Exordio
La Segunda Guerra Mundial (1939-1945)

Home Guard

Home Guard

En la primavera de 1940, mientras la Fuerza Expedicionaria Británica se replegaba en Francia ante el empuje de la Blitzkrieg alemana, en Londres comenzó a vislumbrarse la amenaza de una invasión.   El Ministro de Guerra, Anthony Eden se dirigió por radio a la nación con el siguiente mensaje:

"Queremos que un gran número de hombres, que sean ciudadanos británicos, entre la edad de 17 y 65 años ofrezcan sus servicios.   El nombre de la nueva fuerza que se formará será "Local Defence Volunteers".   Ese nombre define sus obligaciones con sólo tres palabras.   Ustedes no percibirán paga, pero recibirán un uniforme y estarán armados.   Para presentarse como voluntarios. lo que tienen que hacer es dar su nombre en la estación de policía local y cuando los necesitemos, les llamaremos."

Anthony Eden no había terminado su discurso por la radio cuando comenzaron a agolparse multitudes ante las puertas de las estaciones de policía en toda Gran Bretaña.   Eso tomó por sorpresa a los funcionarios de la policía que todavía no había recibido instrucciones para el tal empadronamiento.

Home Guard

La necesidad de la nueva fuerza de defensa metropolitana se hizo perentoria cuando en las siguientes semanas la Fuerza Expedicionaria Británica fue cercada en Dunquerque totalmente derrotada y solamente pudo ser evacuada sin equipo ante la sorpresiva e inexplicable detención del ataque alemán.

La idea de una fuerza de voluntarios para la defensa contra una invasión, conformada por hombres no aptos para el servicio en el ejército regular, no era nada nuevo.   Fue creada cuando Napoleón amenazó a Inglaterra en 1803.   En 1940 las costas orientales de Sussex con sus playas a menos de 60 millas de la costa francesa fue una de la áreas más vulnerables en caso de una invasión y fue allí donde el "Local Defence Volunteers" (Voluntarios para la Defensa Local) atrajo más de 1500 voluntarios en cuatro días desde el anuncio hecho por Eden en la radio.   Dos benefactores locales contribuyeron cada uno con 1000 libras esterlinas para la adquisición de armas y equipo.   Un teatro de la localidad de Worthing fue ofrecida como cuartel general y se abrió una cantina.   En aquellos días, varios militantes del Nacionalsocialismo británico fueron arrestados en los alrededores, pero no se encontraron evidencias de la existencia de una Quinta Columna, que se pensaba que habían ayudado a los alemanes en Francia y Bélgica.

La nueva fuerza encontró entre los voluntarios que eran militares retirados, a los mandos para organizar los cuadros y comenzar su entrenamiento.   Desde el punto de vista administrativo estaban organizados en batallones.   Un batallón estaba compuesto por cuatro compañías, con cuatro pelotones cada una.   Cada pelotón lo conformaban cuatro secciones de 24 hombres cada una.   Sin embargo el número de unidades podía variar de acuerdo a las necesidades locales.   Los mandos eran designados como comandantes de batallón, comandantes de compañía y comandantes de pelotón y se distinguían por llevar tres, dos y un galón en los hombros, que indicaban su rango respectivamente.   Los comandantes de sección llevaban un galón similar al de sargento del ejército en el brazo izquierdo.   Todos lucían además el distintivo de los Voluntarios de Defensa Local en el brazo derecho.

Home Guard

En mayo de 1940, Winston Churchill asumió el cargo de Primer Ministro y el 22 de junio analizó la situación de los Voluntarios de Defensa Local.   Luego de ponerse al tanto de su estado le escribió a Eden diciéndole que una de las causas de los problemas disciplinarios y de baja moral radicaba en el nombre poco inspirador de la fuerza sugiriéndole que fuera cambiado a "Home Guard".   Eden y otros altos funcionarios de gobierno se opusieron alegando que se habían confeccionado un millón de brazaletes y que la nueva impresión de otro millón de brazaletes con la nueva denominación sería un gasto excesivo.   Churchill no pudo ser disuadido y el 22 de julio de 1940 el "Local Defence Volunteers" fue renombrado oficialmente "Home Guard"

La nueva Home Guard fue equipada con fusiles estadounidenses Springfield modelo P17 y Ross canadienses en vez del tradicional fusil británico Lee-Enfield.   De estos últimos apenas un limitado número de piezas modelo de 1917 fueron suministrados a la Home Guard, junto con otro material obsoleto.   Sin embargo el problema del armamento individual no estaba resuelto porque no habían manuales de instrucción para su manejo y adecuado uso.

El Brigadier General Arthur Frank Umfreville Green veterano de 61 años que sufría de ciática escribió el "The British Home Guard Pocket Book" que fue publicado en 1941 y que fue reeditado anualmente hasta 1944.   También fueron publicados otros 130 manuales hasta que la fuerza fue disuelta en 1944.   Entre otros títulos figuran "The Home Guard Can Fight" de Tom Wintringham, un veterano ex comunista que fue comandante del Batallón Británico de las Brigadas Internacionales que lucharon en España durante la Guerra Civil.   Fueron escritos muchos otros manuales especializados en lucha nocturna, primeros auxilios, acciones sin armas, organización, administración, granadas, rifles, lectura de mapas, camuflage y el libro "Entrenamiento para la Guerra Total para Oficiales y Suboficiales".   Además hubo muchas publicaciones humorísticas, novelas, poesías dedicadas al Home Guard y hasta un libro para niños "Hare Joints the Home Guard" de la escritora Alison Uttley.   Algunas unidades tenían sus propias revistas o periódicos.

Home Guard

Los uniformes al comienzo fueron motivo de orgullo y también de no poca vergüenza.   Eran overoles de tela gruesa pero muchas veces en las tallas inadecuadas.   Así, en un desfile, un hombre pequeño podía vestir una talla grande mientras que uno grande estaba a duras penas metido en una talla menor.   Muchos otros prestaron servicio vistiendo su ropa de civil y cuando estaban fuera de servicio vivían en sus casas.   Eventualmente los uniformes fueron cambiados al tradicional color caki del ejército y la estructura de rangos en el escalafón se hizo similar al del ejército regular con coroneles, mayores, capitanes tenientes, sargentos y cabos.   La diferencia táctica era que al contrario del ejército regular que es esencialmente una fuerza dinámica que basa su efectividad en el movimiento, la Home Guard era una fuerza estática cuya única misión era detener al enemigo invasor y expulsarlo.

La Home Guard sirvió también como apoyo de las Unidades Auxiliares que eran una fuerza de tropas voluntarias con mayor entrenamiento y capacidad física que estaban preparadas para operar como fuerza guerrillera si ocurría la invasión.

La Home Guard no admitió mujeres dentro de sus cuadros pues ellas formaron sus propias unidades como el "Amazon Defence Corps" y el "Women's Home Defence".   Hacia finales de la guerra un número limitado de mujeres fueron admitidas en el Home Guard, pero no para cumplir funciones de combate sino de tipo administrativo.

Finalmente en 1944, cuando la amenaza de una invasión desapareció, la necesidad de la Home Guard llegó a su fin y el 31 de diciembre de 1945 fue desmantelada y sus miembros recibieron un certificado de servicios.


LIBROS

The British Home Guard Pocket-Book: 1942 (Hardcover) por el Brigadier General A.F.U. Green

Amazon
Ver detalles en Amazon US/International

The Home Guard: A Military and Political History (Hardcover) por S. P. MacKenzie

Amazon
Ver detalles en Amazon US/International


Publicado: 4 enero/2010