Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Antrax

La bacteria causante del Ántrax o Carbunco, es un agente potencial que puede ser fácilmente usado como arma biológica en la guerra.  La enfermedad es muy común en las zonas rurales y se encuentra en todos los continentes.  La forma más común de contagio es por medio del vector industrial (portador de B.anthracis) que puede aparecer en la comida integral de animales.  Las esporas de B. anthracis pueden sobrevivir en el suelo por muchos años, pero mueren en agua hervida durante 10 minutos.  La bacteria ingresa en el organismo por medio de la ingesta, la respiración y a través de heridas en la piel, sin embargo es muy difícil que se contagie de persona a persona.

Bacilos de Ántrax

Durante la guerra hubo muchos casos de ántrax, pero ninguno ocasionado por ataque con arma biológica.

Los síntomas de la enfermedad aparecen a los 7 días de haber sido expuesto y siempre y cuando varios miles de esporas hayan ingresado al organismo.

Contagio por inhalación.

Los síntomas iniciales del contagio por inhalación se parecen a los de un resfrío común.  Después de varios días se experimentan problemas respiratorios y espasmos.  Esta forma de contagio es la más peligrosa y es la que se puede utilizar en un ataque terrorista pues generalmente la infección resulta fatal.

Contagio cutáneo.

El 95% de las infecciones por contagio cutáneo, ocurren cuando la bacteria ingresa por una raspadura o herida en la piel, cosa que puede pasar al manipular herramientas infectadas, por ejemplo las usadas para manipular el alimento del ganado, pieles de animales, cuero o lana animal.

La infección comienza con la inflamación de la zona afectada, que puede parecerse a la picadura de un insecto.  En uno o dos días se forma una úlcera indolora de 1 a 3 cm. de diámetro con una apariencia gangrenosa en el centro de color negro.  Suelen hincharse las glándulas linfáticas cercanas a la herida.  El 20% de los contagios por Ántrax cutáneo son fatales, pero no cuando los pacientes son tratados a tiempo.

Contagio digestivo.

La infección con ántrax por ingesta de alimentos contaminados, produce la inflamación aguda del tracto intestinal, con náuseas, perdida de apetito, vómitos, fiebre, dolor abdominal, vomito de sangre y diarrea severa.  Es fatal en el 25-60% de los casos.

Tratamiento

Antibióticos

Alemania (1939-1945)

Alemania tenía entre sus armas de guerra, las biológicas, pero estaban bajo estricto control para ser utilizadas únicamente por decisión y bajo orden directa del Führer.  Las medidas de seguridad eran las mismas que para los gases venenosos.  Se sabe que Hitler no pensó nunca en usarlas, ni aún cuando Alemania estuvo al borde de la derrota.

Japón (1937-1945)

Japón hizo experimentos por medio de la Unidad 731 en China, desde 1937 hasta 1945.   Los médicos militares japoneses, hicieron experimentos con ciudadanos chinos en el orden de varios miles.   La unidad 731 fue aniquilada y los archivos destruidos.

Estados Unidos (1945)

Después de la rendición de Japón en 1945, Estados Unidos negoció la eliminación de todos los cargos de crímenes de guerra que existían en contra de los administradores del programa de guerra biológica en Japón, a cambio de los informes sobre la patología en tejidos causados por el Ántrax en seres humanos.  La existencia de esos experimentos no fue reconocido por Japón hasta que la Corte Suprema determinó en Agosto de 1998, que los experimentos eran bien conocidos en los círculos científicos.

Gran Bretaña (1939-1945)

En 1940, Gran Bretaña comenzó a trabajar en armas biológicas.   Una de las ideas llevadas a cabo consistía en fabricar tortas de alimento para ganado tratadas con Ántrax, las cuales serían lanzadas desde aviones de la RAF para infectar los campos de cultivo y de cría de ganado en Alemania.  Una vez aceptado el programa, se prepararon unos 5 millones de tortas, pero nunca se usaron operacionalmente.


Publicado: 11 octubre/2001