Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Hospitales de Campaña

La atención de los heridos en en combate se realiza en diferentes niveles.  Los primeros auxilios son aplicados a los heridos por un paramédico en el propio frente de batalla.  Si el herido puede seguir combatiendo, lo hará hasta que su unidad sea relevada.  Si no puede seguir combatiendo y puede caminar, podrá desplazarse al siguiente puesto médico a nivel de su compañía o brigada, donde un médico le dará la atención necesaria y decidirá cuándo el herido podrá ser dado de alta o si debe ser transportado al hospital del Regimiento.  En el Hospital del Regimiento un médico determinará la atención que deberá recibir el herido, cuándo puede ser dado de alta o si debe ser transferido al hospital de la División.  En casos de heridas muy graves, el herido podrá ser trasladado a su país para su atención.

Este procedimiento es genérico y depende de las condiciones particulares del frente y por tanto está sujeto a los cambios que los avatares de la guerra obligan.

Primeros auxilios en el frente.
La etiqueta indica la cura de emergencia.
El fusil clavado en tierra señala la posición del herido.

 

Retirado del frente a un herido, le entablillan
la pierna con un fusil.  
La gasa en la bayoneta clavada al piso, es la señal para que sea transportado a retaguardia.

 

Suministrando plasma en el frente.

 

Medicos en el frente, "haciendo milagros" para salvar una vida.

Hospital de campaña detrás del frente.

 

Post operatorio en el frente

 

Hospital de División en la retaguardia.

 

A medida que el hospital se aleja del frente, hay más equipos disponibles para el tratamiento de los heridos.


Bibliografía

Fotografías de la revista En Guardia, 1939-1945, volumen 2, publicada mensualmente por la Oficina del Coordinador de Asuntos Interamericanos.