Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Vercors

La Resistencia Francesa tuvo un papel importante en la lucha de los Aliados contra la ocupación alemana de Francia.  El Cuartel General Aliado utilizó los servicios de los irregulares durante la invasión de Normandía pidiéndoles el sabotaje de las vías férreas, estaciones de tren, autopistas y en general atacando los convoyes de abastecimientos alemanes.  Con sus intervenciones, los partisanos retrasaron la llegada de los refuerzos alemanes a las playas de Normandía.  A finales de junio los resultados fueron evidencia de la eficacia con la que esos grupos actuaron.  Pero la cooperación no sólo se realizaba en la acción directa sino también mediante los informes de inteligencia necesarios para que las fuerzas aliadas, en especial la aviación, actuaran con más eficacia en aquellos puntos donde se movían las columnas de abastecimientos alemanas, de tropas y unidades de tanques.

Vercors

En junio de 1944, los maquís franceses controlaban el área de Vercors, que se encuentra al este del departamento de Ain.  Los guerrilleros franceses, tenía una importante autoridad política en los departamentos de Indre, Haute-Vienne y el norte de Dordogne.  Además poseían suficiente fuerza como para retener un número de unidades alemanas defendiendo las áreas de lanzamiento de suministros de armas y tropas en el macizo central, Vosges, Morvan, Jura y Savoie.

La idea de convertir a Vercors en un Caballo de Troya mediante comandos lanzados en paracaídas fue idea de Pierre Dalloz y su amiga Jean Prévost cuando se encontraban, en marzo de 1941, en Sessenage, localidad ubicada al pie del macizo de Vercors.  En diciembre de 1942, Dalloz traza un plan para desarrollar la idea del Caballo de Troya que comienza a tomar forma y es aceptado por los Aliados.

En julio de 1944, la Resistance incrementó sus ataques a los trenes, en especial al sur de Normandía en el Valle del Rhône y en las líneas de comunicaciones en Toulouse y el sector Paris-Orleans.  El control en el sur de Francia aumentó, incorporando partes de Saône-et-Loire, Cantal, Gard y el este de Isère, los altos y bajos Alpes, sin embargo un contraataque alemán dispersó las fuerzas guerrilleras en la zona de Vercors.

Vercors

El Cuartel General de las Fuerzas Especiales Aliadas, calculó que a finales de julio de 1944 la Resistance contaba con unos 70 mil hombres armados en Francia.   En Bretaña, los maquís trabajaron en directo contacto con unidades del Ejército de EEUU, durante la ofensiva de ese mismo mes.  En Bélgica durante ese mismo período la Resistance atacó las vías de ferrocarril que podían enviar refuerzos y suministros a los alemanes en el norte de Francia.  Pero su eficiencia disminuyó un poco porque en julio el Cuartel General Aliado (SHAEF) apenas les envió dos aviones con suministros lanzados en paracaídas.

En Bretaña, en el Loire y París, la Resistencia Francesa apoyó al 3º Ejército de Patton y al 7º Ejército en el Sena y sur de las playas de Normandía en el Valle del Rhône.  Durante la ofensiva en el Sena, las fuerzas de los Maquís protegieron el flanco sur del 3º Ejército de EE.UU. mediante ataques abiertos y en gran escala contra las vías de comunicación de los alemanes, en especial los ferrocarriles utilizados para el transporte de tropas.  También continuaron suministrando informes de inteligencia y apoyo táctico preservando las instalaciones que pudieran ser de valor para la ofensiva aliada o atacando posiciones alemanas que eran sobrepasadas por las fuerzas regulares estadounidenses.

Desde mucho antes de junio de 1944, el reducto montañoso de Vercors ubicado en una meseta del sureste de Francia, cerca a los Alpes, sirvió de asentamiento para la guerrilla francesa que se declararon libres del dominio alemán.  Por cierto, que esa zona se encuentra en pleno sector de lo que era la Francia de Vichy.  Vercors no está en una cota muy elevada, pero es una zona muy quebrada, de muy difícil acceso y que resultaba el lugar ideal para el lanzamiento de comandos paracaidistas y de agentes aliados.  Desde la Capitulación de Francia, el sector de Vercors estuvo bajo la jurisdicción del Ejército Italiano, pero no hicieron nada para controlar el altiplano, que pronto se convirtió en reducto guerrillero.

Vercors

Después de la ocupación de la Francia de Vichy por los alemanes, miles de franceses se incorporaron a la Resistance, pero no con el propósito directo de matar alemanes o enfrentarse a ellos en actividades guerrilleras, sino para evitar la obligatoriedad de trabajar, que en buena cuenta significaba trabajar para los alemanes.  El Servicio Obligatorio de Trabajo establecido por el gobierno de Vichy el 16 de febrero de 1943, obligaba a trabajar a todos los hombres mayores de edad.

Anticipándose a los lanzamientos de efectivos aliados, además de grandes cantidades de abastecimientos, en esa zona (Operación Anvil, precursora de la Operación Overlord), se realizaron actividades de resistencia armada, de amplitud muy limitada, pero suficientes como para mantener un número de fuerzas alemanas dedicadas a controlar ese sector.  Los franceses realizaron una defensa vigorosa del altiplano, explotando las ventajas que les proporcionaba la geografía del lugar, pues el macizo montañoso tiene forma de triángulo limitado por los ríos Rhône en el oeste, Drac en el este y Drôme en el sur.  Durante años fue una zona aislada, hasta que se hicieron carreteras (llamadas “rutas de vértigo”) para explotar la madera de sus bosques.  Ante la situación que se estaba formando en Vercors, el Alto Mando alemán, determinado a conjurar el peligro, decidió realizar una ofensiva contrainsurgente en la zona.

En marzo de 1944, las fuerzas guerrilleras en Vercors apenas contaban con unos 400 a 500 hombres formados en dos grupos, pero después del desembarco de Normandía la fuerza se incrementó con 4 mil voluntarios.

Después de la capitulación italiana, el 157º Ejército de Reserva alemán al mando del Teniente General Karls Plaum tuvo a su cargo la neutralización de las fuerzas italianas en el sector de Vercors.  Los precariamente armados maquís no pudieron enfrentar con éxito a las fuerzas alemanas regulares, porque su equipamiento no era el más adecuado para hacerle frente con éxito a un ejército excelentemente preparado y mayor en número.

Los alemanes emplearon fuerzas blindadas, artillería, Panzers y aviones, completando la ofensiva con una operación aerotransportada de 15 mil hombres sobre el altiplano.  Después de cercado todo el sector, el 15 de junio, el General Plaum ordenó el primer ataque contra la guerrilla en Saint Nizier.  Ante los éxitos de los Aliados en Normandía, el 3 de julio los maquís declararon la República.  El 14 de julio los aliados lanzaron sobre el altiplano un lote de armas en paracaídas, pero que no fue suficiente para inclinar la balanza en favor de los guerrilleros.

El 21 de julio a las 7 de la mañana, campesinos franceses prepararon un campo para recibir una escuadrilla de planeadores aliados con refuerzos y abastecimientos, pero esa vez, los aviones que llegaron no eran aliados, sino alemanes.  De las naves surgieron comandos de montaña que rápidamente tomaron la localidad de Vassieux.  Los jefes de la Resistance dieron orden de evacuar Vercors y la mayoría de los maquís se ocultaron en los bosques de Lente, donde fueron ubicados y neutralizados por los alemanes.   La efímera República de Vercors terminó así su corta existencia.

Sin embargo, medio siglo después, los maquís de Vercors son recordados todos los años y se exhibe la bandera con los colores franceses y el emblema de la Resistance, sobre un campo de color blanco, consistente en una cruz de Loraine sobre una V, de la victoria o de Vercors.

Desarme de la "Resistance"


LIBROS

Maquis: The French Resistance at War (Cassell Military Paperbacks) por George Millar.

Louis Prima
Ver detalles en Amazon US/International

French Resistance Fighter: France's Secret Army (Warrior) por Terry Crowdy.

Louis Prima
Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 5 julio/2004