgésicas.  Las investigaciones en este campo, permitieron evitar en lo posible el uso de alcaloides, recurso muy común antes de la Primera Guerra Mundial.


Cadechol y Perichol

Son dos compuestos creados en plena Primera Guerra Mundial por la firma Boheringer con la ayuda de quien fue Premio Nobel Prof. Dr. Heinrich Wieland.  Estas medicinas fueron utilizadas por sus propiedades cardiovasculares.


Lobelin

En 1921 Boheringer crea el Lobelinun analéptico respiratorio cuyas substancias activas fueron aisladas por el prof. Dr. Heinrich Wieland a partir de una planta conocida como Lobelia Inflata.  El componente Lobelin es una resina amarillo-verdosa y venenosa usada como estimulante respiratorio y que se usa también como disuasivo para el fumador.  Este estimulante respiratorio fue muy utilizado durante la guerra.


Cafeína Sintética

Durante la Segunda Guerra Mundial, comienza la fabricación en gran escala de la Cafeína Sintética.  La Cafeína es un alcaloide que se encuentra en el café y té y que produce efectos estimulantes.    La Cafeína combinada con el Ácido Acetil Salicílico (Aspirina) es un excelente analgésico para casos de dolores de cabeza producidos por el stress.


Prontosil

El Prontosil es el nombre comercial de la Sulfamidocrisodina, derivado de la Sulfanilamida, primera droga de la serie de las sulfas, resultado de las investigaciones del patólogo alemán Gerhard Domagk.  Domagk hizo investigaciones en los Laboratorios Bayer de Wuppertal, para estudiar el efecto del Prontosil en ratones infectados con estreptococos y estafilococos.  Hildegarde, hija de Domagk, se infectó accidentalmente con los estreptococos, debido a un pinchazo con una hipodérmica del laboratorio y Domagk desesperado le administró la droga a su hija para librarla de la enfermedad mortal.   La joven se recuperó completamente.  El Prontosil introducido oficialmente en la medicina alemana, fue la primera droga sintética conocida para combatir a los estreptococos.  El trabajo de Domagk le valió el Premio Nobel de Medicina en 1939 "por el descubrimiento de los efectos antibacterianos del Prontosil", pero viviendo Alemania una autarquía, se vio obligado a rechazar el premio.  De acuerdo a las reglas de la Fundación Nobel, el dinero no reclamado fue reingresado a la fundación.  Después de la guerra, en 1947, Domagk recibió la medalla de oro, pero no el dinero del premio.


Tannalbin

Era utilizada para combatir la diarrea y otros males estomacales.  Se administraba con una papilla de avena y té de hierbabuena.  Luego se completaba el tratamiento con una dieta especial durante una semana.


Kampferoil

Morfina, narcótico extraido del opio.  Es una poderosa droga sedativa que alivia el dolor, pero que es altamente adictiva.


Pervitin

Producto alemán derivado de la metanfetamina.  Se utilizaba para combatir la depresión y para mantenerse despierto.  Después de los años 50 fue retirado del mercado debido a los efectos secundarios, tales como dependencia física, alucinaciones, irritabilidad, taquicardia, ansiedad etc.

Los británicos y primero después los estadounidenses utilizaron el producto Benzedrine, que es similar al Pervitin.


Otros medicamentos usados por los alemanes

-Cardiazol (antitusivo, reactivador cardíaco)
-Strophantin (Reactivador cardíaco)
-Eukodal (Analgésico, antitusivo, sedante)
-Cormed (Analeptico cardíaco y respiratorio)
-Cloroformo-amoniaco-eter (anestésico en ampollas)
-Natron (Bicarbonato de soda)
-Hexamethylentetramin (Droga diurética)
-Peroxido de magnesio Magnesium peroxyd
-Tannalbin (antidiarreico en tabletas)
-Tintura de Opio
-Tintura de iodo
-Azul de metileno

-Acidol-Pepsin de Bayer (Para la dispepsia y falta de apetito.)

-Antiflogistina-Cataplasma de Lyssia (Crema para aplicarse como capaplasma en casos de inflamación de las articulaciones y glándulas, pleuresía, escoriaciones, traumatismos y quemaduras.)

-Belladona Obstinol de Dr. Thiemann & Co. (Contra el estreñimiento en pacientes con colon hipersensible. Usado en pacientes con desórdenes vegetativos y tendencia a los espasmos. )

-Benerva-fortissime de Roche (Vitamina. Deficiencia de vitamina B, para la neuralgia, ciática, desórdenes circulatorios. Puede causar shock si se administra muy rápidamente.)

-Betabion-forte de Merck, Darmstadt (Cloruro cloridrato de Tiamina. (Para el tratamiento de desórdenes vegetativos).

-Bismogenol de Tosse de Italia (Bismuto carbonato de alcanfor. (tratamiento glandular).

-Brom-Nervacit (pildoras de bromuro contra el estreñimiento)


Publicado: 06 noviembre/2000 - Actualizado 31 marzo/2014






Principal




Para tu Smartphone

Libro de Visitas

Blog de Exordio

Búsqueda sólo en el Blog



Página protegida por Copyscape en contra de copia y violación de contenido