Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

La Guerra Psicológica

¿Qué es lo que tratará de hacer mi enemigo? ¿Es más fuerte que yo?

Eso es lo primero que debe evaluar cualquiera que se esté enfrentando al potencial ataque de un rival, pues pensar solamente en el daño que uno podría hacerle al enemigo sería actuar irracionalmente.

Los animales, los depredadores, ante la presencia de otra especie deben resolver la situación tomando una sola decisión: atacar o huir, porque esa es la forma como tienen condicionado su cerebro. Pero en ese caso, se trata de un enfrentamiento franco, si cabe el término, entre dos especies que deben, antes que nada, preservar su subsistencia. Atacar o huir. No tienen otra alternativa. Hasta el animal más feroz, ante el peligro, evalúa la situación y si es necesario escapa, antes de arriesgarse a salir herido o muerto.

Ministerio de Propaganda del Reich

Reichsministerium für Volksaufklärung und Propaganda
Ministerio del Reich para la Ilustración Pública y Propaganda).
Wilhelmstraße, Berlin-Mitte a un paso de Unter den Linden
y la Puerta de Brandenburgo.

Cuando la raza humana desarrolló el arte de la guerra, mediante el empleo de armas y otros artilugios, la forma de actuar ante el peligro cambió radicalmente. La inteligencia humana superó al instinto, ya no era cuestión de resolver si atacar o huir, sino de elaborar una táctica, estudiando la manera de pensar, de actuar y de comportarse del enemigo, conocer los recursos a su disposición, espiarlo y engañarlo con el objeto de doblegar su moral y obtener ventajas, mientras paralelamente desarrolla las estrategias políticas y las tácticas guerreras para lograr la victoria final.

Ahora sabemos que esos fueron métodos psicológicos que se emplearon desde tiempos inmemoriales en los enfrentameintos armados, pero que recién fueron estudiados en 1910 por el psicólogo William James quien hizo un estudio sobre el comportamiento humano en la guerra, escribiendo un ensayo llamado "The Moral Equivalent of War", que puso en evidencia que en la guerra no sólo debía existir una cohesión moral entre los soldados sino también entre las fuerzas militares y la sociedad civil.

En Alemania se comenzó a utilizar la psicología en beneficio de la política y fue Joseph Goebbels quien marcó las pautas. El genio de Goebbels amalgamó la tecnología con la comunicación, condicionados para lograr el fin supremo que era la victoria. Pese a lo incipiente de la tecnología de las comunicaciones, pudo intuir que la radio era el arma por excelencia gracias a su capacidad de llegar simultáneamente a todos los rincones del país y exteriormente a los países potencialmente enemigos. Para ello, fue creado el "Reichsministerium für Volksaufklärung und Propaganda" (Ministerio del Reich para la Ilustración Pública y Propaganda) ocupando imponente edificio ubicado en Wilhelmstraße, Berlin, a un paso de Unter den Linden, en el centro del poder de Alemania.

Goebbels supo entender que además de los métodos psicológicos-militares empleados en el frente de guerra era importante desarrollar los métodos políticos dirigidos a la población civil con el propósito de cohesionar a la nación y en el exterior doblegar la moral del enemigo al mismo tiempo que se devalúa a su dirigencia política para debilitarla.

No pasó mucho tiempo para que los Aliados copiaran los métodos de Goebbels y en muchos casos los alumnos superaron al maestro.


LIBROS

The Moral Equivalent of War & Human Immortality: Two Supposed Objections to the Doctrine, 2nd Edition (Two Books With Active Table of Contents) Kindle Edition por William James (Author)


Ver detalles en Amazon US/International/>

Two Questions Raised By William James's Essay On The Moral Equivalent Of War: Harvard Theological Review V35, No. 2, April, 1942 Paperback – July 9, 2011 por Julius Seelye Bixler (Author)


Ver detalles en Amazon US/International/>


Publicado: 29 julio/2002 - Actualizado 11 setiembre/2016