Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

HSK 5 Pinguin - Schiff 33 (2)

MS Nowshera (19-11-1940)

Nowshera

El 17 de noviembre los trabajos en la máquina del Pinguin estaban casi listos cuando los vigías divisaron una nave. Con un sólo motor Krüder ordenó perseguirla, cosa no muy fácil a 10 nudos, pero una hora después el segundo motor fue arrancado en prueba y la nave a 17 nudos le dio alcance hacia la media noche.   Se trataba del MS Nowshera de 7.920 ton. perteneciente a la British India Steam Navigation Company viajando de Adelaide a Durban con 4.000 ton. de zinc, 3.000 ton. de cereales, 2.000 ton. de lana de ovejas y una gran variedad de artículos manufacturados.   La nave llevaba una poco usual tripulación de 113 hombres de la cual 93 eran indios.   Su armamento consistía en un viejo cañón japonés de 4" en la popa y un no menos viejo cañón Lewis en el puente.   No opuso resistencia.   Krüder ordenó traspasar lo que se pudiera al Pinguin y hundirlo.   Para hundirlo suspendió 14 bombas de aviación en las escotillas de las bodegas.   Las explosiones perforaron el casco y se hundió.

MV Maimoa (20-11-1940)

Naimoa

Mientras la partida de abordaje regresaba al Pinguin apareció humo en el horizonte.   Los ingenieros hacían los últimos ajustes en el motor reparado y por ello su andar era a baja velocidad.   La nave en el horizonte dio media vuelta y Krüder continuó manteniéndola a la vista.  Con el segundo motor de nuevo en marcha, aumentó la velocidad a 14 nudos.   El ensamblaje del avión estaba terminado y lo lanzaron al agua, ordenándole a los pilotos, Werner y Müller, romper las antenas del buque y ordenarle detenerse y si no lo hacía bombardearlo.   El Pinguin aumentó la velocidad a 17 nudos.   El avión falló el intento de romper las antenas con el garfio y le lanzó un mensaje conminándolo a detenerse y no transmitir o sería hundido.   El capitán no acató las órdenes y comenzó a lanzar llamadas QQQ.   Werner lanzó dos bombas de 10 kgs. delante de la proa y giró para romper las antenas, cosa que logró esta vez.   Del buque comenzaron a disparar con rifles y ametralladoras, perforándole un tanque de gasolina y uno de los flotadores, mientras los marineros improvisaban una antena para seguir transmitiendo las señales de auxilio.   Werner amerizó el Heinkel esperando que en cualquier momento el cañón del buque abriría fuego, pero no paso nada, por lo que agradecieron el gesto con las manos y alguien en el buque respondió sonando la sirena.

Krüder prosiguió a toda máquina hacia el avión, lanzó un bote de goma con dos tripulantes sin detenerse y continuó la persecución del mercante.  Al tenerlo al alcance de los cañones de 155mm, disparó un tiro largo y uno corto.   Sabiéndose horquillado, el capitán sabía que el próximo disparo le daría en el medio.   Detuvo las máquinas sin pensarlo dos veces.   Se trataba de un viejo vapor frigorífico a carbón llamado Maimoa, con 5.000 toneladas de carne congelada, 1.500 toneladas de mantequilla, 1.500 toneladas de granos, 16 millones de huevos empacados en 170.000 cajas y 100 toneladas de productos manufacturados, todo ello con destino a Durban procedente de Fremantle.   Era una carga valiosa, pero Krüder decidió hundirlo porque era muy riesgoso enviar a Francia un vapor tan viejo y lento, además no había tiempo para preparativos y era hora de salir del lugar lo más rápido posible.   Los 87 tripulantes fueron llevados al Pinguin y la marcha se reinició a toda velocidad para buscar el avión que para entonces había sido reparado provisionalmente.

MS Port Brisbane (21-11-1940

Port Brisbane

El Heinkel fue izado a bordo a la mañana siguiente al tiempo que los tres marineros y los dos pilotos disfrutaban de un baño y una comida caliente.   Al amanecer el misterioso tanquero reapareció a la vista del Storstad que informó la novedad inmediatamente.   El Pinguin se acercó a 17 nudos, pero Krüder decidió ponerse en curso paralelo a la nave hasta el anochecer, consciente que el Maimoa había informado detalles del Pinguin que facilitarían su identificación a larga distancia.  Al oscurecer comenzó a acercarse hasta tenerlo a tiro y conminándolo a detenerse, le advirtió que cualquier intento de transmitir alguna señal de radio sería suficiente para cañonearlo.

Sin embargo los reflectores del Pinguin iluminaron la escena en cubierta, mostrando a los sirvientes de dos cañones de 6" aprestándolos para disparar.   Krüder ordenó abrir fuego a discreción contra el mercante armado.   Los ocho disparos de la primera salva destruyeron el cuarto de radio y el puente comenzó a incendiarse.   La chimenea quedó doblada como si fuera de cartón y el lazareto recibió un impacto que dejó al buque sin gobierno y a la nave girando en círculos.   El capitán detuvo las máquinas de inmediato ordenando abandonar el barco.   En esta oportunidad el Pinguin tenía en sus poder al Port Brisbane un mercante refrigerado de 8.739 ton. con 5.000 ton. de carne congelada, mantequilla y queso, más 3.000 toneladas de lana, madera, plomo y artículos manufacturados.

La lista de la tripulación indicaba que eran 87 hombres, pero sólo contaron 60 y una mujer.   Probablemente los demás saltaron por la borda opuesta y escaparon en la oscuridad de la noche, más algunos muertos por el cañoneo.   Trataron de hundirlo con cargas de dinamita pero no fue suficiente y terminaron poniéndole un torpedo en la línea de flotación.   Pasaron parte de la noche buscando el bote con los demás tripulantes pero no encontraron a nadie.   Krüder decidió marcharse del lugar cuanto antes, cosa que hizo atinadamente porque el bote con los náufragos fue encontrado por el crucero pesado HMAS Canberra.

Port Wellington. (30-11-1940)

El Pinguin tomó rumbo al sur para dirigirse a la Antártida seguido por el Storstad en busca de los balleneros noruegos.   En el trayecto completaron los trabajos de mantenimiento que requerían las máquinas y una nueva mano de pintura le cambió el aspecto a la nave.   El día 28 de noviembre el Pinguin pintado todo de negro inició la búsqueda de los balleneros en la Antártida.   Dos días después el Storstad informó de un nuevo barco a la vista.   El Storstad fue enviado para abastecer a un submarino y Krüder se acerco al mercante que viajaba sin luces.   Para evitar que lanzara alguna llamada de auxilio Krüder ordeno disparar sin previo aviso contra el cuarto de radio y el puente.   El radio operador murió y el capitán quedó mortalmente herido.   El segundo de abordo, detuvo las máquinas y ordenó lanzar los botes.

Era el Port Wellington. de 8.303 toneladas llevando 4.400 toneladas de carne congelada, mantequilla, queso y huevos, además de 1.750 ton. de acero y 1.200 ton. de cereales a Inglaterra desde Adelaide.   El mercante estaba armado con dos cañones de 6" y uno de 3" contaba con una tripulación de 82 hombres, más 7 mujeres.   Las mujeres y los prisioneros abordaron el Pinguin y poco después murió el capitán.   El segundo regresó a la nave en llamas para buscar ropa para las mujeres que se encontraban en pijamas.   Poco después el Storstad informó sobre la presencia de un buque posiblemente de guerra.   Krüder ordenó cargas de demolición y el Pinguin desapareció de la vista del intruso.

HSK Atlantis

HKS Atlantis

A bordo del Pinguin y el Storstad habían 405 prisioneros, un número ya demasiado grande para la nave.   Krüder radió al Estado Mayor de la Kriegsmarine (SKL) su intención de enviar a los prisioneros en el Storstad que aún tenía 9.000 ton. de diesel.   El capitán del HSK Atlantis se enteró del combustible que llevaba el buque capturado y solicitó al SKL autorización para ser reabastecido con ese diesel.   La respuesta fue que reabasteciera al HSK Atlantis, al HSK Komet y al HSK Orion.   El júbilo fue general pues significaba ver nuevas caras, viejos amigos, intercambiar libros, películas y hasta licores y cigarrillos.

El 8 de diciembre se reunieron el Pinguin y su nave hermana HSK Atlantis.   El Capitán Krüder subió a bordo del Atlantis para visitar a su comandante el Kapitän zur See Bernhard Rogge.   Al día siguiente arribó el Storstad y comenzó a abastecer de combustible al Atlantis.   El día 10, cuando Rogge asistía a un agazajo en el Pinguin se enteró que había recibido la Cruz de Caballero para su Cruz de Hierro.   Luego de despedirse, el Pinguin se dirigió al sur.   El día de Navidad Krüder recibió la noticia que también había sido condecorado con la Cruz de Caballero para su Cruz de Hierro, lo que motivó un brindis especial.   En enero, el Storstad con otros 280 prisioneros del Atlantis enrumbó a Francia.   En el trayecto, la tripulación tuvo que enfrentar el intento de los prisioneros de capturar el barco, pero lograron develar el intento. Durante un encuentro con el Admiral Scheer, se sumaron más prisioneros y cientos de cajas de huevos.   El Storstad, finalmente llegó a Burdeos sin novedad el 4 de febrero de 1941.

La flota ballenera noruega

El 17 de febrero de 1941, el Pinguin recibió el informe que los balleneros noruegos se encontraban en los alrededores de las Georgias del Sur y una lista con los nombres de los buques factoría: Harpon, Pelagos, Thorshammer, Vestfjord y Ole Wegger que atendían a 14 balleneros.   Por las comunicaciones de los balleneros se enteraron que iban a ser abastecidos de petróleo por un petrolero estadounidense que se acercaba a la zona y Krüder estimó prudente evitar un enfrentamiento que podría acarrear malas consecuencias, por ser EEUU oficialmente neutral, aunque evidentemente ayudaba a los Aliados.   Pero, comunicados posteriores aclararon que se trataba del Solglimt, un buque construido en Alemania en 1899 como vapor de línea, pero vendido a una empresa sueca en 1915.   Después de operar como trasatlántico de lujo durante 13 años, en 1928 los suecos vendieron el buque a los noruegos que lo convirtieron en factoría para procesar aceite de ballenas y al año siguiente los bautizaron Solglimt.

Ole Wegger, Solglimt, Torlyn, Pol VII, VIII, IX, X ( 14-01-1941)

Ole Wegger

El Solglimt se acercaba después de atender primero al Thorshammer que se encontraba a 400 millas al suroeste y Krüder tomó la decisión de quedarse al pairo hasta su llegada.   El 13 de enero arribó poniéndose al lado del Ole Wegger.   Al día siguiente, el Pinguin se acercó lentamente en medio de la niebla y una ligera nevada.   Al quedar al lado del Solglimt conminó a ambos buques a no emitir señales de radio al tiempo que dos partidas de abordaje tomaban ambos buques.   El Solglimt de 12.246 ton. de desplazamiento, llevaba 4.000 ton. de aceite de ballena y 4.000 ton. de diesel con una tripulación de 60 hombres.   El Ole Wegger tenía 7.000 ton. de aceite de ballena y 5.500 ton. de diesel, con una tripulación de 190 hombres.   En 45 minutos ambos barcos estaban asegurados y las tripulaciones bajo control.

Las órdenes del Teniente Warning al mando de la partida de abordaje era instruir a los capitanes que continuaran con sus labores cotidianas garantizando que el Reich le pagaría los servicios.   Una lancha rápida a motor fe enviada a rodear a los balleneros, pero tres de los patrones de pesca rehusaron cooperar dando diversas excusas de carácter técnico y lograron escapar.   El Pinguin no estaba preparado para dispararles, pero afortunadamente para Krüder los radios de los balleneros eran de corto alcance, sólo para comunicarse entre ellos y por tanto no había peligro de que lanzaran señales QQQ.   Los otros cuatro balleneros Torlyn (247 ton), Pol VIII (298 ton), el Pol IX (354 ton) y el Pol X (354 ton), fueron capturados sin mayores problemas.

Pelagos, Star XIV, XIX, XX, XXI, XXII, XXIII y XXIV (14-01-1941)

Pelagos

Para confundir a los pescadores, Krüder ordenó retirarse en dirección opuesta a la posición del tercer buque factoría y una vez cubierto por la niebla dio media vuelta y le cayó encima.   A 200 metros de distancia envió la partida de abordaje en un bote rápido y dando advertencias de no presentar oposición.   Se trataba del Pelagos de 12.083 ton. llevando 9.500 ton. de aceite de ballena y 800 ton. de combustible.   Estaba en compañía de varios balleneros en plena faena.   Los 230 tripulantes fueron reducidos rápidamente.   En esta oportunidad para evitar el error anterior le ordenaron al capitán comunicarse con los balleneros para no despertar sospechas.   En poco tiempo fueron cayendo uno a uno el Star XIV (247 ton), Star XIX (249 ton), Star XX (249 ton), Star XXI (298 ton), Star XXII (330 ton), Star XXIII (357 ton) y Star XXIV (361 ton).   Todos fueron amarrados al Pelagos.   Estas capturas fueron las más espectaculares realizadas por un crucero auxiliar alemán, hecho que no ha vuelto a repetirse en la historia naval mundial.   No se efectuó ni un solo disparo, no hubo ningún herido y capturaron barcos por un total de 36.000 ton, con una carga de 20.000 ton. de aceite de ballena y 10.000 ton. de diesel con un valor de 4 millones de dólares.   Los balleneros Star eran adecuados para ser convertidos en barcos antisubmarinos para protección de puertos.

El enorme Thorshammer de 12.215 ton. y 160 metros de eslora, fue alertado por los balleneros que escaparon y no pudo ser encontrado por el Pinguin en la densa niebla.   Krüder dejó a los barcos capturados y se dirigió durante cinco días a toda máquina en dirección al noroeste rumbo a las Islas Bouvet y a mitad de camino de las Islas Sandwich del Sur desde donde emitió largos mensajes codificados con el propósito que las estaciones británicas y australianas de escucha lo triangularan.   Luego dio media vuelta y regresó al lado de los balleneros.   Como resultado de esta operación de engaño poco después se comenzaron a recibir señales de unidades británicas dirigiéndose desde las Islas Malvinas y las bases de Simonstown a las Islas Bouvet.   Luego con el Pinguin en el frente y los barcos factoría en la retaguardia la larga columna de buques se dirigieron al este mientras conferenciaba con sus oficiales sobre la forma de enviarlos a Europa.

Krüder solo no podía manejar a toda la flotilla de barcos capturados, asignando un número suficientes de marinos en cada uno, por lo que decidió transferir 7000 ton. de aceite de ballena del Ole Wegger al Solglimt y enviarlos junto al Pelagos y 10.000 ton. de aceite de ballena más 10 de los balleneros a Francia.   Recibió instrucciones de la SKL de enviar al Ole Wegger y los 11 balleneros al Atlántico Central a un punto de encuentro en Point Andalusia, al norte de la isla Tristan Da Cunha.   Ahí se reunirían con el tanquero Nordmark en el cual los buques Admiral Scheer, Thor, Orion y otros dejarían oficiales y marineros de refuerzo para formar tripulaciones reducidas.   Después de eso el Pinguin regresaría al Océano Índico.  El Pelagos y el Solglimt partieron rumbo a Francia el 25 de enero bajo las órdenes del teniente Küster.   El Pelagos llegó a Burdeos el 11 de marzo y el Solglimt llegó el 16 de marzo, ambos sin novedad.

Arado 196

Arado 196A

El Herzogin abastece al Pinguin

Era el momento de reabastecer al Pinguin.   El 15 de febrero se reunió con el buque de suministros Nordmark remolcando al buque refrigerado Herzogin (ex británico Duquesa).   El día 18 se les unió el barco de suministros Alstertor, cargado con torpedos, minas y un nuevo hidroavión Arado Ar 196 embalado en cajas de madera para el Pinguin.   También recibieron correo con muchas cartas acumuladas para los tripulantes.   Para hacer la transferencia de la carga Krüder solicitó dirigirse con los balleneros a las Islas Kerguelen, pertenecientes a Francia, donde podían estibar la carga con tranquilidad.   El Pinguin recibió 360.000 huevos, 47 piezas de media res, 410 carneros y 17 sacos de cola de buey para sopa.   Para mantener la refrigeración del Duquesa fue necesario quemar toda la madera que se encontró a bordo y para entonces el barco estaba totalmente destartalado, en otras palabras había llegado el momento de hundirlo.   Con los refuerzos de nuevos oficiales más los capitanes noruegos que aceptaron comandar los balleneros, Krüder pudo por fin ensamblar las tripulaciones para enviar los barcos capturados a Francia.   El Ole Wegger y 10 balleneros partieron rumbo a Europa tres días después.

HMS Scarborough

HMS Scarborough

EL ballenero Pol IX permaneció con el Pinguin para operar como siembraminas y rebautizado Adjutant fue puesto bajo el mando del Teniente Hans-Karl Hemmer.   El Star XIX y el Star XXIV se quedaron sin combustible debido a la larga ruta que debieron usar y fueron detenidos el 13 de marzo en Cabo Finisterre por el HMS Scarborough, escolta de un convoy de Gibraltar.   Para evitar la captura fueron barrenados por la tripulación que luego subieron a los botes.   En total fueron capturados 8 alemanes, un oficial 7 marineros y 22 noruegos.   El Ole Wegger y 8 balleneros llegaron sanos y salvos a Burdeos, el 20 de marzo.   Los 8 balleneros fueron convertidos en cazasubmarinos y los balleneros del Ole Wegger, Torlyn, Pol VIII, y Pol X fueron convertidos primero en cazasubmarinos y luego en siembraminas.   En 1945 esos barcos regresaron a manos de sus propietarios noruegos.   Los balleneros del Pelagos, Star XIV y Star XX y Star XXIII, fueron convertidos en cazasubmarinos y regresados a sus propietarios en 1945.   El Star XX y Star XXI fueron hundidos en 1942 y 1943 por los británicos.

Mientras se dirigía a Port Couvreux en las Kerguelen, Krüder recibió órdenes de encontrarse el 25 de febrero con el HSK Kormoran al sur de la Isla Santa Helena, para recibir los cojinetes de bolas que tanto necesitaba para hacer reparaciones en los asientos de los ejes de las hélices que estaban calentándose más de lo normal.   Recibido el material, al día siguiente, luego de una larga conversación con el Capitán Theodor Detmers, acordaron reunirse nuevamente el 01 de junio en el Océano Índico y se despidieron.

"M/S Tamerlane"

El Pinguin tomó rumbo al oeste rodeando el Cabo y luego se dirigió al sur pasando por la Isla Príncipe Eduardo y la Isla Crozet.   Adelantó al Alstertor y al Adjutant para encontrarse con el HSK Komet a 120 millas al este de Kerguelen el 12 de marzo.   Se reunió en el Komet con el Contralmirante Robert Eyssen con quien tuvo una larga conversación, mientras el Oficial de Navegación Wilhelm Michaelson, realizaba sondeos en las bahías cercanas.   Terminada la cita, el Komet ancló sin acercarse mucho a tierra y más tarde el Pinguin lo hizo en la Bahía Gazelle de Port Couvreux donde el 13 de marzo se acoderó al Alstertor.   Por primera vez, desde que se hicieron a la mar, la tripulación puso pie en la deshabitada isla con el consabido "mareo de tierra" que suele ocurrir luego de una larga travesía por mar.   Terminado el descanso, comenzaron las labores de traslado de la carga para el Pinguin, incluyendo el Avión Arado.   Simultáneamente se realizaron labores de mantenimiento en el buque, incluyendo limpieza del casco que con la cantidad de percebes adheridos al casco y quilla, comenzaba a perder velocidad.   También ensamblaron el Arado, e hicieron mantenimiento a las máquinas y desplegar las mangueras para llevar agua de la cascada cercana al lugar donde ancló la nave.   Terminadas las labores de limpieza Krüder ordenó nuevo camuflaje para el Pinguin que esta vez tomaba la identidad del "M/S Tamerlane" de 6.778 ton, de la naviera Norwegian Wilhelmsen.

El Alstertor al mando del Teniente Grau, ex capitán del SS Antonio Delfino de la línea Hamburg-Sud Amerika y sus oficiales se despidieron para que abasteciera al HSK Orion, el Pinguin junto al Adjutant partieron el 25 de marzo para encontrarse con el ex tanquero noruego Ketty Brøvig capturado por el Atlantis y el Coburg, pero no los encontró.   Krüder no lo sabía, pero habían sido interceptados por el HMAS Canberra y el HMS Leander.   Los códigos de transmisión fueron rotos por los británicos y los emboscaron.   Los alemanes barrenaron las naves, para evitar que cayeran en manos del enemigo.

Empire Light (25-04-1941)

Krüder pasó las siguientes tres semanas explorando al norte y sur de las Islas Seychelles con el Arado realizando hasta 35 vuelos sin encontrar ninguna presa.  Necesitaba encontrar un buque cisterna que se adecuara a las funciones de auxiliar siembraminas.   Fue recién el 24 de abril que el Adjutant se topó con un mercante.   Justo a tiempo logró salir de su vista para evitar ser descubierto informando por radio al Pinguin sobre el rumbo y velocidad.   Luego se mantuvo en el horizonte pero sin perderle el rastro.   A la mañana siguiente el Pinguin sobrepasó al Adjutant y se dirigió a toda velocidad hacia el mercante que lucía muy grande.   Una vez al alcance disparó una salva que destrozó el cuarto de radio y dejó al buque sin gobierno.   El capitán detuvo las máquinas.   La partida de abordaje identificó la nave como el Empire Light de 6.828 ton. navegando para la British India Steam Navigation Company, procedente de Madras y con destino a Durban con una carga de mineral, pieles y productos manufacturados.   Los 70 tripulantes fueron enviados al Pinguin mientras los ingenieros trataban de reparar los daños en el timón, pero no había forma de recuperar el gobierno del buque por lo que Krüder decidió hundirlo.   Pidió permiso al SKL para usar al Ole Jacob, pero le fue negado puesto que el HSK Orion lo requería como abastecedor de combustible para mantenerse operativo.

Clan Buchanan (28-04-1941)

El 27 de abril el Arado avistó un buque que lo mantuvo en observación durante cinco horas hasta que apareció otro en escena.   Parecía una mejor presa y el piloto decidió mantenerlo en observación toda la noche.   A la mañana siguiente el Pinguin lo tenía al alcance y disparó una andanada que voló el cuarto de radio y averió el sistema hidráulico del timón, la segunda salva voló el cañón de 4,7" y parte de la sala de máquinas.   La nave quedó al garete y los 110 tripulantes se lanzaron al agua.   Lograron transmitir la señal QQQ pero con muy poca potencia.   Se trataba del Clan Buchanan de la naviera British Clan Line, de 7.266 ton. transportando equipo militar de EE.UU. a India.   No había forma de reparar los daños y fue hundido.   Aparentemente el alcance del radio no era suficiente para llegar muy lejos y casi estaban seguros de que las llamadas no llegaron a oídos de los británicos.

British Emperor (07-05-1941)

British Emperor

Krüder se dirigió a investigar la ruta Mozambique-Golfo Pérsico tratando de encontrar un buque cisterna.   Le ordenó al Teniente Hans-Karl Hemmer que llevara al Adjutant al "Punto Violeta" en caso de que hubiera actividad enemiga, para reunirse el 8 de mayo con el Alstertor.   La intuición de Krüder le presagió algo, pues la transmisión del Clan Buchanan había sido recibida por dos estaciones lo que fue suficiente para que se movilizaran naves de varias bases británicas en el Océano Índico.

El tráfico radial lo confirmó y el Adjutant cambió de curso según las órdenes.   Krüder tomó la decisión de seguir más al este cerca de la entrada al Golfo Pérsico, donde los británicos no lo esperaban y por su parte él tendría más oportunidad de encontrar un barco cisterna.   Al amanecer del día 7 de mayo los vigías avistaron un tanquero y el Pinguin se acercó intentando asaltarlo sin hacer mucho ruido y sin causarle daños.   Le ordenó detenerse, pero el capitán no obedeció, más bien comenzó a lanzar llamadas de auxilio por radio describiendo al Pinguin e identificándose como el British Emperor de la British Tanker Company.   Krüder ordenó disparar delante de la proa, pero el capitán no se amilanó.  Los alemanes dispararon una salva, pero mantuvo el curso de evasión con desesperados llamados por radio.   Krüder no tuvo otra alternativa que disparar al puente destrozándolo y dejando al buque navegando en círculos e incendiándose.

La tripulación comenzó a saltar y Krüder mandó los botes para auxiliarlos y subirlos a bordo.   Pese a que el puente estaba destrozado la radio seguía transmitiendo llamados de auxilio, pero la partida de abordaje ya estaba trepando por la borda y por tanto no podía disparar.   Sólo cuando bajaron y comenzaron a regresar, los cañones rugieron nuevamente y silenciaron la radio.   El British Emperor lanzaba enormes columnas de humo negro mientras el radio del Pinguin detectaba muchas transmisiones respondiendo al llamado del petrolero. Krüder ordenó torpedear el buque para terminar con la humareda.   Pero el torpedo en vez de dirigirse directo al blanco comenzó a girar pasando delante de la proa.   El segundo torpedo erró el blanco también, pero un tercero dio en la crujía abriéndole un boquete que lo hundió en minutos.   El Pinguin aumentó la velocidad al máximo con rumbo al sureste.

Las señales de radio del British Emperor fueron recibidas hasta en Europa, por cierto también en todo el Océano Índico por estaciones de tierra y por cuanto buque había en la zona, incluyendo los buques de guerra británicos que buscaban a las naves alemanas, entre las que se encontraba el "Raider F" que era como habían identificado los británicos al Pinguin.   A las 0300 horas del día 8 de mayo de 1941, los vigías del Pinguin reportaron la presencia de la inconfundible silueta de un buque de guerra británico, claramente visible por encontrarse contra la luna que estaba en el horizonte; Krüder ordenó alejarse de esa nave a toda máquina, a pesar de que el Pinguin estaba escaso de combustible.

HMS Cornwall

HMS Cornwall

Al despuntar el alba no se veía ningún barco en el horizonte.   El Pinguin mantuvo su rumbo al suroeste.   Sin embargo, poco después apareció un hidroavión biplano Supermarine Walrus, aparato de madera, pero bastante grande con 3 ó 4 tripulantes, lo que indicaba que si provenía del buque avistado, se trataba de un crucero pesado cuando menos.   Eso significaba que tarde o temprano el avión descubriría al Pinguin; todo era cuestión de tiempo a medida que el avión ampliara el área de búsqueda.   Cuatro horas después, el avión volvió a aparecer volando directamente hacia el Pinguin.

Luego de volar en círculos sobre el disfrazado Pinguin como el mercante noruego "M/S Tamerlane", lo que vio el piloto fue un mercante noruego con algunos tripulantes en cubierta y oficiales en el puente vestidos como cualquier marino de un barco de carga.   El barco tenía el nombre pintado a ambos lados del puente y los colores de la naviera y la bandera noruega no hacían suponer nada extraño.   Hora y media después regresó el avión y esta vez pidió identificación, tipo de carga y puerto de destino.   Krüder necesitaba ganar tiempo y se presentó en el puente de civil ordenando al marinero de señales responder de manera incompetente y no como lo haría un marinero militar.   En este caso Krüder no fue muy acertado porque una naviera de prestigio como la Norwegian Wilhelmsen, tenía personal competente y el capitán del Tamerlane no podía estar en el puente vestido de civil.   Otro error fue poner en cubierta algunos marineros todos con aspecto nórdico, cuando en realidad los mercantes empleaban siempre asiáticos y negros, que ante la inusual vista de un avión biplano monomotor estarían todos en cubierta observándolo.   El Oficial de navegación Michaelsen le sugirió a Krüder derribar el avión para ganar tiempo, pero el capitán sabía que un crucero británico grande podía llevar hasta 4 de esos aparatos y por tanto en poco tiempo tendrían a otro encima. .

Al caer la tarde, los vigías avistaron una columna de humo, luego dos y finalmente tres hacia popa, en minutos se avistaron dos mástiles.   Un barco de guerra se aproximaba rápidamente.   No dudaban ya de que se trataba de un crucero pesado cuando divisaron el puente y las chimeneas.   Krüder dio la orden de tomar posiciones de combate, pero sin descubrir la artillería, confiando en que el Pinguin estaba muy bien disfrazado como el "M/S Tamerlane".   El buque británico le instruyó al piloto ordenar al barco detenerse.  Krüder por su parte ordenó radiar mensajes de auxilio identificándose como el "M/S Tamerlane" siendo atacado por un buque de guerra alemán.   A 20.000 metros de distancia mediante señales luminosas el crucero ordenó detenerse e identificarse, seguido de un disparo por encima del Pinguin.   Krüder no tenía otra opción que presentar combate, pero necesitaba que el crucero se acercara más para tenerlo al alcance de sus cañones a sabiendas del poco blindaje del crucero pesado que finalmente quedó claramente identificado como el HMS Cornwall, al mando del Capitán Percival Clive Wickham Manwaring, un buque con un andar de 32 nudos, 8 cañones de 20cm, 16 tubos de torpedos y 4 aviones, una inobjetable amenaza para el Pinguin con sus 17 nudos y sus cañones de 15cm.   El Pinguin disminuyó la marcha presentando la popa.

El Cornwall disparó otro proyectil de advertencia, acercándose a 12.000 metros y estaba listo para lanzar un segundo avión Walrus.   A las 17:14 horas, la distancia se redujo a 8.000 metros y el crucero disminuyó la velocidad.   Krüder mostró los cañones, izó la bandera de la Kriegsmarine, aumentó la velocidad de la nave y girándola a estribor disparó una andanada con todos los cañones.   El Cornwall recibió impactos en la popa y viró a toda velocidad alejándose, ante las andanadas del Pinguin que no cesaba de disparar.   Krüder ordenó liberar a los prisioneros sabiendo que a distancia no había forma de librarse de los disparos del crucero, pero no hubo tiempo de cumplir la orden, a buena distancia el Cornwall disparó los cañones de proa contra el Pinguin.   El primer proyectil destruyó los cañones en el castillo de proa matando a todos los artilleros.   El segundo proyectil voló el puente matando a todos los oficiales incluyendo al comandante Krüder, menos un oficial que salvó de milagro.  Un tercer disparo destruyó la sala de máquinas y el cuarto proyectil hizo blanco en la bodega número 5 detonando las 130 minas que se encontraban almacenadas.   La explosión destruyó la parte posterior del buque.   En 27 minutos desde que comenzó la acción el Pinguin se había hundido al norte de las Islas Seychelles en las coordenadas 03º30'N, 57º48'E.   El Pinguin disparó 200 proyectiles y el Cornwall 136.   El Pinguin había desaparecido bajo las aguas pero el Cornwall estaba en dificultades aunque logró rescatar a 61 tripulantes del Pinguin, entre ellos 4 oficiales, 57 suboficiales y marineros de los 401 tripulantes, más 24 prisioneros de los 238 que había a bordo.   Todos ellos podían contar la historia del Pinguin.

MV Cambridge, MS City of Rayville, Nimbin, MS Hertford, Millimumul

Como resultado del minado de las aguas australianas por el Passat, dos días después de ocurrido, el MV Cambridge de 10.846 toneladas, chocó con una de las minas y se hundió.  El día 9 de noviembre el buque estadounidense MS City of Rayville, voló por otra mina del Passat, se partió en dos y la parte delantera se hundió, mientras la otra mitad quedó a flote por un tiempo.  Una mina del Pinguin hundió al mercante australiano Nimbin el 5 de diciembre y el día 7 daño seriamente al MS Hertford.  Tres meses después otra mina del Pinguin hundió el barco de arrastre Millimumul, el 26 de marzo.  En noviembre de 1941, al barreminas HMAS Goorangai zozobró con todos a bordo, cuando colisionó con el mercante Duntroon mientras rastreaba minas.

El Pinguin navegó cerca de 60.000 millas en 357 días hundiendo 28 buques con un total de 136.642 toneladas de las cuales 52.000 toneladas fueron enviadas a puertos alemanes en Francia.   Además de los otros 4 buques que fueron hundidos por las minas sembradas en las costas de Australia, totalizaban 154.710 toneladas, esos fueron el Nimbin de 1.050, el Herford de 285 ton., el Cambridge, de 10.845 ton. y el City of Rayville de 5.885 toneladas.

HSK 5 Pinguin - Schiff 33 (1)


LIBROS

Kriegsmarine: The Illustrated History of the German Navy in World War II por Robert Jackson.

Amazon
Ver detalles en Amazon US/International

Hitler's Secret Pirate Fleet: The Deadliest Ships of World War II por James P. Duffy

Amazon
Ver detalles en Amazon US/International

Ghost Cruiser HK33 (War at Sea) por Hans Joachim Brennecke y E. Fitzgerald (Paperback - Dec 1974).

Ghost Cruisers
Ver detalles en Amazon US/International

Hitler's Secret Pirate Fleet: The Deadliest Ships of World War II por James P. Duffy

Amazon
Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 31 julio/2008 - Actualizado: 14 octubre/2013