Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

US Navy - Cruceros (1941-1945)

Una flota militar como la de Estados Unidos en 1941, equipada con gran número de acorazados y portaaviones, requiere una cantidad de cruceros, navíos que son de vital importancia para servirles de protección y escolta contra buques de superficie.  Estas naves eran, en casos como los "grandes cruceros" de la Clase Alaska, tan poderosas como los acorazados, desplazando 27.000 toneladas, con cañones de hasta 12".  Los de la categoría de "cruceros pesados" tenían un desplazamiento de entre 11 mil y 17 mil toneladas, con cañones de hasta 8" y los ligeros desplazaban desde 6 mil hasta 13.100 toneladas con baterías de hasta 6" 

USS Omaha

USS Omaha captura al mercante alemán Odewald

Salvo excepciones, los cruceros estaban equipados con entre 2 y 4 hidroaviones de exploración SeaHawk SC-1, importantísimos para la exploración, vigilancia antisubmarina y control de tiro, aunque eran extremadamente vulnerables a los aviones caza. 

Durante los primeros meses de la guerra, los cruceros estaban equipados con artillería antiaérea y tubos lanzatorpedos, pero al pasar los años y cuando la amenaza submarina y de buques de superficie enemigos comenzó desaparecer, fueron construidos sin los tubos lanza torpedos y el número de bocas de fuego de la artillería antiaérea también fue reducida.  El radar jugó también un papel importante en la alerta temprana y de ocurrir una amenaza, los cazas de los portaaviones estaban prestos para despegar y enfrentar al enemigo.

Hacia finales de la guerra, en especial a partir del desembarco en Normandía y en el Pacífico, los cruceros se convirtieron en plataformas de artillería en apoyo a las fuerzas de desembarco, pero siempre continuaron siendo necesarios en la escolta de los portaaviones para evitar riesgos innecesarios.


Publicado: 23 enero/2004 - Actualizado: 8 octubre/2013