Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

US Navy - Acorazados (1)

Antes de comenzar la Segunda Guerra Mundial, los Estados Unidos tenían una flota de acorazados que fueron construidos durante la Gran Guerra de 1914-1918.   Casi todos ellos estaban equipados con una poderosa artillería de 14" y 5", más tubos lanzatorpedos de 21".

USS Idaho

Ese era el armamento típico en aquellos tiempos.  Sólo Alemania y Japón poseían acorazados con artillería más pesada y en especial Japón, le daba casi igual importancia tanto a su flota de acorazados como a su flota de portaaviones.  Pero dentro de las tácticas militares japonesas, el avión era de capital importancia, y los Aliados lo experimentaron en carne propia a partir del 7 de diciembre de 1941.

Curiosamente, los japoneses y los alemanes descuidaron la defensa aérea de sus barcos, que en ese aspecto, siguieron equipados como hasta 1918, es decir apenas unas cuantas ametralladoras antiaéreas que a lo más, podían repeler el ataque de obsoletos aviones biplanos.  Inglaterra aprendería la lección a costa de muchos navíos hundidos y EEUU puso las barbas en remojo y partir de abril de 1941, comenzó a equipar los buques con artillería antiaérea en número cada vez mayor, eliminando los tubos lanzatorpedos de los acorazados que poca utilidad tenían ante los ataques aéreos.

Como los acorazados eran importantes para prestar el apoyo artillero durante las invasiones de las islas del Pacífico, la Marina estadounidense incrementó el número de cañones por batería y aumentó también el calibre.   El número de cañones y ametralladoras antiaéreas fue elevado a cifras nunca antes pensadas, mientras que las baterías principales seguían usando el mismo calibre de 16", decisión tomada por la Secretaría de Marina en 1926.  Por ejemplo, en marzo de 1943, el USS South Dakota fue equipado con 76 antiaéreos de 20mm. y el USS Wisconsin, comisionado en abril de 1944, estaba artillado con 80 baterías antiaéreas de 40mm y 49 de 20mm.

Durante la guerra, no se dieron nunca las condiciones para una batalla entre acorazados, al estilo de Jutlandia durante la Primera Guerra Mundial, debido a que el grueso de las flotas ni siquiera se avistaron entre sí, pues la era del "dreadnought" terminó en 1918.  Por último, cabe destacar el hecho de que Estados Unidos sólo perdió dos acorazados durante todo el conflicto y ambos durante el ataque a Pearl Harbor.   Los restantes sobrevivieron la guerra y algunos se mantuvieron en servicio hasta fines del siglo XX convertidos en plataformas de lanzamiento de misiles crucero Tomahawk.  El USS Iowa, el último sobreviviente de los acorazados, fue dado de baja en San Francisco en abril del 2001.

US Navy Acorazados (2)


Publicado: 12 enero/2004